Nieto con otros candidatos de la coalición de izquierdas.
Nieto con otros candidatos de la coalición de izquierdas. - LV
2-D

Adelante Andalucía apuesta por la banca pública

A través de ese instrumento se dotaría de financiación a pymes de la provincia

CádizActualizado:

La candidata de Adelante Andalucía a las elecciones del Parlamento andaluz por Cádiz Inmaculada Nieto ha apostado por «dar luz verde desde el gobierno andaluz, si los andaluces nos dan su confianza mayoritaria el próximo domingo, a una banca pública andaluza para poner a disposición de las pequeñas y medianas empresas (pymes) de la provincia gaditana la financiación que las entidades privadas les niegan o que les facilitan con un coste inasumible».

En un comunicado, Nieto ha considerado que «si la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, quisiera ser parte de la solución de los problemas que tiene la administración, tiene dos medidas que aportar, la primera la de cumplir la ley, poniendo a disposición de los ayuntamientos los 600 de millones de euros que por ley le pertenecen con cargo a la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica) para atender sus dificultades más básicas».

«En segundo lugar, Díaz debería dar luz verde a la banca pública, cuyo proyecto bloqueó cuando Izquierda Unida lo puso encima de la mesa y que sin embargo, sería la oportunidad, con tan sólo 800 millones de euros, que es una gota en el océano presupuestario que maneja la Junta de Andalucía, para ponerla a disposición de la pequeña y mediana empresa», ha añadido.

La parlamentaria andaluza durante las dos legislaturas pasadas lanzó este mensaje en el transcurso de un encuentro con el Observatorio Municipal Ciudadano de Jerez, aprovechando la visita a la provincia del responsable de Políticas Económicas de IU y concejal de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato y junto al también candidato de Adelante Andalucía, Santiago Gutiérrez.

Para Nieto, «se habla mucho en esta provincia de la cantidad de emprendedores que surgen cada año, pero no se habla de que la vida media de estas pequeñas empresas no suele durar más allá de dos años».

En esa línea, ha insistido en que «toda esa gente necesita un respaldo desde lo público que Susana Díaz les niega, pero que un gobierno de Adelante Andalucía pondría a su disposición, porque estamos convencidas de que la banca pública es la herramienta que hace falta para equilibrar este sistema financiero, en el que el poder financiero tiene la capacidad, sin presentarse a las elecciones, de tomar decisiones que afectan a nuestra vida cotidiana».

La candidata ha afirmado que los datos son los que mejor pueden mostrar la realidad de la que hablamos, y alude a cifras como el número de autónomos de la provincia de Cádiz al cierre del pasado año, concretamente «57.801 autónomos, que representan un 16,33 por ciento del total de afiliados a la Seguridad Social, una cantidad que es menor que el pasado año en Cádiz y en todas las provincias andaluzas».

Respecto a las pymes en la provincia, los datos relativos al año 2017 arrojan como resultado un total de 60.135 pequeñas y medianas empresas, un 11,99 por ciento del total andaluz, y al respecto, Nieto ha apuntado que «de estas empresas, más de la mitad, 30.832 no tienen ningún asalariado, cerca de 27.000 cuentan con hasta nueve asalariados, poco más de 2.000 de estas empresas tienen hasta 50 trabajadores a su cargo y menos de 300 empresas tienen hasta 249 empleados».

«Con respecto al año anterior, las variaciones más significativas están en el tramo de las empresas que cuentan con hasta nueve trabajadores, ahí se ha perdido más de un nueve por ciento de sociedades anónimas, más de un doce por ciento de comunidades de bienes y un 1,47 por ciento de cooperativas», ha abundado.

De igual modo, la candidata ha afirmado que «la realidad es que la supervivencia de las pymes no supera los cinco años en el 90 por ciento de los casos» y como principales razones, ha aludido al hecho de que «las condiciones de su financiación, sobre todo para el inicio de la actividad, y para soportar la morosidad son muy exigentes», a lo que se unen «las dificultades para acceder al crédito, que hacen fracasar muchas iniciativas empresariales».