El adjunto al director de ABC Sevilla, Alberto García Reyes, junto a Marta Carrasco y Jesús Morillo
El adjunto al director de ABC Sevilla, Alberto García Reyes, junto a Marta Carrasco y Jesús Morillo - Raúl Doblado
Feria del Libro de Sevilla 2019

La Feria del Libro premia a ABC de Sevilla por su compromiso con la cultura

El adjunto al director Alberto García Reyes aseguró que la cultura es un «pilar de este periódico», así como la «divulgación y la producción literaria»

S. C.
SevillaActualizado:

La Feria del Libro de Sevilla realizó ayer su tradicional entrega de premios, en los que distingue la labor en favor del libro y la cultura de entidades y de personalidades. Entre los premiados de esta edición de 2019, el certamen distinguió a ABC de Sevilla, «por contribuir a la difusión de la literatura desde las páginas de una de las cabeceras más respetadas de la ciudad» y, especialmente, a su sección de cultura, por la «dedicación y esquisitez con la que abordan los temas literarios».

Recibió el galardón, de manos de la codirectora de la feria Nuria Lupiáñez, el adjunto al director de ABC de Sevilla, Alberto García Reyes, quien mostró el agradecimiento a los responsables del certamen. «Muchas gracias por este reconocimiento que en ABC asumimos con mucha alegría, mucho orgullo y también con mucha responsabilidad».

En ese sentido, el adjunto al director destacó que «la cultura es un pilar de este periódico y lo ha sido históricamente», no solo «en el ejercicio de la vocación literaria», sino en la propia producción literaria. Por ello, quiso recordar a articulistas que han pasado por las páginas de ABC y que forman parte de la historia de la literatura española, como Azorín y Alberti.

García Reyes tampoco quiso olvidarse de grandes poetas sevillanos que escribieron en ABC, como Joaquín Romero Murube, que da nombre al premio de articulismo que convoca este periódico, y Joaquín Caro Romero, «otro de los grandes poetas de Sevilla».

Para concluir, el periodista sevillano quiso también pedir un «favor que forma parte de nuestra filosofía: lean todos los días libros y, por favor, lean también periódicos».

Junto a ABC, la Feria del Libro también distinguió este año al sevillano Raúl Guridi, uno de los ilustradores de referencia en el panorama editorial español. Guiridi ha centrado su producción desde 2010 en la ilustración editorial infantil y en la cartelería para campañas culturales de teatro, danza y títeres. Además, imparte talleres y colabora con varias ONG.

Este ilustrador es el responsable del diseño de los premios de esta edición de la Feria, para lo que ha planteado algo «onírico, como lo que sientes la primera vez que abres un libro» y defendió los libros ilustrados para que los jóvenes desarrollen sentido crítico, frente a otros formatos en los que la palabra y la imagen buscan solo transmitir «mentiras y engaños».

La Feria también galardonó a José Antonio Rodríguez Lozano, conocido especialmente por haber cultivado la literatura infantil y juvenil, aunque con una producció que incluye también la poesía, el cuento, el teatro y la novela para adultos.

Planes de lectura

«Soy escritor y lo que más me gusta es conectar con la escritura», señaló antes de reivindicar la imaginación y la «literatura gozosa» que plantea la narrativa juvenil de libros como «Un calcetín de lana rojo», del que es autor, o «Industrias y andanzas de Alfanhuí», del recientemente desaparecido Rafael Sánchez Ferlosio y «que debería estar en todas las escuelas».

Rodríguez Lozano recordó también su condición como profesor de Lengua y Literatura Española para mostrar su «satisfacción» de que un proyecto puesto en marcha por un antiguo alumno suyo también haya sido premiado. Se refería de esta forma al Plan de Lectura puesto en marcha por el IES Gelves, que también mereció otro galardón de la feria.

Se trata de un proyecto abierto a la participación de alumnos, profesores y familias, junto a la biblioteca municipal y de otros centros educativos de la localidad, que promueve la lectura a través de redes sociales, vídeos, concursos literarios... El director del centro educativo, Antonio Álvarez, señaló que pese a llevar abierto 17 años el instituto el plan tiene «un largo recorrido».

La Universiad de Sevilla también fue distinguida por su Plan de Fomento de la Lectoescritura (Piflus), un proyecto pionero de fomento de la lectura que potencia actividades en torno a la investigación, docencia y transferencia de conocimientos. Su directora, Elena Leal, destacó que una actividad lectora bien trabajada «nos proporciona sentido crítico».

El galardón más emotivo de todos fue en recuerdo de Alfonso Luengo, vocal de la asociación Feria del Libro que falleció el pasado año. Su presidenta, Esperanza Alcaide, hizo entrega del premio a la mujer y la hija de Alfonso Luengo, María del Carmen López e Inmaculada Luengo.