SUCESOS

Cazado un «depredador sexual» en Algeciras por abusar de una mujer y una menor en dos semanas

Acababa de salir de prisión donde había cumplido una condena de 16 años por una violación

Actualizado:

Reincidente. Muy violento. Un «verdadero depredador sexual». Así define la Policía Nacional al hombre de 37 años que han detenido en Algeciras como presunto autor de dos agresiones sexuales cometidas en poco más de dos semanas en la localidad. El arrestado había cumplido recientemente una condena de 16 años de prisión tras violar a otra mujer. Los hechos que le llevaron a la cárcel sucedieron en 2001 y, al poco de salir, parece que ha vuelto a actuar. Y otra vez ataques contra mujeres que caminaban solas por la calle. Por la espalda y utilizando una «violencia sorpresiva».

La investigación que ahora ha vuelto a darle caza se inició a raíz de la denuncia que puso una mujer. Según relató, un hombre le persiguió cuando se dirigía a su domicilio tras salir de su trabajo, abordándola por la espalda para forzarla a mantener relaciones sexuales. El ataque no llegó a más debido a que fue auxiliada por un vigilante de seguridad que afortunadamente escuchó sus gritos de socorro.

Auxiliada por su madre

Tan solo días más tarde, llegó el segundo ataque. En esta ocasión, una menor de edad denunció que durante la madrugada había sido atacada por un hombre cuando también regresaba a su casa. El asalto ocurrió en el rellano de la vivienda, aprovechando el agresor la impunidad que le ofrecía el lugar y la oscuridad. De nuevo los gritos de la víctima impidieron una agresión mayor ya que la madre, alertada por las voces, salió al encuentro de su hija y el atacante huyó.

La Policía Nacional inició entonces las pesquisas para identificar al presunto agresor sexual. Recabaron pruebas e indicios suficientes que relacionaron ambos hechos y dieron con él. Se trataba de este individuo de 37 años que acababa de salir de prisión desde que ingresó en 2001 por cometer otra violación cuando era muy joven. Estuvo en la cárcel 16 años.

Una vez identificado, los agentes realizaron un dispositivo de búsqueda que culminó con su localización y detención. Tras finalizar el atestado policial, el presunto autor fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, cuyo titular decretó su ingreso en prisión.