ELECCIONES MUNICIPALES

Domingo Villero: el ingeniero que pudo ser tenista

Ciudadanos se reservaba para las elecciones a un hombre sin pasado político y con una fuerte implicación en su colectivo profesional

Actualizado:

Domingo Villero es el candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Cádiz. La formación anunciaba que iba a apostar por un candidato que diera el golpe... y presentó a uno que, entre sus hobbies, tiene el boxeo, una afición que, lamenta, «se está perdiendo en Cádiz, como otras tantas cosas». De hecho, también le gusta practicarlo, y una de sus recetas para quitarse el estrés de la campaña y precampaña es darle «cuatro o cinco golpes al saco cuando llego a mi casa... y así me quedo como nuevo».

Si Cs buscaba a un candidato local para las elecciones, con Villero dieron en el clavo. Nació en la calle Sopranis en 1972, su madre era de la Merced y su padre, de La Viña. De hecho, la separación que Cádiz le vino cuando, precisamente, a su padre lo trasladaron a Ronda. «Pero volví en tercero de BUP a Cádiz». Aquí pasó por el IES Columela y luego por la Escuela de Ingenieros de la UCA, en pleno corazón de La Viña. Y ya no dejaría la ciudad. Porque una de las frases que tiene presente Villero es la que le dijo su padre con 14 años... «Ya estás tú en Cádiz». Como se verá a continuación, esa frase marcó el destino del ahora candidato de Ciudadanos.

Un partido que insinuaba que quería dar un pelotazo con el candidato que quería presentar. Y de pelotazos sabe mucho Villero, porque una de sus pasiones es el tenis. Habla del tema sin darle mucha importancia, «unos 40 trofeos tengo en casa de mis padres». Y comenta que «con 14 años fui campeón de Andalucía». En esa época, recibió la oferta de una beca a EE UU para dar el salto al ámbito profesional. «Estuve tentado... pero ahí fue cuando mi padre me dijo la frase y me quedé en Cádiz».

Si es la política un arte que requiere ingenio, Villero podrá aplicar sus conocimientos de ingeniero. Y si gobernar un Ayuntamiento requiere coordinar esos ingenios, puede poner sobre la mesa su bagaje como presidente, desde hace unos diez años, del Colegio de Peritos e Ingenieros Técnico Industriales, faceta por la que es más conocido en la ciudad. También es el presidente del Colegio a nivel andaluz y, durante unos años, estuvo en la directiva nacional. «Fueron unos años intensos, en los que logramos avances en aspectos como la homologación de títulos», destaca Villero.

Villero se confiesa un apasionado del motor, en especial de las motos, y del flamenco, «que para mí es una forma de vida, una religión». El periodista le tira de la lengua sobre gustos... «pues Camarón, Paco de Lucía y, de los artistas de hoy en día, quizá de los que más me gustan es Miguel Poveda». Villero cuenta que su padre era guitarrista flamenco y que de él se fue contagiando del amor a este cante. No quiere dejar el tema sin mencionar que, de Cádiz, «podemos destacar a Caracolillo y, en general, a decenas de jóvenes promesas que están ahí sólo a la espera de que le den una oportunidad».

Algunas encuestas le dan a Ciudadanos tres concejales. El tres es un número que acompaña a Villero. Tres han sido las empresas que ha creado y tres el número de perros que tiene («aunque no en la ciudad, en un campito»).

Como debutante en la política, ha tenido que aguantar la guasa de muchos de sus amigos por el hecho de presentarse. «Me preguntan que si estoy loco, que qué necesidad tenía de hacer esto». Y, entre bromas, a la pregunta de si algún conocido ya le ha pedido que lo coloque en el Ayuntamiento si resulta elegido alcaldable contesta que «hombre, eso es lo primero que te dicen».