SALUD

«Vamos a acabar con el caos que genera Díaz con el desabastecimiento de medicinas»

El número uno del PP de Cádiz al Parlamento andaluz, Pepe Ortiz, arremete contra la subasta de medicamentos en Andalucía

Actualizado:

El número uno del PP de Cádiz al Parlamento andaluz, Pepe Ortiz, ha afirmado que la llegada del presidente del PP regional, Juanma Moreno, al gobierno de la Junta de Andalucía supondrá «el final del caos que ha generado la presidenta andaluza, Susana Díaz, con el modelo de la subasta de medicamentos que está suponiendo el desabastecimiento de más de 350 medicinas en toda Andalucía».

Ortiz ha indicado que «no se puede tolerar que los andaluces y los gaditanos no puedan disponer de medicamentos tan básicos como Dalsy, Paracetamol o Nolotil, lo que demuestra que el PSOE lo que provoca, con este sistema de subasta de medicinas, es otro elemento de desigualdad de los andaluces respecto al resto de españoles».

En un comunicado, ha advertido de que la Junta está «incumpliendo» la Ley de Contratos de Servicios Públicos y provoca «graves inconvenientes como los desabastecimientos, los suministros insuficientes o de medicamentos inadecuados que repercuten en la calidad asistencial de los pacientes andaluces». Además, ha mostrado su apoyo al Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Cádiz, principales reivindicadores de la eliminación de la subasta de medicamentos y que «siempre tendrán al PP a su lado para apoyar esta justa reclamación».

Para el cabeza de lista de los populares gaditanos al Parlamento andaluz, «no se puede seguir generando problemas a la ciudadanía, y menos cuando por medio está la salud de las personas», recordando que «los andaluces somos los españoles que más impuestos pagamos y los que peores medicamentos podemos tomar cuando caemos enfermos».

Por ello, Ortiz expresa la intención del Partido Popular de «acabar con esta nueva injusticia a la que el PSOE tiene sometido a los andaluces» y lamenta que «situaciones como la escasez de medicamentos prueban la nefasta gestión de un gobierno agotado y que está a la deriva en situaciones tan importantes como la sanidad».