Mendoza, esta tarde, en la sede del Instituto Cervantes de Londres
Mendoza, esta tarde, en la sede del Instituto Cervantes de Londres - ABC

Eduardo Mendoza: «Si premian a cada catalán que escribe en castellano, se agotará el presupuesto»

El flamante premio Cervantes se enteró en Londres de que el galardón le reportará 125.000 euros: «Es una pasta, ¿no?»

Actualizado:

Eduardo Mendoza, de 73 años, es anglófilo desde su juventud, cuando llegó a Londres en los sesenta: «El Swinging London, los Beatles y los Stones, la minifalda de Mary Quant, la Biblioteca Británica… Me quedé atrapado de por vida en la anglofilia, una enfermedad de la que no he querido curarme». Hace unos años surgió «una oportunidad» y adquirió una vivienda en la capital británica. Ahora vive a caballo entre su ciudad natal, Barcelona, y Londres. La noticia del Cervantes lo pilló paseando por las calles inglesas: «Sonó el teléfono y vi un número secreto. Era el ministro». Una periodista pregunta: «¿Y qué le dijo usted?». Y Mendoza da la primera estocada de su humor, un poco a lo Gila: «Pues le contesté diciendo “diiiga”».