Vista exterior del Coliseo, en Roma
Vista exterior del Coliseo, en Roma - EFE

Beyoncé se queda sin videoclip en el Coliseo

El Ministerio de Cultura italiano aclara que la estrella del pop, que hace poco grabó en el Louvre, no solicitó con tiempo suficiente el permiso para rodar allí

Corresponsal en RomaActualizado:

Seguramente, el Coliseo, símbolo de Roma, es uno de los escenarios más bellos y sugestivos que cualquier artista puede imaginar para rodar un videoclip. Así lo pensó también Beyoncé. La estrella del pop, de gira con su marido Jay-Z, pidió al Ministerio de Bienes Culturales italiano autorización para grabar un nuevo vídeo en el interior del célebre Anfiteatro Flavio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

Pero el deseo de la diva estadounidense no se ha llevado a cabo. Según la prensa italiana, la negativa se debió a que en los días solicitados por Beyoncé, el Coliseo estaba ocupado por Alberto Angela, el paleontólogo más famoso de Italia y divulgador científico, con programas de gran éxito en la Radio televisión pública italiana (RAI).

En realidad, el Parque Arqueológico del Coliseo ha dado una amplia explicación, subrayando que la estrella del pop no hizo la solicitud con suficiente tiempo: «En consideración a la complejidad del monumento, sirven las debidas cautelas y la supervisión técnica para valorar la calidad y el impacto del proyecto», señala el comunicado.

La nota oficial deja claro que el proyecto de Beyoncé no contenía las suficientes explicaciones para comprobar si se ajustaba a las políticas culturales del Coliseo: «Al ministerio de Bienes Culturales llegó el 26 de junio la petición, realizada por una agencia privada de ‘tour operator’ , para la apertura nocturna del Coliseo con el fin de rodar un video musical en los días 7, 9 y 10 de julio, que sería realizado por una sociedad discográfica de nivel mundial, sin precisar su nombre. En las fechas indicadas en la petición, el Coliseo debía ser utilizado, según acuerdo cerrado desde hace tiempo, para el programa televisivo 'Maravillas'. A la agencia, que solo el 2 de julio señaló que intervenía por cuenta de la casa discográfica de Beyoncé, se le comunicó que su proyecto debía ser detallado y presentado con suficiente anticipación», destaca el comunicado.

Jay-Z y Beyoncé
Jay-Z y Beyoncé - ABC

Es decir, no se le niega a la artista estadounidense la utilización del Coliseo, sino que debe ajustarse a unas reglas que el comunicado también especifica: «Para la realización de un video, además del canon de concesión, fijado en 250.000 euros para el Coliseo, prevé necesariamente especificar una causa benéfica a la que devolver posteriormente fondos específicos, con la modalidad que debe ser concordada».

Su paso por el Louvre

Beyoncé y Jay-Z ya habían realizado un videoclip con el Museo del Louvre como escenario, siendo grabado durante las noches del 31 de mayo y 1 de junio. En las imágenes aparecen algunas obras maestras del Louvre, como la Gioconda, de Leonardo da Vinci, o la Venus de Milo. El Gobierno francés agradeció al matrimonio de artistas la elección del Louvre como escaparate del videoclip, titulado «Apeshit», que después fue presentado con gran éxito en Londres junto con su nuevo disco, «Everything is love». Obviamente, también el Louvre se pronunció favorablemente al video «porque demostraba un apego real con el museo y sus obras».

En definitiva, el Coliseo no se cierra para el dúo. Beyoncé y Jay-Z podrán volver si lo piden con tiempo. Para Beyoncé no sería una novedad, ya que en el Anfiteatro Flavio protagonizó una campaña publicitaria de Pepsi Cola en 2004, en la que intervinieron también Enrique Iglesias, Britney Spears y Pink. La cantante estadounidense contó entonces que había sido «la mejor experiencia» de su vida.