El pintor Hernán Cortés; María Dolores Jiménez-Blanco, Comisaria de la exposición y Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja - M.L.
Centro Unicaja de Cultura de Cádiz

Unicaja recoge la obra de Hernán Cortés, el pintor gaditano más ilustre

La exposición 'Cortés. Retrato y Estructura' se inaugura esta tarde en el Centro Unicaja de Cultura de Cádiz | La muestra, que podrá visitarse hasta el 31 de enero, coincide con el 40 aniversario de la primera exhibición del autor

CádizActualizado:

Pocos son profetas en su tierra pero el caso del gaditano Hernán Cortés es una excepción. «Siempre he recibido el calor y reconocimiento de mi ciudad», ha asegurado el consagrado retratista a los asistentes a la exposición 'Cortés. Retrato y Estructura' que este martes se ha inaugurado en Cádiz.

La muestra, organizada por Fundación Unicaja y la Fundación Telefónica, es una retrospectiva que, a través de 75 obras, repasa la trayectoria del gaditano que ha pintado a célebres personajes de la democracia y de sociedad española. Figuras como Dámaso Alonso, Rafael Alberti, Felipe González, Norman Foster, Jesús de Polanco y Javier Perez Royo, entre otros, han querido posar para Cortés, maestro en el arte de captar hasta los últimos matices del alma a través de una técnica exquisita.

«Empecé a pintar en plan serio con 17 años. Era estudiante de PREU y hacía novillos porque cuando iba al instituto, la belleza de los paisajes de la Bahía me empujaba dejar las clases para pintar. Allí, feliz, descubrí que esa era mi vocación definitiva», ha confesado Hernán Cortés, que estudió en el colegio San Felipe Neri.

Sus personajes se enmarcan en una atmósfera actual dominada por los espacios vacíos

El reconocido artista ha estado acompañado en la inauguración por Braulio Medel, el presidente de la Fundación Unicaja que ha destacado que el propio autor ha querido que la exposición estuviera en la capital gaditana: «Hernán ha querido honrar a Cádiz y Cádiz va a honrar a Hernán». La primera exhibición del autor tuvo lugar en el año 1978, en la sala de exposiciones de la Caja de Ahorros de Cádiz, entidad fundadora de Unicaja.

Cuarenta años después, 'Cortés. Retrato y Estructura' conforma una gran exposición que recopila una selección de su obra que incluye dibujos, fotografías del proceso creativo, bocetos realizados en cuadernos de notas, melancólicos paisajes y, como no, retratos.

La familia y la Bahía

El recorrido por la muestra arranca con algunos dibujos realizados en carbón y lápiz que destacan por su minuciosidad y detalle. En esta primera parada, no podían faltar dos pilares fundamentales en la vida de Cortés: su madre y su padre. Relata el pintor que fue su madre, Elisa Moreno, quien le regaló su primera paleta y le inculcó el amor a la pintura. En la misma sala, junto con retratos de Fernando Meléndez y Rafael Alberti, aparece Antonio Cortés, el padre del pintor retratado con una bata blanca que acerca al espectador a su trabajo diario como médico pediatra en Cádiz.

La muestra incluye tres vídeos en los que intervienen Álvaro Pombo, Rafael Argullol y María Bisbal

Parada obligada es el óleo de Dámaso Alonso, una obra de formato cuadrado (100x100cm) que retrata al poeta de Generación del 27 y que tiene un valor especial para Cortés. El literato era amigo de la familia y fue uno de los primeros en reconocer y apostar por el talento del «pequeño Hernán» para la pintura. «Posó para mi en su casa, en su biblioteca, y eso me permitió obtener esa imagen».

Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja, con el pintor gaditano Hernán Cortés en Cádiz
Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja, con el pintor gaditano Hernán Cortés en Cádiz

Otra de las piezas destacadas es el tríptico de Carlos Solís, una obra de dimensiones portentosas, realizada en carboncillo y lápiz. El cuadro muestra al joven sentado, con ropa informal y posando tanto de perfil como frontalmente para el autor. La paleta de colores es muy restringida y se limita al blanco y negro del dibujo. En este retrato, la minuciosidad del rostro de Solís contrasta con la simplicidad del fondo donde aparece, muy marcada, la recurrente línea del horizonte que discurre por toda la obra de Cortés. Sus personajes, pintados en una atmósfera actual pero dominada por el espacio vacío, juegan con el contraste de la horizontalidad y verticalidad.

Preguntado por la luz de Cádiz, Cortés ha comentado que «al ser excesiva, al tener una gran refracción, es difícil de pintar. Supone un reto porque hay que interpretarla». Quizás por ello, frente a Granada, Ronda y Sevilla (que son algunas de las ciudades que con mayor frecuencia aparecen inmortalizadas en los cuadros), la belleza de Cádiz, (aunque incontestable para cualquier 'gadita'), es menos masiva. Así, pudiera ocurrir que el renombrado brillo de 'la Tacita' haga más complicado plasmar su grandeza.

Para la Comisaria de la muestra, María Dolores Jiménez-Blanco, la obra está definida por la contemporaneidad y la forma en que Cortés integra la figura humana en el plano pictórico manteniendo su bagaje con la pintura abstracta. «Reelabora y sintetiza un espacio pictórico que trata con el mismo sentido constructivo que aplicaría a los retratos», recalca, para apuntar la gran influencia que tienen los espacios urbanos y naturales de Cádiz en la obra. Y es que, la Bahía, su gente y los recuerdos vívidos impregnan toda la retrospectiva de Hernán Cortés: «Mis primeros recuerdos pictóricos están asociados a Cádiz; a su luz, barcos y a la inmensidad del horizonte de la Bahía»

La exposición, que incluye tres vídeos en los que intervienen Álvaro Pombo, Rafael Argullol y María Bisbal, podrá visitarse en el Centro Unicaja de Cultura de Cádiz hasta el 31 de enero.

Una oportunidad indispensable para disfrutar del talento de un pintor que regresa a la ciudad que lo vio nacer. Como ha recordado el autor: «Después de 40 años de la primera exposición y 59 años pintando qué mejor ciudad que Cádiz para hacerla».

El pintor Hernán Cortés; María Dolores Jiménez-Blanco, Comisaria de la exposición y Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja
El pintor Hernán Cortés; María Dolores Jiménez-Blanco, Comisaria de la exposición y Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja