Laura Meseguer
Laura Meseguer - Ferran Mitjans
En muchas palabras

Laura Meseguer: «La tipografía es la esencia de todo diseño»

La diseñadora catalana especializada en tipografía y diseño de tipos, busca e investiga soluciones gráficas originales para cada letra, siendo uno de los referentes profesionales del sector gráfico

MadridActualizado:

Una letra puede ser bella al igual que cualquier otra forma abstracta y constituye la experiencia común de las personas que leen. La letra es parte esencial de la cultura, sin ella y sin su aprendizaje, la mayoría del conocimiento surgido a lo largo de la historia se habría perdido. Por ello, la escritura de la que surgen esas letras, es muy importante que se transmita, y sobre todo, se entienda. Para esto último, están los diseñadores de tipos, personas que buscan, piensan e investigan las letras y sus nuevas formas, como la diseñadora y tipógrafa Laura Meseguer (Barcelona, 1968). Desde su estudio ha conseguido gran fama internacional en el diseño y cuenta con clientes nacionales e internacionales, que compagina con proyectos personales de investigación y soluciones tipográficas. Desde 1992 se especializó en tipografía creando así todo tipo de proyectos que involucren letras personalizadas, diseño para marcas y publicaciones en papel. 

Además, diseña y produce sus tipos de letra que se distribuyen a través de la fundición Type-Ø-Tones. Desde un estilo alegre y desenfadado, crea soluciones originales, convirtiéndose éstas en únicas para cada proyecto, basadas en el concepto, el contenido y sobre todo, se refleja su amor por las tipografías bien resueltas.

También es autora de «TypoMag. Tipografía en las revistas» (IndexBook) y coautora de «Cómo crear tipografías. Del boceto a la pantalla», publicado por Tipo-e en español y traducido al polaco, portugués e inglés.

¿Qué le llevó a interesarse por el diseño? ¿Por qué se decidió por la tipografía?

Desde muy joven siempre me interesó la cultura visual, las revistas, los objetos… y siempre me preguntaba cómo y quién diseñaba los objetos sin saber lo que era el diseño.

La tipografía es la esencia de todo diseño, y el hecho de que la forma de una letra pueda decir tanto con tan poco me fascina.

¿Qué es el diseño para Laura Meseguer?

En el sentido amplio, lo definiría como la disciplina que une creación y comunicación con el objetivo de transmitir mensajes o ideas.

«La profesión de tipógrafo o tipógrafa se ha de diferenciar de la del diseñador o diseñadora de tipos»

¿Y el diseñador gráfico, quién es y en qué consiste su labor? ¿Qué requisitos considera necesarios para ser un buen diseñador?

El diseñador gráfico es el «traductor visual» entre los dos lados de la comunicación. El buen diseñador es el que sabe hallar el lenguaje más adecuado en cada situación.

¿Qué diseñadores o personas han podido marcar su trayectoria profesional?

Pues sin duda Pati Núñez, cuando era estudiante ya la admiraba y tuve la suerte de trabajar con ella mano a mano durante dos años, así aprendí a llevar proyectos del principio al fin. En tipografía mis referentes son mis profesores de la Academia de Bellas Artes de La Haya (KABK) en los Países Bajos, donde cursé el máster en la especialidad de diseño de tipografías Type&Media.

«Het Parool» es un periodico diario con sede en Ámsterdam en el que Laura participó en su diseño
«Het Parool» es un periodico diario con sede en Ámsterdam en el que Laura participó en su diseño

¿Desde que comenzó su carrera, cómo ha evolucionado usted y el diseño gráfico hasta hoy?

Son muchos años de profesión, en los que he trabajado como diseñadora gráfica y de tipografías, y también como profesora, algo que me ha permitido también ser autora y co-autora respectivamente de los contenidos de dos publicaciones: TypoMag, la tipografía en las revistas y «Como crear tipografías. Del boceto a la pantalla». Ahora mismo trabajo en proyectos más colaborativos, donde busco sinergias entre diseñadores.

Con respecto al diseño gráfico en general, creo que hay dos momentos clave que han determinado la evolución, que van de la mano de la tecnología, el primero la aparición del ordenador personal, e internet. El diseño hoy es mucho más interdisciplinar que antes, el acceso a la información a nivel global y el poder trabajar remotamente.

¿Qué es lo que le resulta más estimulante de su profesión?

El que cada proyecto sea un nuevo reto.

