Samuel Umtiti junto a Dembélé y Todibo en la grada del Camp Nou durabte el último clásico
Samuel Umtiti junto a Dembélé y Todibo en la grada del Camp Nou durabte el último clásico - AFP
Fútbol

Umtiti se apunta a la Champions

El francés, que solo ha jugado un partido en los últimos cinco meses, podría reaparecer ante el Valladolid pensando en el Lyon

BarcelonaActualizado:

Samuel Umtiti empieza a ver la luz al final del túnel y su objetivo ahora mismo, más allá de regresar a los terrenos de juego, es poder jugar la próxima semana ante el Olympique de Lyon en la ida de los octavos de final de la Champions League. El francés se ejercitó este pasado miércoles con aparente normalidad junto a sus compañeros y por ves primera acabó el entrenamiento. Si se cumplen las previsiones podría entrar en la convocatoria de este fin de semana, en el que el Barcelona recibe al Valladolid (sábado, 20:45 horas). Jugar unos minutos para probarse sería básico si quiere tener opciones de jugar ante su exequipo en la máxima competición continental. Hay que tener en cuenta que esta temporada se la ha pasado en la enfermería y solo ha disputado un encuentro en los últimos cinco meses después de que su rodilla le impidiera vestirse de corto. Durante todo este tiempo, el galo ha tratado de evitar el quirófano y se ha sometido a un tratamiento conservador que sigue siendo una incógnita.

Umtiti, un fijo en las alienaciones de Valverde, tuvo que parar a finales de septiembre por unas molestias en el cartílago de la articulación. Solo había disputado siete encuentros, uno de ellos de Champions. El periodo de recuperación se alargó hasta el 11 de noviembre, fecha en la que pudo sentarse en el banquillo durante el partido ante el Betis, aunque no jugó. Se había perdido nueve partidos (cinco de Liga, tres de Champions y uno de Copa). Finalmente pudo jugar en el Wanda Metropolitano ante el Atlético (24 de noviembre), completando los noventa minutos. Pero se resintió y desde entonces desapareció de las convocatorias. 18 encuentros más de baja (diez de Liga, dos de Champions y seis de Copa). Durante este periodo de tiempo, el central descartó pasar por el quirófano, como le recomendaron los médicos. Su mal recuerdo de una intervención que sufrió cuando tenía 17 años le mantenía reacio. En cambio, optó por marcharse a Doha en diciembre, al centro médico Aspetar (es una clínica que goza de la confianza de la selección francesa), donde siguió unas pautas de recuperación conservadora, siempre supervisado por el Barcelona. En Navidades regresó con mejores sensaciones pero sin una fecha para reaparecer.

A mediados de enero, Umtiti regresó a los entrenamientos, donde se evaluó constantemente la evolución de su rodilla. Finalmente, ha podido completar una sesión y sus sensaciones son buenas. Tanto que le gustaría estar este próximo martes en Lyon. No obstante, habrá que ver si Valverde decide darle protagonismo ante su exequipo, decisión que parecería un tanto arriesgado teniendo en cuenta, además, el buen rendimiento que está ofreciendo la dupla Piqué-Lenglet. De hecho, ambos son prácticamente intocables. El catalán es el único jugador de campo de la Liga Santander que a estas alturas de temporada ha disputado todos los minutos de la competición. Y Lenglet también se ha consolidado en el equipo hasta el punto que no ha necesitado que Murillo, nuevo fichaje en el mercado de invierno, le oxigenara con descansos. Por si fuera poco, aparece también ahora Todibo (no está inscrito en la Champions), fichaje de futuro que podría tener sus primeros minutos ante el Valladolid. Y eso sin olvidar a Vermaelen, que también está recuperado. En total, seis centrales para un entrenador reacio a las rotaciones y que hace unas semanas solo tenía a tres especialistas para el eje de la zaga.