Alonso Justo de Palacios recogió en cuatro horas ocho bolsas de basuras de la Bahía tras la celebración del Piojito. - La Voz
Medio Ambiente

Limpia en cuatro horas la basura tirada al mar del Piojito

El gaditano Alonso Justo de Palacios, aficionado a la pesca en kayak, denuncia en las redes sociales que recogió el pasado lunes más de ocho bolsas de basura de la Bahía generadas por el mercadillo

CádizActualizado:

Alonso Justo de Palacios es gaditano y aficionado a la pesca en kayak en la Bahía. Ha vivido durante años en la barriada de la Paz y por razones de trabajo ha trasladado su residencia al Río San Pedro.

Cada lunes cuando sale con su kayak observaba con indignación los desperdicios, plásticos y cartones que se acumulaban en el agua tras la celebración del tradicional mercadillo del Piojito, en el paseo marítimo de La Paz.

Concienciado con el medio ambiente y viendo que nadie pone solución a estos vertidos al mar, el pasado lunes decidió pasar a la acción y no quedarse parado ante estos hechos.

Desde las tres y hasta las siete de la tarde, empleó su tiempo libre -y que normalmente dedica a su afición- en recoger la basura acumulada tanto en el agua como en las rocas. El resultado: «saqué ocho bolsas grandes de comunidad llenas de porquería y decidí grabarlo y subirlo a las redes sociales a modo de denuncia porque hay que solucionar esto como sea».

Consciente de que la actividad del Piojito es necesaria no solo para los comerciantes de este mercadillo sino para los gaditanos que no pueden permitirse comprar ropa en otros establecimientos de la ciudad, Alonso (más conocido por sus amigos como Sito), defiende el cambio de ubicación del Piojito con el objetivo de que no se dañe el mar ni la Bahía de Cádiz, proponiendo otras ubicaciones como la de los terrenos de la antigua CASA.

Asegura que el próximo lunes intentará tener libre la tarde para repetir estas tareas de limpieza y evitar que la suciedad siga llenando las aguas de la Bahía.

No es la primera vez que Alonso hace este tipo de limpiezas de residuos. Junto a compañeros de su afición, la pesca en kayak, ha llevado a cabo estas tareas en otras zonas de manera altruista y desinteresada como son los bajos del puente Carranza o en San Fernando.