Carlos Vives
Carlos Vives - INMA FLORES

Carlos Vives: «No tengo problema con el reguetón, pero sí con la pornografía explícita»

El artista ofrecerá una gira por España con «La fiesta de todos»

MADRIDActualizado:

Carlos Vives viene a España dispuesto a disfrutar al máximo. Su gira «La fiesta de todos» se presenta en grandes escenarios (como el recinto ferial bilbaíno donde arranca este mismo viernes) y es una experiencia que piensa exprimir hasta la última gota. Ni siquiera la demanda por plagio de «La Bicicleta», que hace unos días se aceptaba a trámite en un juzgado madrileño, le ensombrece su ilusionado semblante: «No es agradable, pero hay que dejar que sea la justicia que haga su trabajo», se limita a responder.

Mientras, con este tema, el músico y la también colombiana Shakira se han metido al público en el bolsillo. «Siempre habíamos querido grabar juntos pero estábamos en compañías diferentes. Ahora trabajamos en la misma y tenemos el mismo presidente. Él es muy especial, le mostró el disco nuevo y a Shakira le gustó en particular «Vallenato desesperado», que, al principio, se llamaba así. Me consultó si podía hacerle cosas y le contesté: «Claro, enriquécela como tú quieras, pónle tu sello». A partir de ahí, siempre se refería a ella como «La Bicicleta». Y pensé: «ya me ha cambiado el nombre, pero me encantó, porque amo la bicicleta -siempre voy con una y el ciclismo le ha dado grandes alegrías a mi país-. Además, Shakira llega a mercados donde uno no llega y nos abrió puertas; le dio más oportunidades de las que hubiera tenido conmigo solo», reconoce el también autor de «La Gota fría».

Ese disco nuevo al que se refiere el músico es «Vives», que saldrá en breve, pero que no llega a tiempo para esta gira. «Gracias a Dios llevo muchos años en esto y tengo repertorio más que suficiente», reconoce divertido. De lo que sí se podrá disfrutar será de su nuevo single «Al filo de tu amor». Otro vallenato que acaba de estrenar un «remix» con arreglos urbanos de la mano del puertoriqueño Wisin. Con estas colaboraciones, las conexiones con el reguetón parecen evidentes, sin embargo, ¿no está Carlos Vives en contra del reguetón? «Con el género no tengo ningún problema. Hice unas declaraciones por una canción de Maluma que entra dentro del género trap. Es pornografía explícita. En Estados Unidos, en las alusiones directas en los temas ponen un pitido o las silencian. Pero aquí no. Y no es el tipo de música que quiero que escuchen mis hijos».

Además de «La Bicicleta» o este romántico single, «Vives», también lleva consigo mensajes urgentes. «Los niños olvidados» tiene la misión «de llorar, que no lo hemos hecho, a nuestros niños que han muerto de hambre. Si como colombianos eso no nos duele, ¿cuándo va haber paz?», cuenta el músico. «Que una guerrilla como las FARC se desmovilice es importantísimo. Pero, al final, por más procesos que se firmen, de nada vale si a esos pueblos donde nunca llegó el Estado, no llega el progreso (la educación, la salud, el trabajo...). Si eso no mejora para toda esa gente va a ser muy difícil que haya paz. Ahí tiene que ser el Gobierno y también que todos los colombianos reconozcamos que eso nos toca, no es algo que sucede muy lejos... Llorar a esos niños cura».