Atletismo | Europeo de crossLa épica celebración del campeón sub 23 acaba en un espantoso ridículo

Actualizado:

El francés Jimmy Gressier se convirtió este domingo en el primer doble campeón de Europa sub 23 de la historia tras imponerse en una durísima carrera en el circuito embarrado del Safaripark Beekse, en Tilburg (Holanda).

Gressier puso un fuerte ritmo ya desde el segundo kilómetro, y sólo el campeón alemán absoluto, Samuel Fitwi, un refugiado de origen eritreo, se atrevió a seguirlo. El francés castigó durante media carrera al germano, que se mantuvo siete metros por detrás pero acabó cediendo. Gressier ganó con un tiempo de 23:37, seguido, a 8 segundos, de Fitwi. El español Tariku Novales llegó sexto, a 28 segundos del ganador.

Gressier, eufórico, preparó una celebración épica para su llegada a meta. Agarró dos banderas de Francia y justo antes de traspasar la cinta con el pecho se lanzó al suelo de rodillas. Así pretendía ganar, pero el barro le jugó una mala pasada. Las rodillas se qeudaron enterradas en el suelo y su cuerpo no se deslizó, lo que provocó que finalmente rompiera la cinta con la cara, y no con el pecho.