Portada del libro «Río Negro», de Arnaldur Indridason
Portada del libro «Río Negro», de Arnaldur Indridason - ABC

Seis novelas negras que dejarán tu alma en vilo

Del Ártico al Cono Sur, seis historias para devorar y no olvidar durante las vacaciones

MadridActualizado:123456
  1. «Río Negro»

    Portada del libro «Río Negro», de Arnaldur Indridason
    Portada del libro «Río Negro», de Arnaldur Indridason

    Viernes al atardecer. La ciudad es Reikiavik. El año, probablemente, 2005. Un tipo se arregla para salir en busca de una noche de copas, y algo más. El arranque es una somera descripción de un hecho banal para adentrarse en un infierno.

    El tipo aparece degollado horas después, de manera brutal, en su habitación. Cuando llega la policía apenas hay huellas, el cuchillo no aparece y todo es sombras y desolación.

    El hallazgo literario de Indridason es cómo sabe roturar literariamente la investigación policíaca. Parten del más absoluto cero, como el lector, hasta desentrañar el fatal hilo de tan desconcertante crimen. La historia trata sobre la maldad y la venganza, sobre el profundo peso del pasado en el presente. Una novela tan gélida, es Islandia, como formidable.

    Arnaldur Indridason. Río Negro. RBA, Barcelona, 2016. 345 páginas. Trad

  2. «El caso Santamaría»

    Portada del libro «El caso de Santamaria», de Andrea Camilleri
    Portada del libro «El caso de Santamaria», de Andrea Camilleri - ABC

    Esta novela es un Camilleri sin Montalbano. Aquí no hay comisarios, ni mafiosos, ni perturbados. Trata de la tormenta de la macroeconomía y los números. De estadísticas, eso que alguien denominó como «lágrimas petrificadas».

    Trata de una supuesta entidad italiana: el Banco Santamaría y de Mauro Assante, un funcionario dedicado a investigar la transparencia financiera de los bancos. Es el «ferragosto» romano. Assante debe terminar su Informe, que ha sido calificado de «confidencial».

    Su familia está de vacaciones, él espera reunirse con su mujer y su hijo cuando termine su cometido. Italia, hoy. Ejecuta su trabajo de manera ejemplar. Y ahí es donde comienzan los problemas y las extrañas casualidades. Un enredo narrado con una escalofriante verosimilitud. Intriga y melancolía. El mejor Camilleri.

    Andrea Camilleri. Destino, Barcelona, 2016. 186 páginas. Traducción de Carlos Gentile Vitale. 15 €.

  3. «El dragón de Shanghai»

    Portada del libro «El dragón de Shanghai», de Qiu Xiaolong
    Portada del libro «El dragón de Shanghai», de Qiu Xiaolong - ABC

    Como otras tantas cosas, China inventó, allá por el siglo XVII, lo que se llamó el relato judicial. Un curiosísimo adelanto de lo que sería en el tiempo, la novela policial. Y ahora, heredero ilustre de tan sofisticada tradición, Qiu describe una plaga sin fin que asola a la sociedad china: la corrupción institucionalizada y, algo peor, los intentos de ocultarla. Nada menos.

    De nuevo, el culto y discreto inspector Chen Cao se verá envuelto en una trama fatal. Bajo la ficción, aquí se recrea el caso Bo Xilin, un relevante cargo del Partido Comunista Chino de Shanghai, con aspiraciones más altas y la supuesta implicación de su mujer, una influyente abogada, en el asesinato de un ciudadano extranjero con el que compartía negocios.

    La corrupción, como telón de fondo en la actual China de los «bolsillos llenos» (funcionarios enriquecidos), del shuanggui (detenciones no reconocidas) y de los «príncipes rojos de la Tercera Generación» (hijos de altos cargos). Una historia espeluznante, narrada con sobria exquisitez.

    Qiu Xialong. Tusquets, Barcelona, 2016. 335 páginas. Traducción de Victoria Ordóñez Divi. 19 €.

  4. «Tiempos de hielo»

    Portada del libro «Tiempos de hielo», de Freed Vargas
    Portada del libro «Tiempos de hielo», de Freed Vargas - ABC

    De Islandia a Robespierre, la brigada parisiense del comisario Adamsberg se embarca en una investigación que es como un sueño o, mejor, una pesadilla cubista de líneas y espejos, repleta de meandros, alucinaciones, pistas falsas y enigmas que encierra la Historia de Francia desde la Revolución de 1789.

    Como ingredientes para pasarse un buen rato, impecables. Todo comienza con la muerte de una profesora de matemáticas. Puede ser un suicidio, pero un extraño signo trazado en la habitación del cadáver apunta al asesinato.

    Cada avance en la investigación es un laberinto desquiciado de seres surgidos de la más siniestra de las sombras. Dejarse llevar por la fuerza narrativa de Vargas es la gozosa tarea del lector.

    Entregarse a la peripecia lógica, ilógica, errante, minuciosa, precisa, arbitraria de Adamsberg será un viaje con un final asombroso de lo que es una espléndida novela negra.

    Fred Vargas. Siruela, Madrid, 2016. 352 páginas. Traducción de Anne-Helène Suárez. 19,95 €.

  5. «La conspiración de los mediocres»

    Portada del libro «La conspiración de los mediocres», de Ernesto Mallo
    Portada del libro «La conspiración de los mediocres», de Ernesto Mallo - ABC

    Argentina se ha roto, y vuelto a coser, muchas veces a lo largo de sus doscientos años de nación independiente. Pero una de la más desgarradora fue la dictadura militar comenzada en marzo de 1976, con la operación «Cóndor» en marcha.

    Los días previos aquello era un infierno: atentados izquierdistas, Triple A, secuestros, desapariciones, «el brujo» López Rega al mando de las acciones encubiertas de servicios paralelos al Estado, derrumbe de la presidencia de Isabel Perón, salida masiva –los que podían– de exiliados políticos y la larga noche oscura del comisario Lascano (de la «bonaerense») que tendrá que sobrevivir a expensas de superar una realidad que le supera. Soberbia y breve novela, pulcramente escrita.

    Ernesto Mallo. Siruela, Madrid, 2015. 168 páginas. 14,90 euros €.

  6. «La mano de Dios»

    Portada del libro «La mano de Dios», de Philip Kerr
    Portada del libro «La mano de Dios», de Philip Kerr - ABC

    Kerr regresa a las andanzas del entrenador Scott Mason, del ficticio London City C.F., para describir, y de qué manera, las inmensas miserias del entramado económico del fútbol y sus derivaciones.

    Lo hace sin concesiones pero logra que la cosa sea condenadamente divertida. Con sus elegantes dosis de bilis (mala leche) para que el lector se quede fascinado, se cuele en el relato y desee que no termine nunca.

    Es un entomólogo del fútbol, desmenuza a los propietarios (y directivos), el ambiente cerrado de los vestuarios, el oscurantismo de los fichajes (y las comisiones), los intereses extradeportivos, los escándalos, siempre referidos al dinero o al sexo, los vaivenes de jugadores y la prensa futbolística.

    Es demoledora la fotografía que hace de la estancia del London City en Atenas –es difícil que Kerr pueda regresar a Grecia durante un tiempo. Prosa corrosiva, incisiva, irónica, cínica, levanta el telón y no se salva ni el apuntador.

    Philip Kerr. RBA, Barcelona, 2016. 414 páginas. Traducción de V.M.García de Isusi. 15 €.