David de la Encina, en una foto familiar, repite como candidato a la Alcaldía de El Puerto por el PSOE.
David de la Encina, en una foto familiar, repite como candidato a la Alcaldía de El Puerto por el PSOE.
Elecciones municipales 26-M

Elecciones municipales en El Puerto

Lejos de extravagancias, los candidatos al sillón de la plaza Peral presumen de normalidad, de familia, amigos, paseos por la arena y falta de tiempo

Un amante de la literatura, un crupier, una antigua promesa del balompié, un Rey Mago, un amante del tebeo… así son los alcaldables portuenses

El PuertoActualizado:

En El Puerto se ausentan las excentricidades. Candidatos conjugables, ‘como yo, como tú, como él’. Ni ricos ni pobres, ni de la farándula ni con pasado díscolo ni presente extraordinario. Con mucho más en común en lo personal que en lo ideológico. Amantes del deporte, familiares, de caminatas por la playa y entusiastas del flamenco, y es que la tierra alimenta y condiciona. Gustos corrientes de unos alcaldables que no rellenarían muchas páginas de papel cuché ni horas de ‘realitis’ en televisión. Así que sólo les queda gastarse la suela de los zapatos en ir barrio por barrio, lo que siempre hicieron, ahora para escuchar.

David de la Encina. Candidato PSOE

El alcalde que se escribe sus propios discursos

La política y la familia son los dos pilares sobre los que reposa la existencia de este licenciado en Derecho, ceutí de nacimiento, gallego de infancia y porteño de madurez. Al reflexionar sobre sus quehaceres, gustos, pasiones, manías… se sorprende como un tipo “muy simple”, ‘demasiado normal’. Esa normalidad le permite encarar la cotidianeidad con una intensidad asombrosa. Se afeita todos los días mientras escucha los informativos provinciales, y el biberón a la pequeña Mirian, de cinco meses, ha alterado un tanto esa rutina. Por ella, en defensa de la conciliación, hasta se ‘permitió’ las siete semanas lejos del Cabildo por paternidad, que asume como lección de madurez y empatía para con su esposa. Es un socialista clásico y por eso hasta cae bien a los del ‘otro bando’. Luis Miguel, Alejandro Sanz, un poquito de flamenco, la serie ‘Cuéntame’ cada jueves y ‘El principito’ como libro de ruta. Le encanta la literatura y lleva a gala hacer siempre sus discursos, habla con voz propia. Hogareño, animal de costumbres, más de paseo que de ‘running’ y un desastre para los ‘chapús’ en casa. Inagotable, las Redes, el Aculadero y Puerto Sherry son sus puntos energéticos.

Alejandro Gutiérrez. Candidato Podemos

El crupier que ahora entra en juego

Candidato de día, crupier de noche, Alejandro Gutiérrez reparte juego entre su pequeño Marcos, su compañera Carmen y su madre Antonia, el primer rostro que ve cada mañana junto al zumo, café y la tostada, por ese orden. Este autodidacta, de la política y la guitarra pues le gusta tocar muchos palos (hasta la bulería y la soleá), acaba de levantar su primera tienda en campaña procedente del movimiento sindical. Portuense de cuna; ecléctico musicalmente, amante del flamenco y de la música de importación con su propia caja de mezclas y un pasado de pinchadiscos, ordena esa amalgama de inquietudes con largos tiempos de esparcimiento por las orillas que se asoman a la Bahía. Apasionado del cine, del Padrino y el Casino de Scorsese, cómo no, ha caído también en el vicio del Juego... de Tronos. Adora la mezcla, huye de la uniformidad... hasta en los números.

Germán Beardo. Candidato PP

Del fútbol al aikido, político de acción

Una grave lesión de tobillo impidió brillar en el fútbol a este fino delantero que hasta llamó la atención del histórico Benfica. Germán Beardo, padre de tres hijos (Marta, Rocío y Germán junior), con sólo 33 años –sí, siempre pareció más mayor –, se recorre El Puerto cada día después de su misa diaria en Los Milagros. Familiar, tímido, alejado de la imagen del político moderno, alterna paseos por la playa con sus clases de Aikido. Devoto del Nazareno, lo mismo escucha flamenco que Bon Jovi  y desconecta, cuando puede, ante la gran pantalla. ‘Gladiator, Los juegos del hambre, Master and Commander’, y es que le va la marcha al candidato más enredado de la ciudad. ‘Hola, él es Germán’.

Curro Martínez. Candidato Cs

Rey Melchor, empresario capaz y capataz

Juan Antonio Martínez es ‘Curro’. Propietario de la empresa Puerto Clean, expresidente de los jóvenes empresarios de Cádiz (y exmiembro de un rosario de organizaciones relacionadas), rey Melchor y ahora alcaldable de Ciudadanos. Tiempo no le sobra más que para informarse a este joven emprendedor (36 años) que proviene de la sociedad civil y retroalimenta sus pasiones y labores. Buen ojo debía tener al hacerse cargo de la dirección deportiva del Recre Portuense si bien él ha sido un fichaje de última hora. Licenciado en Márketing y con un máster en dirección de empresa, padre de dos hijas que consumen sus minutos de ocio, aún se recuerda su buena mano en el tenis. De juventud. Ahora se mantiene con largos paseos por la playa y la visita frecuente a la Patrona, la Virgen de los Milagros, de la que es capataz.  

Juan Carlos Sanz. Candidato Vox

Un cocinitas amante de Mortadelo y Filemón

Mortadelo y Filemón, El Botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio, Zipi y Zape… inundan la estantería de su casa. Tebeos de su infancia que siempre quedan a mano de Juan Carlos Sanz para sacarle la sonrisa en momentos de asueto. Vox presenta en El Puerto a un ‘cocinitas’ que empieza a cogerle el punto al asado de la política, aunque él es más de cocido madrileño. La plancha, para el filete vuelta y vuelta, no para las camisas. Responsable de Compras en una Planta de Tratamiento de R.S.U de la provincia, madruga cada día sin importar si es lunes o domingo. El único capricho que se permite el fin de semana, si lo pide el cuerpo, son unos churros, costumbre que se va perdiendo en estos tiempos líquidos de ‘healthy food’. Ordenado, meticuloso, el viaje de ida en coche lo aprovecha para informarse; el de vuelta, para desconectar con Cadena Dial. Caminar con su perro por la arena le conecta con su lado calmado, reflexivo, vital.