CÁDIZ

La mujer que no quiso que se le ayudara

La anciana cuyo cadáver se ha encontrado en una casa de Cádiz llevaba veinte años viviendo sola y enferma pero rehuyó de sus vecinos y de las asistencias municipales

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«No quería ayuda de nadie». Isabel, la anciana cuyo cadáver se encontraba este martes tendido en el suelo de su vivienda en la calle García de Sola en Cádiz llevaba años sola. Al menos dos décadas, según cuentan los vecinos. La mujer, de 85 años, sufría problemas psiquiátricos y no mantenía apenas contacto ni con familiares ni con la gente de su barrio desde que perdió a sus padres con los que convivía.

Fue una vecina la que alertó a la Policía Nacional después de que llevaran varios días sin saber de ella. Y es que no la veían mucho, «no hacía vida» con los demás. Únicamente salía al rellano a barrer su puerta de vez en cuando. Pero ni siquiera así se la habían encontrado últimamente. Les extrañó su ausencia, llamaron a su puerta, no contestó y alertaron al 091 por si le había ocurrido algo.

De inmediato se presentó en la vivienda una patrulla y los agentes avisaron a los bomberos para que les abrieran la puerta. El cuerpo de la anciana se encontraba tendido en el suelo en su habitación y, según fuentes policiales, no presentaba signos de violencia. Todo apunta a que su muerte se debió a causas naturales.

Su cadáver no se ha encontrado hasta al menos dos semanas después de haber fallecido. Su caso es uno de esos tristes episodios de soledad elegida o advenida que sacuden conciencias acerca de si miramos o no al que está al lado.

Sin embargo, según relatan los vecinos que la conocían de siempre, Isabel no quiso nunca que se le ayudara aunque quisieran tenderle una mano. Parece entonces que ella así lo eligió. Además, fuentes consultadas confirman que no era usuaria de los servicios sociales del Ayuntamiento de Cádiz ni tampoco consta que hubiera solicitado alguna vez ayuda a la dependencia municipal ni al servicio de ayuda a domicilio.