El 'Castilla' momentos antes de zarpar este jueves rumbo al Índico. - L.V.
ARMADA ESPAÑOLA

A luchar contra la piratería durante cinco meses

El buque 'Castilla' ha zarpado de la Base Naval de Rota rumbo al océano Índico para integrarse en la operación 'Atalanta'

RotaActualizado:

Sonrisas, lágrimas, abrazos, besos y 'selfies' se mezclan con las conversaciones de último momento en el muelle cuatro de la Base Naval de Rota. Saben que no volverán a verse hasta diciembre y algunos lo llevan mejor que otros. «No llores más», le dice, casi como un ruego, un cabo primero a su hija, de unos ocho años de edad, que no deja de abrazarle. «Papi, adiós», se despide un pequeño besando la mejilla de su progenitor mientras otro apura el último abrazo con su hija, marinero. La banda de musica del Tercio del Sur comienza a tocar. Ha llegado el momento. Últimos besos y caricias y los militares embarcan en la que será su casa los próximos cinco meses, el buque de asalto anfibio 'Castilla'.

Envuelta por el sonido de su sirena y la de los barcos de su alrededor, entre ellos la fragata 'Victoria', besos lanzados al aire y brazos que se agitan en la despedida, ha partido en la mañana de este jueves el buque 'Castilla' rumbo a las aguas del océano Índico, donde se integrará en la operación 'Atalanta' de lucha contra la piratería y ejercerá como buque de mando de la misma.

A bordo del 'Castilla' más de 300 personas, entre su dotación (en la que se integra un oficial de la Marina de Guerra del Perú); el Cuartel General embarcado (FHQ) de la operación EUNAVFOR 'Atalanta' (al mando del contralmirante Pérez de Nanclares de Acevedo y en el que también se encuentran militares de otras nacionalidades, concretamente, Serbia, Montenegro y Lituania); un equipo operativo de seguridad de Infantería de Marina; un equipo médico ROLE-2, es decir, con capacidad quirúrgica; y la Unidad Aérea Embarcada, compuesta por dos helicópteros de la Décima Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves SH60L y SH60F, siendo la primera vez que un helicóptero de este último tipo es desplegado en operaciones desde su recepción en 2017.

Buque de mando de 'Atalanta'

«Después de largas horas de preparación llega el momento que estábais esperando, el de zarpar», les ha dicho el Almirante de la Flota, Juan Rodríguez Garat durante la despedida. Pero les ha advertido, «la ilusión que sentís ahora va a ser puesta a prueba por los enemigos a los que se han enfrentado los marinos de todos los tiempos», el lento discurrir del tiempo, los elementos cambiantes, el confinamiento a espacios cerrados y la lejanía de sus hogares durante «cinco largos meses de ausencia».

Van a luchar contra la piratería, el hambre y las guerras, les ha recordado a los militares del 'Castilla' el Almirante de la Flota, porque «la Armada es un instrumento de la sociedad española para hacer frente a las cosas que no nos gustan». Por ello, «la proa del 'Castilla' será amenaza para los criminales y esperanza para los que no la tienen». Asimismo, el almirante Rodríguez Garat ha mostrado su total confianza en estos hombres y mujeres, «lo vais a hacer bien porque os habéis preparado, sois marinos, lleváis a España en el corazón y por vosotros mismos». Al tiempo que les ha deseado suerte y muchos éxitos y les ha recordado que «en la operación vais a ser puestos a prueba, superaos y podréis volver a casa con la conciencia tranquila y la cabeza alta».

«La proa del 'Castilla' será amenaza para los criminales y esperanza para los que no la tienen»

Es la segunda vez que el buque de asalto anfibio 'Castilla' despliega en la operación 'Atalanta', aunque, como ha señalado su comandante, el capitán de navío Vicente Cuquerella Gamboa, «lo tomamos como si fuera la primera vez por la ilusión que tenemos». Además, será una ocasión especial, ya que este buque ha zarpado de la base naval que dentro de poco albergará el Cuartel General de la operación 'Atalanta', en la que España participa desde que se iniciase esta misión de la Unión Europea, en diciembre de 2008. Y, como le corresponde a España dirigir la Fuerza de esta operación en aguas del Índico, el buque de mando será el 'Castilla'.

Relevará al buque de acción marítima 'Meteoro', que se encuentra desplegado en esta operación desde el pasado mes de abril y trabajará, como ha asegurado su comandante, «para mantener la piratería en los mínimos en los que se ha conseguido, porque 'Atalanta' es un ejemplo de éxito. Sin embargo, la piratería sigue ahí, latente y hay que mantenerse firme hasta que consigamos erradicarla por completo». Por eso, a su dotación le ha dicho, al igual que el Almirante de la Flota que mantenga la ilusión y dé lo mejor de ella misma en todo momento «para que la Armada y España sigan orgullosas de nosotros». Y, ha finalizado, «suerte, vista y al toro».

Se han vivido emotivos momentos en la despedida.
Se han vivido emotivos momentos en la despedida. - L.V.

Sobre la operación 'Atalanta'

Debido al importante deterioro de la seguridad marítima por los actos de piratería, a comienzos de año 2008, la comunidad internacional adoptó una serie de acciones para asegurar el tráfico marítimo en el Cuerno de África.

Esta misión es la primera operación marítima de la Unión Europea que se realiza en el marco de la Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD). El objetivo de la operación 'Atalanta' es proteger del ataque de los piratas al tráfico marítimo en el océano Índico occidental, especialmente a los buques del Programa Mundial de Alimentos de la ONU. También tiene como objetivo proteger a los pesqueros para que puedan faenar sin peligro en aquellas aguas, controlar los puertos y las bases desde donde actúan los piratas y neutralizar los barcos nodriza que éstos utilizan para llegar a alta mar.

La Armada Española es la única que ha contribuido de forma permanente a la operación desde su inicio en 2008, manteniendo en zona de operaciones al menos un buque. España también contribuye a la operación 'Atalanta' con el destacamento 'Orión' en Yibuti, que cuenta con unos 50 militares.

La Base Naval de Rota albergará próximamente el Cuartel General de la operación 'Atalanta'

Sobre el 'Castilla'

El buque de asalto anfibio 'Castilla' es el duodécimo buque de la Armada con este nombre. El buque, diseñado como buque de asalto anfibio, tiene capacidad también para actuar como buque de mando al poder embarcar un Cuartel General del Mando y proporcionarle todos los apoyos que requiere.

El buque tiene también capacidad para efectuar misiones de ayuda humanitaria por su capacidad de carga y transporte y por disponer de un Hospital con capacidad de quirófano, laboratorio, odontología, radiología y telemedicina. Cuenta con ocho camillas para UCI y posibilidad de aislar enfermos.

El 'Castilla' ha participado anteriormente en diferentes misiones, destacando entre ellas las tareas de limpieza tras el hundimiento del Prestige en 2003 y el transporte de material a Irak de la Brigada Plus Ultra de Almería ese mismo año. En 2004 participó en la operación de ayuda humanitaria Mar Caribe tras el paso del huracán Jeane por Haití, y en ese mismo país participó años más tarde en la operación Hispaniola prestando ayuda humanitaria tras el terremoto que desoló Haití (2010). Por último asumió el mando de la operación Atalanta en agosto de 2012. Durante el año 2015, fue buque insignia de SPMARFOR, el Cuartel General Marítimo Español de Alta Disponibilidad SP HRF (M) HQ (Spanish Maritime High Readiness Headquarters).

Desde esa fecha ha participado en numerosos ejercicios nacionales e internacionales que han contribuido a mantener la capacidad anfibia y de buque de mando.