Real Madrid

Isco y Marcelo, carne de banquillo

El malagueño disfrutó de quince minutos y mantuvo el balón en poder del Real Madrid tras el 1-0 de Casemiro

Actualizado:

La situación de emergencia del Real Madrid, con una epidemia de lesiones, ha significado que Solari siente a los veteranos fuera de forma y apueste por los futbolistas jóvenes que aportan la energía que le falta a su equipo y la operación da resultado paulatinamente. Sabe lo que hace el argentino.

«¿Isco? Jugó bien, estuvieron magníficos los que comenzaron al principio y los que entraron después», manifestó Solari

Marcelo e Isco fueron suplentes ante el Sevilla. El malagueño solo disfrutó de un cuarto de hora de fútbol. Ambos calentaron también el banquillo en el Villamarín. Pero las realidades del brasileño y del español son diametralmente distintas. El entrenador subraya que Marcelo ha sufrido seis dolencias musculares, es «un talento ofensivo inigualable» y debe recuperarle con partidos que ahora le concede en la Copa. El caso Isco es opuesto. El argentino también le otorgó el protagonismo en la Copa y el malagueño jugó sin brío. Se ha rendido psicológicamente. En Leganés demostró una carencia de ilusión que el técnico atajó con su sustitución a los 67 minutos. Ni en la Copa disputa noventa minutos el andaluz. Ayer, el gol de Casemiro, marcado nada más entrar Isco al césped, permitió al andaluz tocar y mantener la posesión de la pelota, que es su virtud. «¿Isco?, todos estuvieron muy bien, los que saliaeron al princ pio y los que entraron después», argumentó el responsable del Real Madrid después del encuentro.

Marcelo e Isco abordan su balance de situación con posiciones opuestas. El lateral celebró a lo grande la victoria ante el Betis, con el golazo de Ceballos. Sabe que tiene que mejorar y trabaja en ello. El centrocampista no ofrece imágenes para el optimismo. Ayer, con el triunfo, le sacó alguna sonrisa. Los dos tienen que hablar para aunar esfuerzos.

El equipo integra a Isco

Marcelo ha jugado once de las veinte jornadas de la Liga, en las que anotó dos goles. Estuvo ausente en algunos encuentros por lesión. Únicamente ha sido reserva en estos dos duelos ante los clubes sevillanos. Isco solo ha vivido 612 minutos ligueros, repartidos en catorce jornadas. Reguilón y Ceballos o Valverde, que se reparten esfuerzos, les han quitado la plaza en el once. Solari quitó a Lucas, el delantero menos brillante, cuando decidió integrar a Isco en el encuentro. Le dio consejos con la boca tapada para que enlazara fútbol con Modric. Había que tener el balón en su poder. Lo hizo.

Modric le dejó lanzar un golpe franco. Los compañeros quieren que cambie el estado de las cosas. Francisco Alarcón intentó dos pases al hueco que salieron fallidos. Fue el cuarto centrocampista que echaba de menos el esquema madridista. Dominante con una mezcla de veteranos y jóvenes, Modric rubricó la mejoría del conjunto local. Fue su mejor partido de la temporada. Isco debe verse en el espejo del croata.