Cofre de la castellana de Vergi (Francia, 1320-1340, en marfil)
Cofre de la castellana de Vergi (Francia, 1320-1340, en marfil) - BRITISH MUSEUM, LONDRES

La formación de la Europa moderna, contada por la colección del British Museum

CaixaForum Madrid revisa, en una exposición con 263 piezas (244 del museo londinense), mil años de una Edad Media vibrante y colorista

MadridActualizado:

La maltrecha Europa, acosada hoy por ultranacionalismos de izquierda y derecha, terrorismo islámico, una política migratoria sin resolver, graves crisis económicas, altos niveles de paro y de pobreza, rescates bancarios y algún que otro sonado portazo, como el Brexit, lleva a sus espaldas más de mil años de Historia. Los pilares sobre los que construyó el Viejo Continente quedaron establecidos en un periodo, la Edad Media, que arrancó con la caída del Imperio Romano y se extendió hasta la Reforma protestante del siglo XVI: del 400 al 1500 de nuestra era.

Rey del Ajedrez de Lewis, hallado en 1831 en la isla de Lewis (Escocia)
Rey del Ajedrez de Lewis, hallado en 1831 en la isla de Lewis (Escocia)- BRITISH MUSEUM, LONDRES

La plana mayor del British Museum (su presidente, Sir Richard Lambert, y su director, Hartwig Fischer, que se incorporó recientemente a su nuevo cargo) acudió ayer a la presentación de la exposición en Madrid. Ambos subrayaron la vocación pedagógica de una institución pública como ésta. «¿Qué es un museo?», se pregunta Fischer. «Un lugar donde están alojados unos objetos. Nuestro reto es tratar de que hablen, invitamos a los visitantes a que conecten con los objetos para conocer el pasado, de dónde venimos, cómo vivían nuestros antepasados». «Nos cuentan la Historia de Europa –añade Lambert–. Ya no dirán más que la Edad Media es una época de tinieblas. Hay luz en estos objetos. El British Museum tiene muy en cuenta el legado común de Europa, los valores e ideas compartidos en Europa». Le preguntan si en sus palabras puede leerse entre líneas un lamento por el Brexit. «Si ve en ellas un lamento personal, demuestra lo buen periodista que es usted», contestó el presidente del British Museum.

En esta línea, el director del museo advierte que «el Reino Unido quiere irse de la Unión Europea pero no de Europa». Sobre si ello tendrá consecuencias en el British Museum, dice Fischer que posiblemente las haya, pero que aún es muy pronto para decir cuáles serán: «La misión del British Museum seguirá siendo la misma: un museo del mundo para el mundo, que abrió sus puertas en 1759, es accesible para todos (gratuito), tiene 7 millones de visitantes al año y recopila objetos del mundo para divulgarlos».