Antonio Pastor es un destacado experto en parapsicología
Antonio Pastor es un destacado experto en parapsicología - ABC
Parapsicología

Antonio Pastor: «Si pienso que los fantasmas existen no podría ayudar a las familias que nos necesitan»

Este experto en parapsicología relata a ABC algunas de las experiencias que ha acumulado en numerosas investigaciones

Actualizado:

Antonio Pastor (Málaga,1983) es presidente de la Sociedad Nacional de Parapsicología TCI España. A lo largo de su trayectoria ha investigado numerosos casos que tienen difícil explicación y que demuestran que cualquier persona puede estar expuesta al poder del más allá. Comenta que desde que tiene uso de razón está muy interesado en el mundo del misterio. «Muchas veces he pensado por qué me interesaba. Desde que era pequeño pensaba en lo que era la muerte y me obsesionaba pensar en la nada y en dejar de existir. Eso me daba vértigo y angustia. Luego empecé a oír comentarios sobre algunos sucesos que según se decía eran producidos por seres difuntos y eso empezó a despertarme la curiosidad», dice este experto en parapsicología.

A partir de los 18 años, Antonio Pastor tenía tanta curiosidad por investigar, leer y ver vídeos de misterio, que se metió de lleno. «Intentaba demostrarme que existía algo detrás de la muerte. Pensaba en la trascendencia del ser humano. Por eso me centré en la transcomunicación instrumental, más concretamente en las psicofonías. Me dediqué más a este fenómeno porque, a pesar de tratarse de un suceso paranormal que como tal es efímero, esporádico y espontáneo, una vez registrado podemos estudiarlo y llegar a demostrarlo».

Desde entonces, Pastor comenzó a ponerse en contacto con profesionales de gran peso dentro del mundo del misterio, como Pedro Amorós―presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP)―, la periodista e investigadora Sol Blanco-Soler o Miguel Ángel Pertierra, experto en el estudio de Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM). «Por desgracia en España no hay estudios de parapsicología en las universidades, por eso tuve que empezar de modo autodidacta. A partir de ahí me inscribí en SEIP, de la que soy coordinador en Málaga. Luego fui a congresos y conocí a gente con estas mismas inquietudes. Una vez obtenida una base en parapsicología comencé a dar conferencias, realizar cursos, etc., porque entendí que la parte divulgativa es sumamente importante en este campo».

«En 2016 un grupo de investigadores creamos la Sociedad Nacional de Parapsicología TCI España, de la que actualmente soy presidente. Con TCI España quizás nos hemos centrado más en casos particulares. Una cosa es ir a un sitio donde suceden fenómenos extraños y otra es ayudar a una familia que lo necesita. No es lo mismo afrontar una investigación en la que ocurren cosas y recoger datos por un valor estadístico que cuando vas a una casa particular donde las familias lo pasan muy mal. Encuentras a familias enteras durmiendo todos juntos en el salón porque no saben qué ocurre en sus casas. Es por ello que nos hemos centrado en fenómenos de casas particulares. Llevamos decenas de casos en Málaga y en otras provincias. Tampoco nos olvidamos de los lugares abandonados donde pasan fenómenos». Igualmente, Pastor es presentador del programa radiofónico «Navegando hacia lo desconocido».

La fábrica de San Joaquín en Maro

El caso más conocido que ha investigado Antonio Pastor es el de la fábrica de San Joaquín en Maro, cerca de Nerja. «Llevamos el caso a “Cuarto Milenio”. La fábrica fue una gran sorpresa en muchos sentidos», asegura. «En Nerja Juan Manuel García y yo impartíamos un curso de parapsicología y transcomunicación instrumental. A mediados del curso, decidimos ir de prácticas a la fábrica de Maro. Allí suelen ir personas a hacerse fotografías, juegan al paintball o vuelan drones. Hubo quien incluso vio sombras y cosas extrañas. Es un sitio alejado y silencioso. En la primera noche empezamos a hacer fotos. A un compañero lo atravesaron literalmente con una lanza luminosa en la cabeza. Era como una especie de luz con una lanza blanca en espiral que atravesaba la cabeza del compañero. A la segunda o tercera sesión psicofónica, una voz nos dijo: “Hay fusilados de la guerra”. Algo muy raro en una fábrica de azúcar. Posteriormente fuimos de día por la fábrica y dimos una vuelta por los muros. Vimos que allí había una simbología muy extraña, una especie de cruciformes y algo que parecía ser restos de metralla. Esa simbología se encuentra también en el cementerio de Maro en memoria de los caídos en la Guerra Civil. Se suponía que allí fueron fusiladas personas. Meses después, en las sesiones psicofónicas, comenzó a salir lo que parecía ser la voz de una niña que decía llamarse Ani. La registramos constantemente a lo largo de meses».

