Juan José Padilla, entre el «illa, illa» y el «no te vayas»

Sale a hombros en su despedida de Huesca en compañía de Abellán y El Fandi

HuescaActualizado:

La tarde fue de y para Padilla, como todas las tardes de esta postrera vuelta a España. En Huesca, sin duda, llegaron los recuerdos, buenos y malos, que de todo ha habido. Aquí en una lejana feria de hace casi veinte años vivió durísimos momentos. Un toro de Teófilo Segura le pegó un palizón, que lo destrozó por dentro. Acertaron los doctores al no dejarlo abandonar el hospital, pues aquella misma noche tuvo que ser operado de extrema urgencia.

Tardes de sangre y de gloria, y la de ayer fue de reconocimiento y cariño de una afición encabezada por los entusiastas peñistas que cada tarde abarrotan los tendidos de sol.

Cuando sonaron clarines y timbales y el jerezano apareció en el ruedo, se produjo el disloque. Banderas de España y piratas al viento. Y a partir de ahí Padilla se entregó de principio a fin. Capote, banderillas y muleta. Todo su repertorio ante un buen ejemplar de Salvador Domecq. Feliz el torero, y casi más aún los oscenses. Dos orejas que le aseguraban la puerta grande, pero que no le parecieron suficientes. Por eso salió encorajinado ante el cuarto, que no colaboró tanto y resultó parado y reservón. Con todo, las largas de rodillas, los pares de banderillas, la entrega con la muleta, y el espadazo final, y una vuelta al ruedo que no acababa nunca. «Me voy» vino a decir Padilla, y los tendidos entre el «illa, illa maravilla» y el «Padilla, quédate». El héroe dijo adiós en volandas, como en sus mejores tardes.

El resto de la tarde fue todo a remolque del torero de Jerez. Tanto que Abellán le cortó dos sorprendentes orejas al bendito segundo tras una faena un tanto desigual. Otras dos logró El Fandi tras una faena de raza al sexto. Todos a hombros.

HuescaActualizado:Actualizar

Sexto toroEl Fandi forma un alboroto con capote y banderillas al último de la tarde. El granadino se entrega al máximo en la muleta. Estocada. Dos orejas.

Quinto toroDevuelto, sale un sobrero de la misma ganadería. Bueno también. Abellán se lleva el lote. Está un punto acelerado entre el beneplácito del público. Tres pinchazos y descabello (silencio).

Cuarto toroYa está en el ruedo el toro de la despedida de Huesca de Juan José Padilla. Se llama Turista, herrado con el número 5 y pesa 469 kilos. Este toro es reservón, pero Padilla lo da todo. No quería dejar la tarde a medias. Estocada. Oreja.

Tercer toroBueno el tercero también, al que El Fandi hizo una faena demasiado reincidente, desplante incluidos. Dos pinchazos y dos descabellos. Silencio.

Segundo toroBuen toro el terciado segundo, que emebestía pronto y con celo por los dos pitones. Abellán, que brindó faena a Padilla, dio muchos muletazos sin romper. Los efectismos levantaron el tono. Estocada trasera y desprendida. Dos sorprendentes orejas.

Primer toroSonajero, número 19, de 453 kilos, negro bragado y meano. Padilla quiso ofrecer todo su repertorio con el capote, banderillas y muleta ante un toro de Salvador Domecq de buen son. Muy arropado por el público, mató de una estocada en los medios de la que el toro tardó en caer. Suena un aviso. Dos orejas cariñosas que le aseguran la apoteosis de la puerta grande.

Padilla, con la placa que le entregaron las peñas, saluda una ovación
Padilla, con la placa que le entregaron las peñas, saluda una ovación

«Illa, illa»Locura en los tendidos, con cánticos de «illa, illa, Padilla quédate». Muchas banderas piratas en las peñas oscenses, que homenajean al Ciclón. Visiblemente emocionado, saluda una ovación.

Paseíllo en Huesca
Paseíllo en Huesca

PaseílloCon casi lleno, hacen el paseíllo Padilla, de celeste y oro; El Fandi, de grana y oro, y Abellán, de verde y oro.

SorteoEsta mañana se sortearon los toros de Salvador Domecq. Turista es el toro de la despedida en el coso oscense de Padilla. Los sobreros son del hierro titular

Cartel¡Buenas tardes! Bienvenidos a la cuarta corrida de la Feria de la Albahaca. Juan José Padilla se despide hoy de huesca en un cartel que completan Miguel Abellán y El Fandi.