Elisa vivía en un chalet situado en las inmediaciones de la Venta López en Chiclana
Elisa vivía en un chalet situado en las inmediaciones de la Venta López en Chiclana - C.Cherbuy
SUCESOS

«El niño era muy introvertido, siempre miraba hacia abajo y apenas decía nada»

La Guardia Civil detuvo hace unas semanas al hijo adoptado de Elisa Polo como presunto asesino tras una investigación que ha durado dos años

Detenido un menor de 16 años acusado de matar a su madre adoptiva en Chiclana

CHICLANAActualizado:

Elisa Polo había pasado por varios hoteles de Canarias hasta que finalmente recaló en el Riu de Chiclana. Allí era la gobernanta de la zona noble. Precisamente hoy el hotel donde trabajaba abría sus puertas para comenzar la temporada turística y lo hacía con la noticia de la detención de su hijo adoptado por presunto autor de su muerte.

Los trabajadores recuerdan aquel día ya que al ver que no llegaba a su trabajo y no dar señales, algo que les extrañó por su forma de ser, acudieron a su casa para enterarse que había fallecido durante la noche. Ahora según la investigación la causa fue por un asfixia provocada presuntamente por su hijo.

«Ella era muy buena persona, muy trabajadora y aquí se le quería mucho». Recuerda uno de los que fuera sus compañeros que destaca el trabajo y el buen hacer de Elisa.

También exponen que la pareja se decidió adoptar ante la imposibilidad de tener hijos y que estaban muy ilusionados con el niño.

Ella vivía en una zona de chalets alrededor de la conocida Venta López y allí en el establecimiento varios recuerdan el velar con el menor para acudir a la parada de autobús que hay en el lugar. «El niño era muy introvertido, siempre miraba hacia abajo y apenas decía nada».

La zona se ha despertado con la noticia pero lo cierto es que se trata de un lugar en el que las casas están alejadas utilizadas como segunda vivienda da y sin mucho trato entre los vecinos, por eso muchos intentaban ponerle cara aunque les costaba.

Aún así el tema en el lugar es recurrente y todos hablan de ello ya que la mayoría de los residentes trabajan en los hoteles y es un lugar cercano.

Una zona tranquila que ahora se ve sacudida por un suceso que genera consternación entre aquellos que llegaron a conocer a Elisa y a los que no les cabe en la cabeza que su ilusión fuera la que finalmente le quitará la vida.