Dylan y Lennon se enzarzaron en 1979
Dylan y Lennon se enzarzaron en 1979 - ABC

Dylan vs. Lennon, Neil Young vs. Lynyrd Skynyrd... las mejores pugnas entre estrellas del rock

Estos son algunos de los combates musicales más legendarios que ha dejado la historia del pop

Actualizado:

Cuando una estrella del rock se siente ofendida por un colega de profesión, tiene varias opciones: ignorarlo, demandarlo, pelearse físicamente con él o devolverle la ofensa con elegancia, con una pulla en forma de canción. En el mundo del hip-hop, esas canciones son de lo más habitual y de hecho en la escena tienen un nombre, «beefs». Pero a lo largo de la historia del rock y el pop también las ha habido para dar y tomar. Estas son algunas de las mejores.

12345
  1. John Lennon contra Bob Dylan

    Cuando Bob Dylan se sumergió en su etapa cristiana, escribió una canción en 1979 titulada «Serve Somebody», en la que proclamaba que a fin de cuentas, todos tenemos que servir al Señor. «Puedes ser un adicto al Rock pavoneándose en el escenario, puedes tener drogas a tu disposición, mujeres en una jaula, puedes ser un hombre de negocios o algún ladrón de gran clase, puede que te llamen doctor, o puede que te llamen jefe. Pero vas a tener que servir a alguien, de verdad que sí, vas a tener que servir a alguien, bueno, puede ser el diablo, o puede ser el Señor, pero tú vas a tener que servir a alguien.

    A John Lennon no le gustó nada la canción, es más aseguró que fue una «decepción ver a uno de sus ídolos cantando una canción «musicalmente medicore, y con una letra patética, que da vergüenza». Así que le respondió con «Serve Yourself», que dice: «Dices que encontraste a Jesucristo, dices que encontraste a Mahoma, dices que encontraste a Buda, dices que encontraste a Khrisna. Pero tienes que servirte a ti mismo, ¿no ves que nadie más lo hará por ti?

  2. Foo Fighters contra Courtney Love

    El líder de Foo FIghters y antiguo abterista de Nirvana, Dave Grohl, nunca se llevó bien con Courtney Love, la viuda de su compañero Kurt Cobain. Ella siempre le ha acusado de haber vivido de la creatividad de Cobain, y él ha ido soltándole pullas desde hace años. La primera, cuando acudió a una emisora de radio y dijo que su canción favorita de Hole (el grupo de Love) era «Teenage Whore», porque estaba «seguro de que la había escrito ella». Años más tarde, Love acusó a Grohl de escribir la canción «Stacked Actors» para meterse con ella, cosa que él negó. Tiempo después, sacó otro tema que muchos vieron como una pulla a Courtney Love, que seguía insultando a Grohl diciendo que no tenía talento y se aprovechaba del legado de Nirvana. La canción, titulada I'll stick around (seguiré cerca de ti), que dice: «Creía que sabía lo que hacía falta para molestarte. Cada palabra que dije era verdad, y lo verás. ¿Cómo puede ser? Soy el único que ve tu locura ensayada. He estado alrededor Todo lo que debes lo has silenciado y menospreciado. Pero volverá y te noqueará. Y yo seré libre».

  3. Paul McCartney contra John Lennon

    Entre ellos surgió la mejor química pop imaginable, pero también muchas chispas. Ya con los Beatles separados, en 1971, Paul McCartney lanzó la canción «Too many people», que decía: «Too many people preaching practices» («demasiada gente predicando prácticas«), en referencia al activismo de salón de Lennon. El propio McCartney lo admitió en una entrevista: «John me había estado "predicando", y eso me tenía un poco incómodo. «Too many people preaching practices», creo que es la línea. Quiero decir, eso fue como una pulla contra John y Yoko, Ah, en esa canción también escribí: «You took your lucky break and broke it in two» («tomaste tu golpe de suerte y lo partiste en dos»).

    Lennon, un experto en estas lides, se la devolvió de forma dolorosa: sacando una canción llamada «How Do You Sleep?» que decía «Those freaks was right when they said you was dead» («Esos frikis tenían razón cuando dijeron que estabas muerto»), que fue grabada en compañía de George Harrison, como para dejarle claro de qué bando estaba a favor.

  4. Neil Young contra Lynyrd Skynyrd

    Cuando Neil Young publicó la canción «Southern Man» en 1970, a los chicos de Lynyrd Skynyrd no les gustó la asociación de lo sureño con el racismo que había en estos versos: «Sureño, no pierdas la cabeza, no olvides lo que dice tu buen libro: al final vendrá un cambio para el sur. Ahora tus cruces arden rápido, sureño. He visto el algodón y he visto a los negros, altas mansiones blancas y pequeñas chabolas. Sureño ¿cuándo les pagarás por ello? He escuchado gritos y látigos chasqueando. ¿Por cuánto tiempo?»

    Al líder de Lynyrd Skynyrd, Ronnie Van Zant, no le gustó nada la canción, pero le costó un tiempo reaccionar. Eso sí, lo hizo con contundencia y firmando en 1974 uno de los mayores clásicos de la historia del rock, «Sweet Home Alabama», que habla directamente a Neil Young: Bien, oí al señor Young cantando sobre ella. Bien, oí al viejo Neil menospreciándola. Bien, espero que Neil Young recuerde. Que un sureño no lo necesita por aquí de ninguna manera. Alabama, dulce hogar».

  5. Funkadelic contra todos

    Los reyes de la comedia, la ironía y el sarcasmo funk grabaron una canción en 1975 una canción llamada Let's take it to the stage, en la que se metían con un montón de artistas de la música funk y R&B. En la letra, a Earth, Wind & Fire los llamaban «Earth, Hot Air & No Fire»; a Kool & the Gang los rebautizaron «Fool & the Gang», a Rufus «Sloofus», y a Sly & the Family Stone, «Slick & the Family Brick». Pero el que recibía de verdad era James Brown, el «sex machine», al que dedicaban estas líneas: «Crazier than a sex maniac in a whorehouse with a credit card! Say it loud, I'm funky and I'm proud». «Más loco que un maníaco sexual con una tarjeta de crédito en un prostíbulo. Dilo bien alto, soy funk y estoy orgulloso».