EFE

Aena sigue tomando altura

Los aeropuertos españoles rompieron su récord de viajeros en 2018 y el gestor espera facturar este curso más de 4.300 millones

MADRIDActualizado:

Aena cerró el año pasado con un beneficio neto de casi 1.300 millones de euros, cifra de récord que va en consonancia con el máximo histórico de viajeros que computó su red de aeropuertos. La compañía, que pertenece en un 51% al Estado -a través de la sociedad pública Enaire-, sigue aumentando su rentabilidad. Y, en el último quinquenio, ha crecido muy por encima de como lo ha hecho la cifra de pasajeros que usan sus instalaciones.

La comparativa entre cuenta de resultados y viajeros es elocuente: en cinco años, de 2013 a 2018, la red de Aena ha visto aumentar el número de pasajeros en apenas un 41%, pero la facturación ha crecido un 42% y los beneficios netos se han disparado un 112%.

Aena ha pasado de facturar 2.932 millones de euros en 2013 a sumar una cifra de negocio de 4.172 millones en 2018 y un beneficio neto de 1.270 millones, según los datos provisionales aportados junto a sus presupuestos de 2019. Durante el presente ejercicio prevé seguir engordando las ganancias: la empresa se ha marcado como objetivo facturar 4.310 millones de euros y anotarse un beneficio neto de 1.312 millones. De confirmarse, le reportará al Estado -a través de Enaire- un rendimiento de unos 670 millones durante el ejercicio que acaba de comenzar.

Los beneficios de Aena se han disparado sin freno durante los últimos años. En 2013 ascendieron a 597 millones; al año siguiente se recortaron hasta los 479 millones de euros; pero, a partir de entonces, han aumentado a un ritmo de vértigo. En 2015 el beneficio neto ascendió hasta los 833 millones; 1.164 millones en 2016; 1.232 millones en 2017... A la vista de las estimaciones de cierre de 2018 y de los presupuestos que ha elaborado para 2019, Aena da por hecho que su actividad seguirá creciendo durante este ejercicio. Y eso que, en solo cinco años, ya ha pasado de facturar 2.932 millones a rozar los 4.200 durante el último ejercicio.

Pasajeros y mercancías

El negocio de Aena está avalado a pie de pista, como lo demuestran las cifras de récord de actividad que ha dejado 2018. Los aeropuertos de esta compañía cerraron el último año con 263,7 millones de pasajeros. La cifra marca un nuevo récord histórico. Supera en un 5,8% a la registrada en 2017.

El grueso correspondió a vuelos internacionales, que representan casi el 70% de todos los viajeros que pasaron por la red de Aena durante el último año, según los datos aportados por la propia compañía. Sin embargo, en 2018, el segmento que más creció fue el de vuelos nacionales, con un aumento de la cifra de pasajeros del 10% interanual.

Con diferencia, la «joya de la corona» de la red de Aena sigue siendo el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Registró un total de 57,89 millones de pasajeros durante el último año, un 8,4% más que en 2017. Por volumen de viajeros, el segundo en la lista es el de Barcelona-El Prat, que en 2018 contabilizó 50,17 millones de pasajeros, un 6,1% más que en el ejercicio precedente. La tercera posición la ocupa Palma de Mallorca, con 29,08 millones de pasajeros (+4%), seguido del aeropuerto de Málaga, que registró 19 millones de pasajeros el año pasado (+2,1% interanual).

Si relevante fue el aumento de viajeros, aún fue porcentualmente más intenso el de mercancías. Así, en 2018 fueron transportadas por la red de aeropuertos de Aena 1.01 millones de toneladas, lo que supone un incremento interanual del 9,9%.

El aeropuerto madrileño vuelve a encabezar el ránking, al concentrar más de la mitad de todo el tráfico de mercancías computado en la red de Aena. El de Barcelona es segundo -con 172.939 toneladas transportadas en 2018-, pero lleva camino de ser desbancado por el de Zaragoza -166.834 toneladas durante el último año-. En volumen de carga, el aeropuerto aragonés está creciendo a un ritmo mucho mayor que el de la Ciudad Condal.

Ryanair y las turbulencias del brexit

Con 40,9 millones de pasajeros, Ryanair volvió a ser en 2018 la indiscutible líder en el transporte de viajeros en los aeropuertos que gestiona AENA. Sin embargo, sus principales rivales en España siguen recortando distancias con la compañía irlandesa. Mientras Ryanair creció un 6,4%, la «medalla de plata» del ranking, Vueling, lo hizo casi el doble, un 12%, hasta los 29,9 millones de pasajeros. El podio de los aeropuertos españoles lo completa Iberia, con 15,8 millones de usuarios y un crecimiento anual del 11,1%. Las turbulencias empresariales paracen acompañar a la compañía de bajo coste irlandesa, que el pasado viernes volvía a rebajar sus previsiones anuales ante la incertidumbre sobre el Brexit. La firma liderada por Michael O’Leary espera ahora cerrar el ejercicio con unas ganancias de entre 1.000 millones y 1.100 millones de euros, excluyendo su filial Lauda, frente a su estimación anterior (1.100 y 1.200 millones). Es ek segundo ‘profit warning’ de la compañía en tres meses, que ya en octubre rebajaba sus perspectivas para el cierre del ejercicio vigente en un 12% en su rango más alto (desde una horquilla de entre 1.250 y 1.350 millones) para el año completo. La mayor compañía de bajo coste de Europa espera que las tarifas caigan este invierno un 7%, frente a su orientación anterior que apuntaba a un descenso del 2%.