EL CARTEL QUE ANUNCIABA LA PELÍCULA
EL CARTEL QUE ANUNCIABA LA PELÍCULA - EUROPA PRESS

«Fantasía», el clásico de Disney, cumple 75 años

Se estrenó el 13 de noviembre de 1940. En total fueron ocho cortos animados acompañados de célebres partituras de música clásica

MADRIDActualizado:

Fantasía, el clásico más heterodoxo de Disney, cumple 75 años. La película que aúna animación y música clásica se estrenó el 13 de noviembre de 1940. En total fueron ocho cortos animados acompañados de célebres partituras de música clásica, como «El cascanueces» de Tchaïkovski, la «Sexta sinfonía» de Beethoven o «El aprendiz de brujo» de Paul Dukas, que inspiró la historia más conocida de la película, protagoniza por Mickey.

La película iba a ser en principio un corto. El germen del proyecto comenzó cuando Walt Disney se encontró con el director de la orquesta de Filadelfia, Leopold Stokowski. Disney le comentó que tenía pensado crear un corto basado en «El aprendiz de brujo» de Paul Dukas. Cuando el presupuesto se disparó, en vez de dejar de lado el corto, decidieron realizar una película con varios cortos animados acompañados de un programa de concierto sinfónico con los clásicos más célebres, dirigido por Stokowski.

Fue la primera película en proyectarse en estéreo. Los ingenieros de sonido de Disney crearon un sistema de sonido llamado «Fantasound», que tenían que instalar en cada sala en la que se fuera a proyectar la cinta. Los animadores de Disney crearon nueve cortos. Uno de ellos estaba basada en la clásica partitura de Debussy, «Claro de Luna». Finalmente, no fue incluida en la película, aunque seis años después, apareció en el largometraje del estudio «Música maestro».

Aunque Mickey ya había aparecido en el mundo de Disney, a finales de la década de los años 30, la popularidad de este personaje se desplomó en los años siguientes. Con «Fantasía», Mickey se presentó con una imagen renovada, lo que le lanzó a la fama. En el sexto corto, con música de Beethoven, The Hollywood Production Code, la organización que antaño otorgaba las calificaciones, estaba preocupada por el desnudo de los personajes. Para evitar problemas, los creadores decidieron tapar a los dioses y criaturas mitológicas con flores. A pesar de todo, no pudieron evitar la polémica ya que tras su estreno, algunos espectadores criticaron la escena por racista, ya que un personaje negro aparecía limpiando las pezuñas de una criatura blanca. Finalmente, esa escena quedó eliminada del metraje final.

El octavo y último corto, «Ave María», llegó solo cuatro horas antes de su estreno a la sala donde se iba a proyectar, el tiempo justo para unirlo al resto del rollo de la película. Para crear al demonio Chernabog los dibujantes quisieron basarse en Bela Lugosi, el mítico actor que dio vida a Drácula. Pero no creían que sus movimientos fueran a funcionar y finalmente tomaron como referencia a Wilfred Jackson, el director del corto. Por otro lado, los champiñones que aparecen bailando en el pasaje del Cascanueces se inspiraron en los movimientos de «Los tres chiflados».

Debido al costoso sistema de sonido, la película sólo pudo proyectarse en una docena de cines, lo que supuso un fracaso en taquilla, con 1,3 millones de dólares recaudados. Además, el estallido de la Segunda Guerra Mundial no permitió que se pudiera estrenar en otros países. A día de hoy, y tras sus relanzamientos, la película ha recaudado 693 millones de dólares y es la 22ª película más taquillera. La película no llegó a tiempo a las salas de Los Ángeles, por lo que no pudo optar al Oscar a Mejor película de Animación en 1941. Aún así, un año después, la Academia premió a Disney y a Stokowski por su contribución al avance del sonido en el cine.

El único compositor con vida para ver la película, Igor Stravinsky, no estuvo de acuerdo con el trato que le dieron a su pieza «La consagración de la primavera», ni por parte de la orquesta y tampoco la historia que la acompañaba. Disney tenía planeado que la película fuera renovándose con los años, añadiendo nuevas historias y estrenándola cada poco tiempo. Ese proyecto nunca llegó a hacerse realidad. «El aprendiz de brujo», el tercer corto de Fantasía, inspiró una película homónima protagonizada en 2010 por Nicolas Cage. En Junio, Disney anunció una cinta basada en la séptima historia, «Una noche en el Monte Pelado».

«Fantasía 2000» es la secuela que Disney llevó a cabo en 1999. «El aprendiz de brujo» fue el único corto que se mantuvo de la película original y fueron añadidas siete historias nuevas. En esta ocasión la encargada de poner música fue la Orquesta Sinfónica de Chicago, con James Levine a la cabeza. En 1969, en plena época hippy, Disney relanzó la película como una precursora del movimiento, con un cartel psicodélico.