David DeMaría celebra 20 años de carrera
David DeMaría celebra 20 años de carrera - ABC
Entrevista

David DeMaría: «Por las mañanas escucho Babyradio para no intoxicar a mi hijo»

A punto de iniciar la gira con la que celebra 20 años de carrera, atiende a ABC para hablar sobre lo arriesgado de su nuevo disco, su trayectoria y la evolución de su música

SevillaActualizado:

David DeMaría (Jerez, 1976) pertenece a esa brillante generación de artistas andaluces nacidos entre la segunda mitad de los setenta y la primera de los ochenta (Vanesa Martín, Manuel Carrasco, Pastora Soler, India Martínez o Pablo López) que cultiva un pop elegante sin desdeñar matices sureños. Para celebrar sus dos décadas de carrera musical con nueve discos de estudio publicados estrena «20 años», el jerezano acaba de estrenar un nuevo trabajo en formato CD+DVD con todos sus éxitos, tres temas inéditos y colaboraciones especiales. Una efeméride muy especial que ha supuesto el momento ideal para llevar a cabo una atrevida regeneración rockera de todos sus grandes éxitos. Para conseguir tal objetivo ha contado con Paco Salazar como productor.

Es hora de hacer balance, ¿qué ha cambiado del David DeMaría de hace 20 años al de ahora?

La evolución a lo largo de estos años ha sido muy natural, sincera y transparente. Nunca he ido por la vida de popstar, he ido más bien a mi rollo de cantautor y compositor, buscándome la vida en los escenarios con un formato acústico que me ha hecho disfrutar de un público muy fiel. Puedo decir que, pese a los altibajos, ha sido una aventura muy placentera.

Y da las gracias con un disco recopilatorio.

Lo celebro haciendo el disco de mi vida, porque por fin lo puedo escuchar y lo puedo ver sintiéndolo realmente mío. Para que esto ocurra ha sido vital encontrar a Paco Salazar como productor y guitarra. Habría sido más fácil llevarme estas canciones a lo que ahora triunfa y vende a nivel de arreglos, sin embargo, yo necesitaba llevármelas a mis referencias de toda la vida, a bandas como Pink Floyd, The Beatles, U2, Queen, The Police, Triana o El último de la fila. He asumido un riesgo importante al habérmelas llevado a otros terrenos tan distintos en sonoridad, tonalidades o estructuras de armonía; hasta el punto de que en la mayoría de los temas hasta que no entra la primera estrofa no se sabe qué canción es. Reconozco que la primera escucha puede chocar. En este sentido, aconsejo que primero se vea el DVD y luego se escuche el CD, así creo que se comprenden mejor las versiones.

¿Cómo definiría el estilo de su nuevo trabajo?

En este disco no he tratado de ser popero, ni flamenquito, ni bolero, ni blusero; he sacado una vena más cercana a Miguel Ríos, un genio de Granada que supo colocar su voz, su técnica y su talento al servicio del rock.

Para «20 años» ha contado con la colaboración de un magnífico elenco de artistas (Manuel Carrasco, Sergio Dalma, Vanesa Martín, Rosana y Eva Ruiz), ¿con quién le gustaría cantar alguna vez que no lo haya hecho aún?

Les debo la vida a todos los artistas que han participado, es un orgullo inmenso. Me falta cantar con la voz de la banda sonora de mi vida, que ha sido Manolo García.

¿Cuál ha sido el criterio a la hora de elegir las canciones de este disco?

Prometo que llegué al estudio de grabación sin seleccionar el repertorio. Fuimos eligiendo adecuándonos a las circunstancias que me han llevado a seguir viviendo de la música 20 años después, con la voz más cascada pero cantando más con el alma que con las condiciones técnicas y físicas.

Pertenece a una generación de artistas andaluces que destaca en la música pop con un sello bastante homogéneo. ¿A qué se deben esas coincidencias?

Supongo que será por el aire de Andalucía. Somos una generación que se ha criado sabiendo respetar al respeto pero con creatividad, y me encanta que nuestra tierra sea semilla de todo esto. Escuchas una banda de cornetas y tambores en Semana Santa y es que te mueres, si escuchas una comparsa o un coro pasa exactamente igual, la gente cada vez está más preparada.

Armas más que suficientes para haceros hueco entre tanto reguetón.

Por supuesto que sí. El problema es que hay que educar a las nuevas generaciones con todos los estilos musicales, sin discriminar a ninguno. Está muy bien que se baile reguetón en una fiesta o una discoteca, por supuesto que tiene cabida, lo que no puede ser es que cuando llevo a mi hijo al colegio en el coche un lunes por la mañana la inmensa mayoría de las radiofórmulas estén dando reguetón, te puedes esperar cualquier cosa, del tipo de «a mí me gustan mayores...». En este sentido, para proteger a mi hijo de esas letras lo que sintonizo cada mañana es Babyradio, una emisora infantil.