Barcelona-Real MadridEl Madrid quiere hacer un pasillo hacia el triunfo

Zidane está invicto en el Camp Nou y el reto de los blancos es vencer al Barcelona y acabar con su récord sin perder en la Liga

MADRID/BARCELONAActualizado:

Zidane se encuentra invicto como entrenador del Real Madrid en sus visitas al Barcelona. Dos victorias y un empate definen su balance en el Camp Nou. Y hoy quiere hacer un pasillo de fútbol para mantener esa racha. Sus hombres piden más. Desean vencer y destrozar el récord de partidos sin perder del conjunto azulgrana en esa Liga.

Los pupilos del francés quieren vencer y romper la fiesta azulgrana tras el doblete. El once madridista pueden formarlo: Keylor; Lucas, Nacho, Ramos, Marcelo; Kovacic, Casemiro, Kroos, Asensio; Cristiano y Bale o Benzema.

El Real Madrid finalista de la Copa de Europa llega a la ciudad Condal con el reto de romper el ambiente festivo del Barcelona y reivindicarse. Zidane es claro: «Vamos allí para ganar y solo reservaré a los jugadores que no estén al cien por cien». El equipo blanco rendirá honores a Iniesta. El francés expuso las razones por las qué que su equipo no hará pasillo: «El Barcelona no lo hizo con nosotros tras ganar el Mundial de Clubes y es mentira que no participara en ese torneo. El club que juega el Mundial de Clubes es el campeón de la Champions y en ella competimos todos. Pero respeto lo que hagan y si no lo hicieron, pues ya está. Por eso tampoco lo hacemos nosotros».

Barcelona y Real Madrid se miden esta noche sin un gran aliciente deportivo, más allá que el que persigue el equipo azulgrana de distanciar a los blancos a 18 puntos y mantener el objetivo de acabar la Liga invicto. El doblete conquistado a falta de cuatro jornadas resta emoción y convierte el clásico en un homenaje de la grada hacia los jugadores culés. Lo que no perderá el clásico es la intensidad política habitual e incrementada esta temporada por la situación que vive Cataluña. Varias organizaciones independentistas están promoviendo la iniciativa de teñir las gradas de amarillo, tal y como intentaron en la final de Copa, aunque en aquella ocasión las fuerzas de seguridad abortaron la idea.

El partido ante el Madrid será una nueva oportunidad para Messi en su lucha por conseguir su quinta Bota de Oro. De momento, aventaja en un gol a Salah, que hoy juega ante el Chelsea en el penúltimo partido del Liverpool en la Premier. Messi tendrá tres encuentros más (Villarreal, Levante y Real Sociedad) para decantar un trofeo en el que está empatado en galardones con Cristiano Ronaldo.