Toros de Victorino en la finca cacereña «Las Tiesas de Santa María»
Toros de Victorino en la finca cacereña «Las Tiesas de Santa María» - V. Merino

El mundo del toro alza la voz contra el ataque de la ministra Ribera

Toreros, empresarios, ganaderos y aficionados critican las palabras de la titular de Transición Ecológica

MadridActualizado:

«Frenar la contaminación del aire salvaría la vida de un millón de vidas en el mundo en 2050, según el informe que la Organización Mundial de la Salud», reza el último tuit del Ministerio de Transición Ecológica. «Frenar las estupides de los políticos nos salvaría de muchas contaminaciones», replica un aficionado.

Anda el sector del toro y de la caza harto de tanto ataque y acoso. Lógica su indignación. La ministra del tal invento de la Transición Ecológica se despachó a gusto ayer en una entrevista en Onda Cero. Tras ser preguntada si prohibiría los toros y la caza, respondió: «Me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza». Y siguió: «Desde el punto de vista personal tengo clara cuál es mi opción, y mi opción es disfrutar de los animales vivos y siempre me ha resultado muy llamativo de que haya gente que disfrute de ver morir o ver sufrir animales. La verdad es que no lo entiendo».

La gente tampoco entiende que la responsable de una cartera se proclame a favor de abolir una Fiesta totalmente legal en nuestro país y declarada patrimonio cultural, tal y como reconoció el propio ministro de Cultura, José Guirao, que pese a no ser taurino aseguró en una entrevista con ABC «respetar las tradiciones arraigadas, y la tauromaquia lo es».

Respecto a la parte puramente ecológica, como recordó el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Carlos Núñez, en un artículo en ABC, «el toro de lidia es el perfecto guardián de la dehesa ibérica, pues su crianza se extiende por más de 500.000 hectáreas entre España y Portugal, y contribuye de forma extraordinaria a su conservación». Además, la dehesa está considerada por la Unión Europea como espacio de Alto Valor Natural (AVN), «porque estamos ante una reserva natural de biodiversidad donde coexisten muchas especies animales y vegetales».

El presidente de la Fundación del Toro de Lidia, Victorino Martín, mostró su hartazgo tras las declaraciones de Ribera: «Estamos hartos de ocurrencias personales; los dirigentes están para servir a los que representan, al pueblo, y no para servirse ellos de sus cargos. Se olvidan demasiado del mundo rural». Por este motivo, al ganadero de la A coronada no le sorprende la irrupción de Vox en Andalucía: «No me sorprende, porque se estaba demandando que alguien se comprometiera con el mundo rural, además de que el descontento general de la gente provoca estos cambios. Como hombre público, nunca me he declinado por un partido ni lo haré, pero lo que me extraña es que demonicen a Vox, cuando hay corrientes más extremas y nadie ha dicho nada estos años».

Desde la ganadería de José Vázquez han reaccionado así ante el comentario de Ribera: «Usted es libre de opinar lo que quiera, pero como ministra debe de informarse bien antes de opinar. Y si opina así es que no se ha informado del valor ecológico, genético y social que atesora la tauromaquia. Por tanto, su opinión es demagogia». El ganadero Álvaro Núñez del Cuvillo va más allá y pide a Ribera que dimita: «Otra ecologista de ciudad que piensa que los animales sueltos se dan besitos y esas cosas... Por favor, presente usted la dimisión después de faltar el respeto desde su cargo de ministra de España a la caza y la tauromaquia, que el Estado tiene obligación por ley de promover y proteger».

El ganadero Luis Algarra escribió: «Estimada @Teresaribera también nos apasionan los animales vivos. Por eso los criamos. Cada toro que se lidia mantiene en el campo al menos a otros cinco ejemplares. Y la muerte digna de los animales según su natutaleza. Y también nos encanta el mundo rural, cinegético, etc». Y agregó: «Comprendemos y respetamos sus gustos personales, pero nos preocupa teniendo el cargo que tiene, que quiera prohibir LA TAUROMAQUIA Y LA CAZA, es una posición política que afecta a un mundo ancestral y sobre el que justamente reposa la ecología de este país». A este último tuit, ha contestado la propia Teresa Ribera así: «Agradezco vuestro mensaje. Respetuoso, como intentó ser el mío cdo me preguntó @JuanraLucas por 3ra vez. Prohibir o no, le toca al #Parlamento. Opiniones personales son respetables. La mía es frecuente entre mtros de #MedioAmbiente. Y soy una apasionada del campo y la dehesa».

Antes fueron muchos los que respondieron a este otro tuit de la ministra tras observar su metedura de pata: «Me llama la atención la reacciones de quienes alzan la voz protestando porque, subrayando que es mi opinión personal, manifieste mi preferencia por los animales vivos y la dificultad de encontrar satisfacción en ver sufrir a los animales». El torero Raúl Gracia «El Tato» comentó: «Como una parte de lo que usted cobra sale de los impuestos que yo pago, siento que usted es una subordinada tanto mía como de millones de españoles a los que tiene que respetar. Así que dedíquese a trabajar por nuestro bienestar y deje las opiniones para las charlas con los amigos».

También los empresarios critican las palabras de la ministra socialista. Así, la casa Chopera ha expresado: «¿Se ha enterado usted de que es ministra de todos los españoles? ¿Sabe usted que cerca de cinco millones de españoles presencian al año un festejo taurino? ¿Tiene usted datos sobre el impacto positivo que tiene la tauromaquia a nivel ecológico? No... usted tiene su opinión».

La afición ha sido la más activa en Twitter y alzó la voz al unísono. Alfonso Ibarra, uno de los aficionados que más festejos ve a lo largo de la temporada, replicó: «Qué bonito sentar cátedra desde un despacho y con buen sueldo, usted no sabe lo que es cultivar la tierra y que los jabalíes se coman tu trabajo, usted no sabe lo que es vivir de unas vacas y que una administración anquilosada te las mate porque los cérvidos le han transmitido tuberculosis. Ni el impacto económico de la Fiesta de los toros para muchas localidades, como el que se presentó ayer de Olivenza en Las Ventas (más de cinco millones de euros)».

También desde la oposición no han faltado las reacciones. José Antonio Monago, presidente del PP en Extremadura, una de las tierras con más actividad taurina, ha declarado: «Ya hemos conocido la última ocurrencia del Gobierno del señor Sánchez, en este caso de la ministra de Transición Ecológica, que dice que no le gustan ni la caza ni los toros. Pues mire qué bien, a mí no me gusta usted y la respeto. Por eso le pido respeto para la caza y los toros. En mi tierra y en el resto de España. En mi tierra porque la caza supone 400 millones de euros de actividad económica. Y el toro mantiene la dehesa, ese ecosistema envidiado dentro y fuera de las fronteras españolas. Estamos hablando del bienestar de muchas personas, de las cosas de comer, de lo que viven y gracias a los que se mantiene muchos de nuestros pueblos». Y abrochó: «En definitiva, si a usted le preocupa el sufrimiento de los animales, a mí me preocupa el sufrimiento de mis paisanos. Así que respete, algo muy sencillo de aprender».