«Inmaculada», de Juan de Mesa, junto a un lienzo de Murillo en la casa de subastas Isbilya
«Inmaculada», de Juan de Mesa, junto a un lienzo de Murillo en la casa de subastas Isbilya - RAÚL DOBLADO
SUBASTA DE OTOÑO

Murillo y Zurbarán, grandes protagonistas de la mayor subasta de Isbilya en Sevilla

La firma sevillana saca a puja casi 1.300 lotes los próximos 24 y 25 de octubre

Jesús Morillo
SevillaActualizado:

La casa sevillana de subastas Isbilya prepara la mayor puja de su historia para los próximos 24 y 25 de octubre, tanto por la cantidad de los lotes, casi 1.300, como por la calidad, entre los que destacan obras de pintura sevillana del siglo XVII que llevan la firma de Bartolomé Esteban Murillo y Francisco de Zurbarán.

La obra de Murillo es «La paciencia del Santo Job», que parte con un precio de salida de 300.000 euros y que aparece recogida tanto en el catálogo de Diego Angulo como posteriormente por el especialista Enrique Valdivieso.

La obra, que perteneció a la colección del marqués de Salamanca, formó parte de una serie de seis escenas del antiguo testamento que Murillo realizó entre 1655 y 1660.

Por su parte, «San Carlos Borromeo», de Zurbarán, cuenta con la propia firma del pintor, está certificado por su máxima especialista, Odile Delenda, y se incluirá próximamente en el catálogo razonado del pintor de Fuente de Cantos. El cuadro tiene un precio de salida de 190.000 euros.

Estas y otras obras que se exponen estos días en Isbilya han convertido a esta casa de subastas en un pequeño museo del barroco sevillano.

«Desde siempre nos hemos especializado en esta pintura y me gusta mucho, por eso he querido darle este sello a la subasta», explica el director de Isbilya, José Muñoz, quien cree que los lotes que ofrece convierten a esta puja en «una de las mejores de España».

Junto a Murillo y Zurbarán, también destacan otras piezas en la subasta, como un lienzo inédito de Luca Giordano, «San Agustín y el milagro de la concha» con un precio de salida de 26.000 euros, y un «San Juan Bautista» de La Roldana, que sale por 80.000 euros.

Estas son algunas de las principales obras que presenta para la puja de este otoño la casa de subastas sevillana ubicada en Virgen de la Antigua, a la que se suman una serie de piezas destacadas que por su relevancia la dirección ofrece en venta directa, con precios a consultar en la sala.

La casa de subastas ofrece también en venta directa obras destacadas de Guercino, Juan de Mesa, Ribera, La Roldana, Valdés Leal y Pacheco

Se trata de una serie de obras, con un valor en conjunto de medio millón de euros, entre las que destaca «La expulsión de los mercaderes del templo», un cuadro de gran formato de Giovani Francesco Barbieri «Guercino», uno de los pintores italianos más aclamados de la primera mitad del XVII y que procede de la colección de Pedro Giménez de Haro y considerada como el original a partir del cual se realizó la réplica conservada en el Palazzo Rosso de Génova.

En este apartado se inscribe también «La adoración de los pastores», de José de Ribera, procedente también de esta colección y cuya autoría ha sido confirmada por Nicola Spinoza, máximo experto en su obra.

También en venta directa se encuentra otras obras destacadas del barroco sevillano: «Santa Rosa de Lima», de Juan de Valdés Leal, y «Santa Catalina», de Francisco Pacheco, ambas certificadas por Valdivieso.

A las que se suman otras dos obras de La Roldana, «Educación de la Virgen» y «Niño Jesús», y, sobre todo, una «Inmaculada» de Juan de Mesa, similar a la conservada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla o a la del convento de San José de Sevilla.

Aunque domina la pintura antigua, Muñoz destaca que el arte contemporáneo está creciendo en importancia en la casa. Buen ejemplo de ello son «1074», de uno de los fundadores del grupo El Paso Luis Feito, con precio de salida de 26.000 euros; «Sin embargo fue silencio», del siempre inquietante Dino Valls, por 6.000; y un singular aguafuerte de Degas, de una edición de 150 copias, con un precio de 2.400 euros.