Roberto Bautista, en el partido ante Karlovic
Roberto Bautista, en el partido ante Karlovic - DE SAN BERNARDO

Mutua Madrid OpenMadrid se queda sin Bautista, Carreño, Ramos y Robredo

Mañana poco afortunada para los tenistas españoles en la que solo Nicolás Almagro superó su partido, pero a costa de otro español, Tommy Robredo

Actualizado:

A la espera del estreno de Rafa Nadal, la Caja Mágica va despidiéndose de los tenistas españoles, que han tenid una mala mañana de martes al caer Roberto Bautista, Pablo Carreño, Tommy Robredo y Albert Ramos.

Jugar contra Ivo Karlovic siempre tiene el mismo guion: el partido, salvo escasas excepciones, se irá al tie break en cada uno de los sets. La capacidad de saque del gigantón de 211 centímetros lo hace práticamente inabordable en su turno de servicio. El último en sufrir su tremendo potencial fue Roberto Bautista, acribillado con 35 saques directos y que sucumbió después de tres horas en el Estadio Manolo Santana del Mutua Madrid Open por 7-6 (4), 6-7 (9) y 7-6 (7)..

«Contra Karlovic es una moneda al aire», resumía Bautista, después de un partido agotador en el que levantó hasta siete bolas de partido. También se ganó las suyas, habilidoso el español en forzar los pequeños resquicios por los que atacar al croata. Forzó la oportunidad de break en siete juegos y tuvo hasta cuatro ocasiones para ganar el encuentro. Pero fue imposible detener el empuje de Karlovic, con 35 saques directos. «Es una pena, porque me gusta mucho jugar en Madrid», se resignó el de Castellón.

No fue la única decepción de la jornada para los españoles. A pesar de notar que ha crecido en calidad y en aplomo sobre la pista, Pablo Carreño no tuvo el día con Benoit Paire. Al asturiano no se le vio suelto durante el encuentro, todavía molesto con un problema en la ingle, y se despide de la Caja Mágica tras caer por 6-3 y 6-4 en 75 minutos.

Casi el mismo tiempo estuvo en pista Albert Ramos, que no encontró su mejor versión, la que lo llevó a la final en Montecarlo, y sucumbió ante el argentino Diego Schartzman por 6-1 y 6-3.

La única alegría española, aunque fue a medias, la protagonizó Nicolás Almagro. Aunque fue en el duelo fratricida contra Tommy Robredo. El partido, intenso y con cierta dosis de polémica, se alargó hasta los tres sets (6-3, 3-6 y 6-1). «Un partido con muchos altibajos. En el primer set he estado agresivo, con pocos errores, pero en el segundo me han entrado als dudas y no he cosneguido jugar sólido. En el tercer he recuperado la concentración y la agresividad. Muy contento por la victoria», analizó Almagro tras el encuentro. Ahora se enfrentará a Novak Djokovic, del que espera que le queden dudas del cambio de equipo que ha decidido en estos días previos al torneo.