Rueda de prensa de la ópera «Il Trovatore», en el Teatro de la Maestranza
Rueda de prensa de la ópera «Il Trovatore», en el Teatro de la Maestranza - Vanessa Gómez

«Il Trovatore», una ópera basada en la obra teatral de un chiclanero, se estrena en el Maestranza

La producción de la Ópera de Trieste, está dirigida por Pedro Halffter e interpretada en sus principales roles por Angela Meade y Piero Pettri.

SevillaActualizado:

«Il Trovatore» de Verdi es una de las óperas de la famosa trilogía de «hierro» compuesta por ésta ópera «Rigoletto« y «La Traviata» que Giuseppe Verdi escribiera en su etapa de madurez hacia 1850. Este título vuelve al teatro de la Maestranza el próximo día 20 en cuatro funciones, a los casi veinte años de la primera vez que se vió en este coliseo en el año 2001, con una producción de la Ópera de Roma dirigida musicalmente por Maurizio Arena y con dos «Leonoras», Zvetelina Vassileva y Anda-Louise Bogza.

En esta ocasión, el teatro pone en escena una producción de la Ópera de Trieste, con dirección musical de Pedro Halffter, de escena de Stefano Vizioli, con reposición de Lorenzo Nenzini, y con un elenco que encabeza una de las mejores «Leonoras» del momento, la soprano norteamericana Angela Meade, junto a Piero Pettri, Dmitry Lavrov, Romano dal Zovo y Carolina de Alba.

Durante la presentación, el maestro Halffter destacó que, «el libreto está inspirado en una obra de teatro de Antonio García Gutiérrez, un escritor de Chiclana de la Frontera, y fué en esta obra donde Verdi encontró la fuerza dramática que necesitaba para su libreto. A veces el argumento ha sido criticado, pero yo creo que lo importante es la fuerza de los personajes».

El director musical de la ópera insistió en la dificultad de la misma, «tanto para los cantantes como para la orquesta» y añadió que entre los cantantes, coro, figuración, y los 70 músicos en el foso, «en esta ópera participan alrededor de 200 personas».

Por su parte Lorenzo Nencini, que se ha encargado de dirigir la reposición de Stefano Vizioli, dijo en lo que calificó su «castellano creativo», que «Il trovatore», «es una ópera maestra. El texto funciona bien, presenta los conflictos de una sociedad y de una familia. La escenografía es espectacular pero sencilla, con dos grandes carros que se mueven en el escenario creando diferentes cuadros».

El «do de la pira»

Angela Meade es una de las «Leonoras» más demandadas del momento, no en vano confesó ayer en el Maestranza haber hecho este rol en nada menos que en doce ocasiones, «pero me interesa participar en diferentes producciones porque así encuentro nuevos matices al personaje». La soprano se quejó de las direcciones de escena tiránicas, «con esas direcciones tan impositivas que no te dejan construir tu personaje y aportar lo que tu quieres aportar, sólo permiten hacer lo que ellos quieren».

El tenor Piero Pettri, que interpreta a «Manrico» hace su debut en el teatro maestrante. Manifestó haber cantado en numerosas ocasiones la trilogía de Verdi, «pero cuando te enfrentas a la partitura siempre siempre hay aspectos a mejorar, vocal y psicológicamente». El tenor cantará en la famosa aria de la «pira», «ese do no escrito pero que se hace». En ocasiones, dijo Halffter, «se baja un tono o medio tono, pero en esta producción se cantará en su tonalidad original».

Los cantantes Dmitry Lavrov que interpreta al «Conde Luna» y Romano Dal Zovo, que da vida al rol de «Ferrando», estrenan el rol por primera vez en el teatro sevillano.

Las entradas para las cuatro funciones están practicamente agotadas. Esta será la penúltima ópera que dirige en esta temporada en el Maestranza Pedro Halffter. La próxima será «Andrea Chenier», «yo aquí estoy como en mi casa, con la misma ilusión que puse durante los catorce años en los que dirigí el teatro. Estoy en familia, tengo mi casa en Sevilla», declaró el director de orquesta. La ópera, cuyos ensayos comenzaron el pasado 27 de febrero, cuenta además, con una aportación importante en la zona de figuración en la que han participado hasta profesores de esgrima para conseguir mayor verosimilitud en algunas escenas.