Garbiñe Muguruza
Garbiñe Muguruza - EFE

US OpenMuguruza no se encuentra

En una fase gris de su carrera, la española cae en segunda ronda del US Open contra Muchova, 202 del mundo

Actualizado:

Nunca había perdido contra una tenista con un ranking tan alejado de su nivel. Un tropiezo doloroso para Garbiñe Muguruza, que se despidió del US Open en segunda ronda (3-6, 6-4 y 6-4). Muguruza todavía no está ahí.

Después de ganar en Roland Garros en 2016 y en Wimbledon en 2017, la española buscaba este curso una nueva redención, un hueco en los grandes para reivindicarse por tercer año consecutivo, pero los tempraneros resbalones en Australia (segunda ronda), Wimbledon (segunda ronda) y US Open han dado al traste con sus aspiraciones. Solo en París consiguió alcanzar la antesala de la final, un impulso que no le sirvió para Londres y tampoco para Nueva York.

Ha bajado al puesto doce de la WTA y, si bien llegaba con pocas expectativas por la lesión en el brazo, observa con pesar que no encuentra su mejor versión. «Mi juego no le afectó, estaba jugando muy bien y mi nivel aún no está ahí. Disputamos buenos puntos y se creció y jugó aún mejor. Al principio empezó fallando muchas bolas, yo jugué muy bien y seguramente le ayudé a que jugase bien, y luego tuvo un nivel muy alto y estuvo fallando muchísimo menos».

«Nunca había tenido un verano con tan pocos partidos por eso no he tenido la misma sensación que en el pasado, donde me sentía mejor», confesó. No obstante, quiere mirar hacia delante y otea la gira asiática con cierta esperanza. Para acumular partidos y confianza.

«Siempre me lo pongo como objetivo, se cumpla o no, pero siempre lo tengo en mente», comentó refiriéndose a la Copa de Maestras, torneo que reúne a final de año a las ocho mejores tenistas del curso. Aunque ha pensado menos en ello que otros años por los pocos torneos que ha disputado. Lo importante es volver a jugar pronto, volver a ser ella.