El diseño gráfico actual, se define en gran medida por la tecnología ¿cree que se ha perdido toda vinculación con lo artesanal? ¿El ordenador ha pasado de implementar simples especificaciones a ser una herramienta esencial para la toma de decisiones?

Yo me considero una artesana que trabaja con medios digitales. El ordenador no deja de ser una herramienta más, eso sí una muy potente. Los valores de la artesanía están integrados en el acto de diseñar, esto es: en todos los procesos y técnicas necesarios para visualizar un proyecto, desde el dibujo y la composición hasta el conocimiento sobre la producción.

Tipografía «Rumba»
Tipografía «Rumba»

Ha diseñado muchas tipografías, pero de todas ellas ¿hay alguna que le ha producido mayor satisfacción? ¿Por qué?

Rumba, la tipografía que desarrollé en Type&Media, fue el resultado de un proceso de aprendizaje que resultó esencial para mi carrera. Y más recientemente Qandus.

parte del «Typographic Matchmaking in the Maghrib» un proyecto iniciado por la Khatt Foundation y que consiste en un sistema tipográfico multiescritura que explora la relación conceptual entre 3 sistemas de escritura: el árabe —diseñado por Kristyan Sarkis—, el latino—diseñado por mi–y el tifinagh—diseñado por Juan Luis Blanco. El objetivo es dotar de herramientas a los diseñadores de la región, donde los tres conviven, que es el Magreb.

¿A través del diseño de una tipografía se puede expresar el espíritu de una época determinada?

Si claro, con los estilos tipográficos que predominaban en esa época, no solo con las tipografías concretas pero también con el modo de usarlas.

¿Qué aporta a la sociedad, a la cultura o a las marcas?

Personalidad, distinción y reconocimiento.

¿Los clásicos «robaron» todas las mejores ideas? ¿Qué queda por descubrir en tipografía?

Ja, ja, yo no me atrevería a afirmar eso, queda espacio. Los clásicos siempre se están renovando, por ejemplo para adaptarse a las nuevas necesidades de comunicación, los modos de lectura y la interacción con el usuario.

«Me fascina que la forma de una letra pueda decir tanto con tan poco»

¿La libertad creativa debe ser una condición sine qua non para el diseñador?

Sin duda es una de las posibles maneras de diseñar, pero cuando tienes un briefing, el diseño se ha de adaptar a él, sobre todo desde el aspecto funcional, una vez satisfecho queda un espacio donde el diseñador puede aportar su visión personal, desde la libertad creativa, que de hecho es lo que diferencia a unos diseñadores de otros.

Al realizar un proyecto nuevo ¿cómo es su proceso creativo?

Primero es importante entender el proyecto en profundidad y conocer los objetivos del proyecto, los límites en los que te puedes mover, y la extensión del mismo. A partir, el proceso dependerá del tipo de proyecto.

¿Cómo y por qué elegimos una tipografía? ¿Qué nos cuentan las tipografías y cómo pueden cobrar un papel esencial en una publicación como instrumento expresivo?¿A través del diseño podemos despertar cosas invisibles como emociones, sensaciones y sentimientos?

A la hora de escoger una tipografía deberíamos pensar primero en el aspecto funcional, si esa tipografía o familia tipográfica cubre las necesidades del proyecto y después en la parte estética y expresiva. Las tipografías, a nivel formal pueden transmitir atributos emocionales: alegría, sobriedad, simplicidad… por ejemplo con el peso, no es lo mismo componer la misma palabra con un peso «light» que un «Black» de la misma tipografía. Y también con la manera de usarlas, por ejemplo, con la relación entre la tipografía y los blancos de la página.

Tipografía «Qandus»
Tipografía «Qandus»

¿Diseñar una tipografía para texto carece de la originalidad y la libertad creativa de la que podrían disponer otros proyectos, como las tipografías para titulares o carteles?

Tiene más restricciones, el espacio creativo es más reducido pero no por ello carecen de originalidad.

¿Qué hace cuando el cliente dice sencillamente «no me gusta»? ¿Tiene un ideario tipográfico al que no renuncia?

Es algo que no suele ocurrirme, mis clientes suelen tener perfiles creativos, son muy precisos con el encargo y necesitan de un especialista que les ayude a ejecutar sus ideas, confían en mi profesionalidad y experiencia.

¿Qué no soporta ver en un diseño o en una tipografía?

