Francisco Rivera, «Paquirri»
Francisco Rivera, «Paquirri» - GTRES
cornada a paquirri

El médico que atendió a Fran Rivera: «Será Dios quien lo cure»

«Él, como su padre, se ha comportado como un valiente y muy sereno», señaló en un mensaje el doctor Enrique Crespo

ABC.ES
Actualizado:

Francisco Rivera Ordóñez «Paquirri» salió anoche del quirófano de la plaza de Toros de Huesca después de ser operado durante dos horas y media. El diestro sufrió en la corrida de ayer la cornada de un toro, su segundo de la tarde, que le provocó una herida de 25 centímetros en el abdomen. Le produjo importantes daños en la cavidad abdominal, contundiendo la arteria iliaca, disecando también la aorta y afectando desde el colon a varios músculos de la zona peritoneal.

El pronóstico era muy grave por la cantidad de destrozos que produjo, aunque su vida tras la operación ya no corría peligro. «No ha habido perforación ni de intestino ni de estómago. Por suerte», dijeron los servicios médicos tras la intervención.

La angustia tras la cogida del torero fue tremenda ayer en la Plaza de toros de Huesca. El doctor Enrique Crespo, la persona encargada de atender a Francisco Rivera en el quirófano del ruedo escribió un mensaje en su perfil de Facebook al terminar su jornada. Decía lo siguiente: «En el hotel ya. Agradecemos vuestras palabras, pero os digo que nosotros sólo le hemos cuidado y será Dios quién le cure. Lo mejor ahora es la cautela, observación y todas nuestras oraciones por el torero. Él, como su padre, se ha comportado como un valiente y muy sereno. Sea para él toda mi admiración y, desde luego, el mayor de mis respetos».

Francisco Rivera Ordóñez ha pasado la noche en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Jorge de Huesca y permanece «estable dentro de la gravedad», según han asegurado a ABC.es fuentes hospitalarias. El diestro está a la espera de la realización de nuevas pruebas, y está previsto que mañana sea transladado a la Clínica Quirón de Zaragoza, algo que dependerá de su evolución.