La fragata 'Victoria' ha realizado varios ejercicios de coordinación con otros buques de la Alianza. - LA VOZ
EJERCICIO OTAN

Una fragata con base en Rota 'caza' submarinos en el Mediterráneo

La 'Victoria' participa, junto a otro buque y un submarino español, en el ejercicio 'Dynamic Manta' de la OTAN

CádizActualizado:

Diez países aliados, seis submarinos, nueve buques de superficie, diez aviones de patrulla marítima, otros tantos helicópteros y 5.000 militares, son las cifras de Dynamic Manta, el ejercicio antisubmarino más importante del año que desarrolla desde el pasado día 2 de marzo hasta el próximo viernes 16 la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en aguas del Mediterráneo central.

España es una de las naciones participantes en estas maniobras de adiestramiento, junto a Bélgica, Alemania, Reino Unido, Canadá, Francia, Grecia, Italia, Turquía y Estados Unidos. Y lo hace con un submarino, el 'Mistral' y las fragatas 'Cristóbal Colón' y 'Victoria', esta última, con base en Rota.

La fragata 'Victoria' (F-82 de numeral de costado) partió el pasado 25 de febrero de la Base Naval de Rota para integrarse durante tres meses en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN nº 2 (SNMG-2 en sus siglas en inglés), cuya misión principal es cubrir las necesidades de defensa colectiva de la Alianza Atlántica ante cualquier amenaza, así como mejorar la interoperabilidad y cooperación entre países amigos.

Guerra anti-submarina

Y dentro de este despliegue en la SNMG-2 se enmarca su participación en 'Dynamic Manta', que comenzó para la 'Victoria' el día 3 de marzo, cuando llegó al puerto italiano de Catania para reunirse con los demás buques participantes, tras una semana de tránsito desde Rota colaborando con las operaciones 'Sea Guardian' de la OTAN, de lucha contra el terrorismo y 'Sophia', de la Unión Europea', que combate el tráfico ilegal de seres humanos frente a las costas de Libia.

La Alianza define el ejercicio 'Dynamic Manta' como una «excelente oportunidad para sus fuerzas de practicar en un entorno conjunto y, simultaneamente, proporcionar a la OTAN la capacidad de evaluar y seguir desarrollando tácticas anti-submarinas». En estas maniobras, de las que los países aliados afrontan la fase final esta semana, las naciones aportan su material y personal para adiestrarse tanto en guerra anti-submarina (anti-submarine warfare o, en sus siglas, ASW), como, en el caso de los submarinos, en guerra anti-superficie (anti-surface warfare o ASUW).

Esta fase final, asegura el Estado Mayor de la Defensa (EMAD), la afrontan el submarino y las fragatas españolas «con el máximo nivel de integración y coordinación». En el caso de la fragata con base gaditana, ha realizado ejercicios, por ejemplo, de aprovisionamiento de combustible en la mar con el buque norteamericano USNS Patuxent, o de coordinación navegando con sus compañeros británicos y belgas.

Cuatro meses de despliegue

Al mando del capitán de fragata Juan L. Benavides Sierra, la 'Victoria' cuenta para su misión en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN nº 2, en la que permanecerá desplegada hasta principios del mes de junio, con una dotación de 216 hombres y mujeres, así como con un helicóptero de la 10ª Escuadrilla de Aeronaves y un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) de Infantería de Marina del Tercio Norte.

Esta fragata es la segunda de las seis que componen la serie F-80. Construida en el astillero de la Empresa Nacional Bazán de Ferrol (hoy Navantia), fue entregada a la Armada en octubre de 1987. Tiene una eslora de 138 metros y más de 4.000 toneladas de desplazamiento. Está equipada con sensores y armas que le permiten desarrollar sus cometidos principales como buque de escolta.