Obra «Los perros no pueden tocarse unos a otros», de Sun Yuan y Peng yu
Obra «Los perros no pueden tocarse unos a otros», de Sun Yuan y Peng yu - SUNYUANPENGYU.COM

El Guggenheim de Nueva York retira tres piezas de una exposición ante las protestas de los animalistas

«Las violentas amenazas, explícitas y repetidas, han provocado que tomemos esta decisión» afirma el museo en un comunicado

Actualizado:

Una avalancha de críticas ha provocado la retirada de las tres piezas más destacadas de una exposición de artistas conceptuales chinos que se va a inaugurar en el museo Guggenheim de Nueva Yorken octubre.

«Arte y China después de 1989: El Teatro del Mundo» reúnen más de 150 obras, la mayoría de las cuales pertenecen al arte experimental y muchas de ellas de carácter impactante, con la intención de desafiar a la autoridad. Entre ellas estaban estas tres, «Los perros no pueden tocarse unos a otros», «Un caso de estudio de trasferencia» y la propia que da título a la exhibición «El teatro del mundo», que están protagonizadas por animales.

El museo se ha visto envuelto en la polémica desde que anunció esta exposición, con protestas de los defensores de los derechos de los animales frente al edificio y varios famososcondenando la muestra (como el cómico Ricky Gervais o el cantante Richard Marx). Además, una petición on line en la que se demandaba exposiciones libres de crueldad que ha sido firmada por más de medio millón de personas.

En concreto, el Guggenheim tenía previsto proyectar el vídeo de «Los perros no pueden tocarse unos a otros». En él ocho perros intentaban luchar entre ellos, pero era imposible porque estaban sobre cintas de correr (sin motor) y sujetos por arneses. También «Un caso de estudio de trasferencia» mostraba en un vídeo a dos cerdos copulando frente al público (originalmente incluía cerdos vivos, pero el Guggenheim iba a proyectar la «performance» grabada en Beijing). «El teatro del mundo» iba a poner cientos de insectos vivos y lagartos alrededor de una lámpara.

El museo ha afirmado que las obras han sido retiradas para garantizar la seguridad de su personal, visitantes y artistas. «A pesar de que estas piezas ya han sido exhibidas en museos de Asia, Europa y Estados Unidos, el Guggenheim lamenta que las violentas amenazas explícitas y repetidas han provocado que tomemos esta decisión», afirma en un comunicado hecho público en su web.

«Como institución artística comprometida en dar visibilidad a múltiples voces, estamos consternados por tener que apartar obras de arte. La libertad de expresión siempre ha sido y será un valor esencial para el Guggenheim»