Una escena de los ensayos de «West Side Story»
Una escena de los ensayos de «West Side Story» - Ignacio Gil

Cien años de Leonard Bernstein, el músico que hizo de la televisión una sala de conciertos

Mañana, 25 de agosto, se conmemora el centenario del nacimiento del autor de «West Side Story»

MadridActualizado:

El 25 de agosto de 1918 nacía en Lawrence, en el estado de Massachusetts, en Estados Unidos, Leonard Bernstein, uno de los grandes directores de orquesta y compositores del siglo XX. Autor de musicales como «West Side Story» o «Candide», de bandas sonoras como «La ley del silencio» y de obras como «Los salmos de Chichester», fue su labor al frente de la Orquesta Filarmónica de Nueva York -que dirigió desde 1943 hasta 1990, año de su muerte- la que más le hizo destacar; no solo por su trabajo con los músicos, sino por la fecunda labor educativa que llevó a cabo a través de sus conciertos para jóvenes televisados entre 1958 y 1972.

Leonard Bernstein
Leonard Bernstein - ABC

Hombre de personalidad desbordante y músico de sólida preparación, para el recuerdo quedan las imágenes de su soberano enfado con José Carreras durante la grabación de «West Side Story» o las del único concierto que ofreció en 1984 en el Teatro Real de Madrid junto a la Filarmónica de Viena, en el primer festival de Otoño; aquel día figuraba en el programa su «Segunda Sinfonía», y como bis se ofreció un fragmento de esta pieza, que Bernstein no dirigió, para que se viera la categoría de la orquesta. También queda su compromiso político y social, que le llevó, en 1989, a rechazar la Medalla Nacional de las Artes que le otorgó el Gobierno de Estados Unidos como protesta por la escasa dotación que la Administración de George Bush había dado a la cultura. Fue un entusiasta de John Kennedy, a la que dedicó su «Sinfonía número 3», compuesta tras el asesinato del presidente, en 1963; su viuda, Jacqueline Kennedy, le encargaría en 1971 una obra con la que inaugurar el John Kennedy Center for the Performing Arts de Washington, y Bernstein compuso «Mass», uno de sus más emotivos trabajos... Y también uno de los más polémicos, ya que su carácter anti-bélico asustó a Richard Nixon, que decidió no llevar a cabo la inauguración del centro.

West Side Story

Sin duda, su trabajo más destacado como compositor es el musical «West Side Story», una obra con libreto de Arthur Laurents y letras de Stephen Sondheim que se estrenó en el teatro Winter Garden de Nueva York en septiembre de 1957. La versión cinematográfica que dirigieron Jerome Robbins y Robert Wise -y que obtuvo diez oscars- universalizó esta actualización de la historia de Romeo y Julieta situada en el Nueva York interracial de los años cincuenta. Precisamente para recordar el centenario de Leonard Bernstein, Som Produce ha puesto en marcha una nueva producción de esta obra, que abrió ayer las puertas de los ensayos para mostrar unas pinceladas del espectáculo, que se estrenará en el Teatro Calderón de Madrid el próximo 3 de octubre. La dirección es de Federico Barrio (responsable también de reproducir las emblemáticas coreografías de Jerome Robbins), y la dirección musical de Gary Goldman. David Serrano ha realizado la adaptación del texto, y los principales papeles serán interpretados por Talía del Val (María), Javier Ariano (Tony), Silvia Álvarez (Anita), Víctor González (Riff) y Oriol Anglada (Bernardo).

Enfrentarse a esta partitura es todo un reto, reconoce Gary Goldman; «es el musical de musicales por su sofisticación, su complejidad y su belleza. La música de Bernstein funde perfectamente la música latina, la música contemporánea, la ópera y la comedia musical norteamericana». «Además -añade- cuenta la historia a través de la música, por eso la partitura es tan compleja. Hay momentos en que es música totalmente contemporánea, expresionista, que cuenta lo que está sucediendo».

El personaje de María es, desde el punto de vista musical, el más lírico de todos. «Cantar esta partitura -dice Talía del Val, su intérprete- es maravilloso, todo un lujo; pero al tiempo es muy exigente y hay que respetar todo lo escrito, porque Bernstein lo tenía todo pensado y no te puedes permitir ninguna licencia. Está concebido casi como una ópera y tiene registros muy altos; aquí se ha sumado, además, un Re sobreagudo en “I feel pretty”... Es un reto»

«Para una intérprete que, como yo, lleva muchos años haciendo musicales -completa Silvia Álvarez, que encarna a Anita-, es uno de los que siempre sueñas hacer. Mi personaje es un bombón musicalmente, al igual que coreográficamente y de interpretación».