Ponce, López Simón y Roca Rey salen a hombros
Ponce, López Simón y Roca Rey salen a hombros - Vigueras

Maestro y discípulos, a hombros en Alicante

Ponce, López Simón y Roca Rey triunfan con una noble corrida de Daniel Ruiz

ANDRÉS AMORÓS
ALICANTEActualizado:

El cartel de esta tarde está bien pensado, al juntar a una gran figura con dos jóvenes que están triunfando (la unión que, esta temporada, atrae a muchos públicos). Llega Ponce de Istres, de cuajar una tarde en plenitud, indultando un toro y cortando un rabo. (Lo del esmoquin es sólo una anécdota secundaria). Ha matado ya 4.670 toros, está a punto de superar a Lagartijo –hasta ahora, el más longevo–, con una importante diferencia: el cordobés vivió una etapa de decadencia, al final. El valenciano, en cambio, está toreando mejor que nunca: un caso único.

El primero, «Fígaro», canta entonado pero a media voz, flaquea y queda corto. Ponce lo conduce a media altura. Parece que la faena también va a quedar a medias, por el toro, pero Enrique, con la infalible receta del temple, logra alargar las embestidas y sacarle todo lo que lleva dentro, en una faena de «domador» elegante, que remata con estocada: oreja.

Se luce a la verónica en el cuarto, que repite pero no se entrega. Brinda al tenista Ferrero. Lo ahorma con magistrales ayudados por bajo. Aunque el toro se distrae, lo lleva prendido, en series de naturales, un monumental cambio de mano y las poncinas finales. El pinchazo antes de una buena estocada deja el premio en una oreja.

López Simón sigue triunfando, por su valor impávido. Debe intentar torear con más suavidad y gusto. Recibe con aplaudidas verónicas al segundo, que se mueve mucho y bien. (Roca Rey, como siempre, no perdona su vistoso quite). La quietud de López Simón, en contraste con la gran movilidad del toro, que repite incansable, producen un espectáculo vibrante. Cita a recibir, en el centro, pero la estocada queda contraria y baja, con derrame: a pesar de eso, le dan dos orejas y justa vuelta al ruedo a «Limonero», un gran toro. En el quinto, otro «Fígaro», que embiste con celo, saludan Vicente Osuna y Arruga. La faena es desigual pero llega al público, por su aguante. Mata a la segunda: benévola oreja. Se ha llevado el mejor lote de una buena corrida.

El peruano Roca Rey ha arrasado, esta temporada. Me comentaba un profesional: «Le pega pases hasta a ...» Una frase tradicional para expresar su disposición y su capacidad. Recibe con larga de rodillas al tercero, que flaquea. Quita con el capote a la espalda. Aunque el toro queda corto, impone su dominio, asusta al público con su encimismo y sorprende con las luquinas, sin espada. Buena estocada: oreja. El último, un bonito colorado de La Palmosilla, protesta y cabecea, con peligro. Después de los pases cambiados, en el centro del ruedo, y la arrucina, Roca Rey se mete en su terreno, tragando muchísimo, muestra su gran facilidad y un valor que asusta hasta a los profesionales. La estocada pone en sus manos las dos orejas y salir también en volandas, como sus compañeros.

Con nobles toros de Daniel Ruiz, se han cortado ocho orejas: un maestro sale a hombros, acompañado por dos jóvenes diestros. La Feria de Hogueras sigue feliz. Por ahora, la calidad de Ponce no tiene rival.

Postdata. Este jueves, el referéndum inglés nos muestra los peligros del populismo y cómo a los pueblos, igual que a los individuos, a veces, les tienta el suicidio. (Una lección también válida para nosotros, evidentemente). En un día de tanto riesgo para Europa, pienso yo en lo importante que es, para la Fiesta, el ejemplo de un diestro como Enrique Ponce: que, mientras esté toreando así, siga ganando el «Poncein», frente al «Poncexit».

ABC.ES
ALICANTEActualizado:
Actualizar

Puerta grande

Los tres toreros se marchan a hombros por la puerta grande en la triunfal tarde.

Sexto toro

Va a salir el último de la tarde, con el hierro de La Palmosilla. Se llama Cuentista, número 41, de 518 kilos. Roca Rey, en busca de la puerta grande, prologa con el pase cambiado por la espalda y una arrucina. Desde primera hora calienta al público el peruano. El toro, más difícil, lanza alguna miradita en su corto recorrido. Muy seguro Roca, que ha pechado con el lote más deslucido. En las cercanías, se lo pasa por delante y por detrás. Cierra por ajustadas manoletinas. Entierra un estoconazo, pelín delantero. Dos orejas.