«Además de la experimentación de campo ―prosigue Antonio Pastor― comenzamos a realizar una investigación documental en la que descubrimos que allí oficialmente no había vivido nadie, pero a la entrada de la fábrica se podían ver unas casitas. Posteriormente descubrimos que allí vivieron unas veintitantas familias. Llegaron a residir 56 familias y los dueños de la fábrica ocupaban una casa en un ala de la misma. La casa de los marqueses. Dimos con un superviviente de esa época de la fábrica. Le preguntamos si había pasado un suceso trágico. Nos comentó que hubo un par de muertos y que su prima Ana, que una noche estaba jugando con un vestido nuevo, entró de repente a la casa a abrazar a la madre, con tan mala suerte que al vestido se le prendió fuego. La madre cogió a la hija para llevarla a una alberca que había al lado, pero el viento hizo de efecto antorcha y la quemó rápidamente. En las psicofonías dice que busca a su madre. Paloma Navarrete fue para allá y, sin saber nada de esta historia, sintió que había ocurrido algo muy dramático relacionado con el fuego. En agosto estábamos Paloma, Clara Tahoces, José Manuel Frías, Juan Manuel García y yo y pudimos escuchar de repente un sonido que parecía el de un tren. Era como el ruido de botas de soldado marchando. Esa misma noche grabamos un fusilamiento que se puede escuchar en el programa de “Cuarto Milenio”. Es una voz que parece que está dando una orden y después se oye un disparo. Unos expertos en balística nos dijeron que se trataba de un arma de la época de la Guerra Civil. Desde la parte de arriba de la fábrica salían piedras proyectadas».

Antonio Pastor realizando psicofonías en la Cripta de los Gálvez en Macharaviaya
Antonio Pastor realizando psicofonías en la Cripta de los Gálvez en Macharaviaya - ABC

Confiesa Antonio Pastor que «he sentido miedo en muchas ocasiones. El miedo es algo natural. El valiente no es quien no tiene miedo, sino quien tiene la capacidad de controlarlo. Muchas veces pasas miedo. Soy una persona escéptica y objetiva. Si voy pensando que los fantasmas existen no podría ayudar a las familias que nos necesitan. Debo ser objetivo y escéptico. Aunque a veces, después de años de investigación, sólo te quedan las hipótesis trascendentales».

Este experto en parapsicología recuerda un caso de una familia que lo estaba pasando muy mal. «Era un matrimonio y dos niños. Se abrían las puertas de la casa. Cuando llegamos los niños estaban asustados. El pequeño se quedó a dormir en el salón. Esta habitación era estrecha y estaba dividida en dos partes por un arco. El niño dormía en el sofá y nos colocamos en la otra parte del salón. Cuando estábamos haciendo una sesión psicofónica, el niño se levantó y nos respondió a las preguntas que formulábamos con una voz muy extraña. Lo peor fue ver a los padres llorar al darse cuenta de que su hijo actuaba así». «En esa misma casa, subimos por la noche a la última planta, donde había un ático con dos habitaciones unidas por una puerta. Allí nos pusimos a experimentar y me fijé en una silla antigua de madera con un acolchado muy pronunciado. En mitad de la experimentación empezó a sonar un crujido proveniente de la silla. De repente, vimos que el acolchado de la silla se aplastaba como si algo invisible se estuviera sentando en ella. ¿Eso lo provocó nuestra psique? No podemos dar respuesta a este fenómeno».

La figura del médium

Preguntado sobre la figura del médium, Antonio Pastor asegura que «la entendemos como una persona elegida, como tocada por el destino, pero en realidad esa figura es algo genérica. Todos tenemos esa percepción extrasensorial. Esa facultad se ubica en nuestra glándula pineal, que controla el estado onírico. No todos tenemos esa capacidad desarrollada. Se puede dar un estado alterado de conciencia que acaba produciendo un poltergeist. El médium no llega a un sitio, ve y siente. Para llegar a eso ha tenido que aprender a traducir las sensaciones. Son personas que sufren muchísimo. Asimismo, pueden captar las sensaciones en base a sentimientos que hipotéticamente se quedaron impregnados en algún lugar. Yo recomiendo a esas personas que se concentren y que empiecen a aprender a traducir esas sensaciones».

Además de las ponencias que imparte habitualmente, Antonio Pastor forma parte de la empresa Rutas Misteriosas. «Soy el encargado de la ruta “Granada Paranormal”. Allí vamos a lugares misteriosos del centro de la ciudad. También hago rutas en Vélez-Málaga, “Vélez-Málaga Misteriosa”».

Antonio Pastor realizando la ruta «Vélez-Málaga Misteriosa»
Antonio Pastor realizando la ruta «Vélez-Málaga Misteriosa» - ABC

Por otra parte, la localidad de Belchite (Zaragoza), tan asociada al mundo de lo paranormal tras ser arrasada en un bombardeo durante la Guerra Civil en el año 1937, será escenario de unas jornadas de parapsicología. Se organizarán el próximo 27 de abril y en ellas participarán: Pedro Amorós (experto en psicofonías y transcomunicación instrumental); Aldo Linares (médium); Fermín Mayorga (experto en el tema de la inquisición) y el Grupo Hékate, que hablará sobre las investigaciones hechas en Belchite. Por último, Juan Manuel García y Antonio Pastor hablarán sobre el tema de las investigaciones paranormales.

«Belchite es un sitio icónico del mundo del misterio, ya que allí se registraron psicofonías de aviones realizando un bombardeo, registros que sin duda marcan un antes y un después en la manera de entender la transcomunicación instrumental. Franco ordenó dejarlo en pie para que se viera el horror de la guerra. Es la primera vez que se hace allí un congreso de parapsicología», dice este experto en parapsicología.

También Antonio Pastor es jurado de un concurso de relatos de misterio. El presidente de dicho jurado es Javier Sierra. Lo organiza Wikanda, Guadalinfo y la editorial Círculo Rojo.