El presidente de la Airef, José Luis Escrivá
El presidente de la Airef, José Luis Escrivá - ISABEL PERMUY
Coste máximo

La Airef alerta de que la crisis independentista puede restar hasta 2,7 puntos al PIB catalán en 2018

La Autoridad Fiscal avisa de que el efecto negativo será más grave en la comunidad que en el resto de España: en el peor de los escenarios le costaría casi 6.000 millones de euros en menor actividad y estancaría la economía

MADRIDActualizado:

El impacto negativo de la incertidumbre política generada por el desafío independentista se contagia a toda España pero se intensifica especialmente en el caso de Cataluña. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha calculado a cuánto puede ascender el impacto económico solo en la región y la conclusión es que la pérdida de actividad puede provocar que el próximo año se estanque y tenga crecimiento cero. El organismo dirigido por José Luis Escrivá estima que la pérdida de avance del PIB catalán en 2018 oscilará entre 0,7 y 2,7 puntos, según la gravedad y duración del desafío secesionista. Es decir, la factura económica de la incertidumbre política para la comunidad autónoma oscila entre unos 1.500 y casi 6.000 millones menos de actividad. La hipótesis central y más probable es en la que cede 0,7 puntos de crecimiento, señala la institución.

Como es habitual, la Airef dibuja varios escenarios. En el más extremo, Cataluña tendría un crecimiento nulo el próximo año ya que la Airef preveía un 2,7% de repunte. Ante ello, no se excluye la posibilidad de que la región entre en recesión técnica, esto es que acumule dos trimestres de destrucción de PIB. La Airef simplemente detalla que para 2018 espera «un crecimiento real cercano a cero» en la comunidad, si el desafío se enquista.

Efecto del desafío independentista sobre la economía catalana según la Airef
Efecto del desafío independentista sobre la economía catalana según la Airef

De esta forma, la Autoridad Fiscal calcula dos «shocks» sobre la región: uno idiosincrático y el otro común al resto de España. Por ejemplo, en el escenario central en el que el PIB catalán deja de crecer en siete décimas en 2018, en el conjunto de España el efecto negativo sería de tres décimas. Si se da el escenario más pesimista y el PIB catalán se deja 2,7 puntos de crecimiento, en España el efecto negativo sería de 1,2 puntos. En todos los casos, Cataluña añade un impacto mayor al «shock» común en su propio PIB.

La Airef había calculado previamente el efecto sobre el conjunto del PIB español, de entre 0,4 y 1,2 puntos sobre el PIB. Cataluña es la comunidad con mayor PIB de España, al suponer un 19% de la economía, por lo que lo que ocurre en la comunidad se contagia al resto del país a través de una caída del consumo, destrucción de empleo o deterioro de flujos económicos con otras regiones. Sin embargo, el impacto de la incertidumbre independentista sobre la economía es más duro en la comunidad autónoma.

Este menor tirón de la economía también impactará sobre las cuentas públicas de la Generalitat, que engordarán sus números rojos. «Bajo el supuesto central de resolución a corto plazo de la inestabilidad política, el impacto global (shock común más idiosincrático) sobre Cataluña implicaría una pérdida de 0,7 puntos porcentuales en el crecimiento y un impacto sobre los ingresos propios y la evolución de los gastos de una décima de PIB», desgrana la Airef. que ve «factible» que la comunidad cumpla el objetivo del 0,4% del PIB de déficit para el próximo año en este escenario.

Efecto sobre el déficit

En el peor de las hipótesis, el déficit de Cataluña, que se espera que se reduzca al 0,8% este año, crecería en cuatro décimas. Ello también agrandaría el déficit del conjunto de España. Junto al impacto del desafío independentista, se suma que haya o no Presupuestos en 2018 y que Gobierno actualice los recursos del sistema de financiación que preveía hace unos meses para las comunidades autónomas.

El Ejecutivo ha revisado a la baja el crecimiento estimado para el año que viene a causa del órdago independentista, por lo que este empeoramiento se traducirá también en menores recursos para las comunidades que los comunicados en julio. Si no los actualiza, en el escenario central Cataluña cumplirá con el objetivo de déficit, a ojos de la Airef. Si los actualiza con las peores previsiones, ve «improbable» que la región baje a este nivel su déficit. Si no hay cuentas y se prorogan las de 2017, el cumplimiento sería casi imposible: el organismo lo tilda de «muy improbable». En todo caso, si el desafío independentista se encona, los recursos poco importan: Cataluña no cumpliría su objetivo de déficit en todos los escenarios según la Airef.