Quinto toro

Sale el quinto, Fígaro, número 67, de 463 kilos. Bien la cuadrilla en banderillas. López Simón brinda al público en otra faena de máxima entrega, que remata de pinchazo y espadazo. Oreja.

Cuarto toro

Ya está en el ruedo el cuarto de la tarde, Puñalero, número 92, de 460 kilos. Abierto de pitones y feote de cara. Brinda a Juan Carlos Ferrero: «Va por ti monstruo». Enrique Ponce se dobla con el toro con torería. Sobresalen naturales largos y despaciosos, aprovechando el potable pitón zurdo, pero no es fácil que el público se meta en harina, pues siguen con la merendola... Se adorna con molinetes y las poncinas, que caldena al respetable. Alarga la faena y suena un aviso antes de entrar a matar. Pinchazo y estocada. Oreja.

Merienda

Hora de la merienda. Los tendidos degustan manjares de la tierra durante quince minutos.

Tercer toro

Sale el tercero, Nigeriano, número 25, de 462 kilos. Arrea en el quite y brinda al público Roca Rey, con la quietud como bandera. Firmeza de principio a fin, muy asentado. En un palmo de terreno llega mucho al público. Unas luquinas finales desatan un clamor. Por encima de un toro vulgarote, al que mata de espadazo. Oreja con petición de la segunda.

Segundo toro

Ya está en la arena el segundo, Limonero, número 48, de 460 kilos. Ovacionado López Simón en el capote y Roca en el firme quite. Y tremendamente firme comienza el madrileño su faena, que brinda a la familia Manzanares. Fenomenal la primera serie diestra. Transmite el toro -que se quedó prácticamente sin picar- y Simón liga emocionantes series, con un par de pases de pecho de mucha hondura. Y en homenaje a José María Manzanares mata al toro de estocada recibiendo, que queda contraria. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro Limonero, muy bueno en la muleta.

Ambiente

Entre las caras conocidas se encuentra Cayetano Martínez Irujo, que ha llegado a la plaza en la furgoneta de Enrique Ponce: «Es un gran maestro y una excepcional persona. Es impresionante su maestría, su sencillez, su humildad y la grandeza que da. Lo que más me gusta es el dominigo que tiene», declaró a los micrófonos de Canal Plus. También destacó el cariño de la gente, que le pidió un sinfín de autógrafos a la entrada a la plaza. «Ha sido impresionante, la mayoría recordando a mi madre».

Primer toro

Sale el primer toro, Fígaro, número 26, de 464 kilos. El danielruiz mete la cara en el capote de Enrique Ponce, aunque anda justo de fuerzas. Brinda al público y aplica estética y temple desde el minuto uno. El maestro, a media altura, hace la faena perfecta que necesita el este Fígaro y saca lo mejor de él, con muletazos muy despaciosos. Mata de una estocada. Oreja.

Paseíllo

Con lleno aparente en los tendidos, hacen el paseíllo Enrique Ponce, de grana y oro; Alberto López Simón, de grosella y oro, y Andrés Roca Rey, de canela y oro.

Estreno

La feria de San Juan arrancó ayer con una triunfal tarde, en la que salieron a hombros El Fandi y Cayetano, con una noble corrida de García Jiménez, con un toro premiado con la vuelta al ruedo. [Así contamos el interesante festejo]

Sorteo

Esta mañana se sortearon los toros de Daniel Ruiz, cuya corrida ha sido remendada con un ejemplar de La Palmosilla, que se lidiará en último lugar.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la segunda corrida de la Feria de Hogueras de Alicante. Cartelazo, con el maestro Enrique Ponce -pletórico tras su apoteósica tarde como único espada en Istres, en la que se vistió de esmoquin-, acompañado de los dos grandes jóvenes revelación, Alberto López Simón y Andrés Roca Rey.

ABC.ES
ALICANTEActualizado:

Un toro de La Palmosilla, que se lidiará en sexto lugar, remienda el cojunto de Daniel Ruiz. Han sido enchiquerados esta mañana para la segunda corrida de la Feria de Hogueras, donde se anuncian Enrique Ponce, López Simón y Roca Rey.

Este es el orden de lidia:

1. Fígaro, número 26, de 464 kilos.

2. Limonero, número 48, de 460 kilos.

3. Nigeriano, número 25, de 462 kilos.

4. Puñalero, número 92, de 460 kilos.

5. Fígaro, número 67, de 463 kilos.

6. Cuentista, número 41, de 518 kilos.

Los sobreros son de La Palmosilla (Cochero y Motorista).