El puertorriqueño regresa esta noche a la capital hispalense
El puertorriqueño regresa esta noche a la capital hispalense - ABC
CONCIERTO BAD BUNNY

Bad Bunny:el rey del trap latino aterriza esta noche en el Auditorio Rocío Jurado

Inicia hoy su gira española con un doblet: por la tarde actuará en Badajoz y luego, casi de madrugada, lo hará en Sevilla

Actualizado:

Como si de Jesulín de Ubrique en sus mejores tiempos se tratara, aquéllos en los que el diestro llegó a torear a mediados de los noventa hasta cinco corridas el mismo día, el fenómeno viral del trap latino, Bad Bunny, inicia hoy su esperada gira española con un doblete tan inusual como sorpresivo.

A las 19.00 horas actuará en el Estadio Municipal de Puebla de la Calzada (Badajoz), e inmediatamente después partirá hacia Sevilla para actuar casi de madrugada, poco antes de las doce de la noche, en el Auditorio Rocío Jurado.

De este modo, el puertorriqueño regresa a la capital hispalense tras su concierto en octubre del año pasado en el mismo escenario para protagonizar uno de la casi veintena de shows que tiene programados en España desde hoy hasta el 5 de agosto.

El músico vuelve tras conquistar el mercado estadounidense con conciertos en recintos como el American Airlines Arena de Miami o el Forum en Los Angeles, además de su reciente «sold out» en su natal Puerto Rico con 25.000 personas.

A sus 24 años, Bad Bunny ya ha colaborado con artistas latinos de renombre como Enrique Iglesias, J Balvin, Daddy Yankee, Maluma y Nicky Jam, así como su reciente colaboración con la rapera número 1 del momento, Cardi B. El artista ha anunciado también que pronto saldrá su colaboración con Drake.

El caso del «Conejo Malo» es un claro ejemplo del cambio que está experimentando en los últimos tiempos la industria musical debido, en gran medida, al relevante papel de Internet y plataformas como Youtube, Spotify o Instagram.

Y es que con apenas tres de años de carrera musical y, ojo, sin haber publicado ningún LP, este puertorriqueño es considerado uno de los reguetoneros y traperos de habla hispana más influyentes del momento.

Prácticamente sin la promoción de grandes medios de comunicación, sin el respaldo de ninguna discográfica ha logrado atraer a millones de jóvenes. Algo a lo que el propio cantante ha bautizado como la «nueva religión».

«Sabía que, aunque fuera cuando tuviera 40 años, iba a lograr algo en el mundo de la música, pero jamás me pasó por la mente que hubiese sido en tres años», ha afirmado recientemente el cantante.

El trap es un género que nace en los barrios marginales del sur más deprimido de Estados Unidos que combina rap con música electrónica, adoptando un lenguaje de la calle para tratar originalmente una temática de trapicheos de droga (de ahí el nombre). En el caso del trap latino, las canciones versan sobre sexo y dinero de una manera provocadora y descarada.

Bad Bunny se dio a conocer musicalmente a través de las redes sociales, mostrando en Instagram vídeos de sí mismo cantando; consiguiendo rápidamente fama y apoyo entre la juventud con temas como «Diles» o «Eres mía».

Actualmente cuenta con más de 6 millones de visitas mensuales en Spotify, 11,2 millones de seguidores en Instagram, 10 millones de suscriptores en su canal de YouTube y 6,5 millones de suscriptores en su canal de Vevo.

Así las cosas, poco o nada le importa a Bad Bunny no haber publicado disco alguno hasta la fecha, ya que aparte de las cifras anteriores, cabe recordar que la casi treintena de canciones en las que ha colaborado han ascendido a lo más alto de las listas de ventas de medio mundo con una facilidad verdaderamente pasmosa y difícl de igualar.

Críticas

A pesar de su éxito, lo cierto es que tanto el personaje en sí como sus canciones están rodeados continuamente de controversia y polémica.

Especialmente criticadas son sus letras, catalogadas como machistas, misóginas, violentas y repletas de rimas soeces; además, se les achaca una importante y explícita carga sexual.

Llama poderosamente la atención que no solo los críticos musicales le reprueben, también numerosos colegas de profesión a uno y otro lado del charco denuncian la nueva tendencia que encabeza Bad Bunny.

Es el caso de Iván Ferreiro, el artista indie explicaba hace pocas fechas en su perfil de Twitter que el «el machismo es un tema muy serio y no podemos dejar que estos energúmenos canten esto a los chavales».

Acostumbrado a recibir palos de este tipo, el caribeño piensa que «sí la música fuera culpable de las cosas la situación sería bien distinta», y defiende que «la música solo es baile, los niños bailan lo que quieran bailar, escuchan lo que los padres les dejan escuchar, yo no tengo que ver nada ahí».

«A veces los niños no saben el significado de las cosas, simplemente les gusta la música», dice también.

Sea como fuere, lo cierto es que este nuevo fenómeno musical llegado de las playas de Puerto Rico reúne en cada concierto a miles de seguidores de su «Trap Kingz», y Sevilla no va a ser menos esta noche, ya que se espera que en torno a 7.000 fans se desplacen hasta la Cartuja para verle interpretar éxitos como «Tú no vives así» «Chambea», «Amantes de una noche», «Explícale» y la remezcla de «Te boté», que sobrepasan los 100 millones de visitas en YouTube.