«Busto de mujer con sombrero» (1939), de Picasso
«Busto de mujer con sombrero» (1939), de Picasso - ABC

Cuelgue un Picasso en su salón... durante veinticuatro horas

Bajo estrictas medidas de seguridad, el ganador de una curiosa iniciativa de la Fundación Beyeler, en Suiza, disfrutará de la obra «Busto de mujer con sombrero», que el genio malagueño pintó en 1939

GinebraActualizado:

El sueño de tener un cuadro de Picasso colgado en el salón, aunque sólo sea durante veinticuatro horas, podrá hacerse realidad, el próximo 16 de abril, para el ganador de la iniciativa #myprivatepicasso, basada en una original idea de la Fundación de arte Beyeler, con sede en Basilea, y el operador de telefonía suizo Swisscom.

Este último es el principal patrocinador de una exposición sobre los periodos rosa y azul de Picasso, abierta actualmente al público en la mencionada Fundación Beyeler. Para promover los avances tecnológicos que la compañía ofrece en materia de seguridad, tuvieron la idea de trasladar un cuadro muy valioso a una casa particular.

La operación será posible gracias a un sistema de seguridad ultra conectado que enviará todas las informaciones necesarias a través de Swisscom y permitirá que el Picasso, que pertenece a la colección que el galerista suizo Ernst Beyeler atesoró durante años en Basilea, abandone por unas horas los salones de la Fundación.

La obra elegida

Los expertos de la institución eligieron el óleo «Busto de mujer con sombrero», pintado en 1939 y que representa a Dora Maar, porque este cuadro se encuentra en un estado de conservación «muy estable», lo que hace que pueda ser trasladado sin grandes riesgos. La obra es una de las piezas maestras de esta colección que reúne a más de doscientas obras de arte.

Gracias a un sofisticado sistema de seguridad integrado en el marco del cuadro, los expertos de la Fundación Beyeler y de Swisscom podrán vigilarlo en todo momento y controlar que la temperatura y la humedad del ambiente están a niveles correctos para el lienzo. Además, habrá una conexión, por GPS, a una alarma que se disparará en caso de que se produzca cualquier movimiento sospechoso.

Condiciones

Sin embargo, el traslado se efectuará sólo si el ganador del concurso tiene la nacionalidad suiza, si consigue explicar con claridad las razones por las cuales desea cohabitar con un Picasso, si acepta un préstamo por sólo 24 horas y si permite que los medios de comunicación accedan a su domicilio para cubrir el acontecimiento durante el tiempo que tenga el cuadro.

De acuerdo con el director de la Fundación Beyeler, Sam Keller, y el CEO de Swisscom, Urs Schaeppi, el objetivo principal es «hacer accesible al público este tipo de obras de arte, principalemente a los que no pueden ir a un museo. Obras como esta se prestan sólo a museos. Gracias a la tecnología innovadora, de Swisscom, cualquiera puede albergarla con seguridad», afirmaron.

La operación ha sido minuciosamente planificada y ensayada durante varios meses por ambas entidades, que han tratado, sobre todo, de limitar los riesgos al máximo. El coste de la misma no ha sido revelado, ni por la Fundación Beyeler ni por Swisscom. Lo que sí se ha precisado es que, en todo momento, la obra estará sometida a estrictas medidas de seguridad gracias a la conexión continua de su marco con la Red.