Las faltas de ortografía y una tipografía mal utilizada.

¿Cómo debe ser una tipografía para que sea fascinante, atrape, no pase por indiferente y perdure en el tiempo?

Pues que tenga su propia personalidad, que no sea una copia de otras y que por ello de unicidad a las piezas gráficas en las que se use.

¿En diseño editorial, qué revistas son para usted aquellas que marcan la diferencia en cuanto a diseño tipográfico?

Pues por escoger dos, The Gourmand, uso elegante, chic y efectivo. The New York Times Magazine, cubiertas con gancho, uso muy expresivo y creativo en los titulares.

«Me considero una artesana que trabaja con medios digitales»

¿El libro tal como lo conocemos actualmente desaparecerá? ¿Las revistas y periódicos en papel, también?

Yo creo que no, quizá el libro pasará a ser un objeto más exclusivo, pero las revistas en papel se coleccionan, permiten un campo creativo muy extenso y sirven de referentes estéticos de su época. Su cualidad táctil sigue siendo muy apreciada.

La profesión de diseñador gráfico, término que acuñó William Addison Dwiggins en 1922, tiene una tradición histórica de siglos de antigüedad. ¿Se valora realmente al que ejerce esta profesión? ¿La profesión de «tipógrafo» es una rareza en nuestro país? ¿España es país para diseñadores de tipos?

Yo creo que nuestra profesión se valora, tiene un reconocimiento, pero se podría valorar más, muchas veces ese reconocimiento no se traduce en el tiempo y los honorarios que se requieren para un trabajo tan especializado. La profesión de tipógrafo o tipógrafa se ha de diferenciar de la del diseñador o diseñadora de tipos. El tipógrafo es aquel que selecciona y trabaja con tipografías o también aquel que tiene por oficio imprimir en impresión tipográfica (con tipos en relieve). El diseñador de tipos es el que diseña esas tipografías. No debería ser tomado como una rareza pero es cierto que tenemos mucha menos tradición que otros países pues durante muchos años, en los estudios de diseño, no se impartían clases especificas en la materia. Eso ha dejado de ser así y aunque el número de diseñadores de tipos es reducido, está incrementando.

«Multi» es su primera familia tipográfica extensa. Vemos su aplicación originalmente encargada para un periódico regional holandés en 2011.
«Multi» es su primera familia tipográfica extensa. Vemos su aplicación originalmente encargada para un periódico regional holandés en 2011.

¿Qué opina de las publicaciones digitales? ¿Están cambiando la forma en que nos enfrentamos a la lectura?¿Cómo afecta a la llamada nueva tipografía?

Sin duda, el efecto es total. Leer en papel o en pantalla son experiencias totalmente diferentes, para ello se diseñan o usan tipografías adecuadas a esas condiciones de lectura, por ejemplo con menos contraste y mejor distinción entre caracteres similares (I, l).

Usted transmite sus conocimientos a los jóvenes que se están formando ¿qué valor e importancia tiene la formación en un diseñador gráfico? ¿Cree que en España se da el valor necesario a la formación de diseñadores?

Claro que es importante. El diseño gráfico está presente en todos los ámbitos (libros, revistas, señalética, websites…) y de un buen diseño depende que ese elemento de comunicación sea legible, efectivo, atractivo… En España hay muchas escuelas que imparten estudios de diseño gráfico, pero un diseñador gráfico no se forma solo en la escuela, la formación es continua, un diseñador ha de estar conectado con la sociedad y su evolución constante.

Para terminar. ¿En qué proyectos está trabajando actualmente?

Pues sigo trabajando en proyectos personales de diseño de tipos como Qandus que esperamos lanzar este año en su versión expandida y comercial y como encargo en una familia tipográfica a medida para una agencia de publicidad internacional. Es posible que trabaje en el diseño de un foto libro también.

Hay más libros y artículos sobre el diseño de tipografía de lo que la gente piensa ¿Qué tres libros recomendaría a todo diseñador?

—«Bram de Does: letterontwerper & typograaf». M. Lommen. Outside, Publisher De. 2003.

—«Adrian Frutiger–Typefaces: The Complete Works». Heidrun Osterer, Philipp Stamm, Swiss Foundation Type and Typography Walter de Gruyter. 2009.

—«Roger Excoffon et la fonderie Olive». Sébastien Morlighem, Julien Gineste, Sandra Chamaret. Paris: Ypsilon éd. 2010.