La pancarta irrumpía entre el público asistente al mitin socialista en Chiclana. - Antonio Vázquez
ELECCIONES ANDALUZAS

Un mitin de incidentes

Susana Díaz y Pedro Sánchez remarcan su apuesta por Cádiz en un acto en el que una mujer logra interrumpirlo con una pancarta

ChiclanaActualizado:

La política a veces hace extraños compañeros de viaje. Y en este caso, la travesía de los próximos comicios andaluces del 2 de diciembre, ha juntado en un acto electoral en Chiclana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Dos personas que hasta hace poco se enfrentaron por el control del Partido Socialista a nivel nacional y cuya relación no es muy fluida, algo que es público y notorio y de ahí el interés de esta cita.

Y es que la elección de Chiclana por Pedro Sánchez para involucrarse en la campaña electoral de Andalucía, no es casual, puesto que encontró en el regidor de Chiclana, José María Román, uno de sus principales apoyos en la provincia para su candidatura al frente del PSOE, frente a los principales espadas de la provincia que se volcaron con Susana Díaz.

Por ello el interés estaba en las palabras que tanto Susana Díaz como Pedro Sánchez se iban a dirigir, así como las promesas que se iban a hacer por la provincia. Pero cuando Susana Díaz tomó la palabra una pancarta se alzó desde la décima fila y una mujer comenzó a interrumpir el discurso gritando «voto nulo».

En el cartel que portaba ponía «Susana Díaz corrupta» y la seguridad, puesto que se trataba de un acto en el que además de la presidente de la Junta estaba el presidente del Gobierno, actuó de inmediato y sacó a esta mujer al patio de las bodegas, dónde estaban los militantes, que no pudieron entrar por el aforo, escuchando el acto y donde se quedó a la espera de su pancarta mientras que algunos le recriminaban su acción, hasta que finalmente se marchó del recinto.

Susana Díaz reanudó su discurso pidiendo a los socialistas que no se dejaran llevar por la crispación y que sólo fueran a actos de otras formaciones para escuchar sus propuestas y lo que pretenden para Andalucía.

Pero al poco tuvo que volver a interrumpirlo en esta ocasión para atender a una persona que había sufrido un golpe de calor, precisando la entrada de los servicios de emergencias.

Campo de Gibraltar

Y en cuanto a los discursos, pocos guiños entre Susana Díaz y Pedro Sánchez que sí coincidieron en reivindicar la apuesta que se hace, tanto por parte de la Junta como del Gobierno, por la provincia. De esta forma, pusieron sobre la mesa los mil millones de euros que se pretenden destinar al Campo de Gibraltar.

Sánchez expuso la intención de aprobar un plan de empleo para jóvenes en los próximos meses y realizar un registro de horas extras no remuneradas. Aseguró que Francisco Franco saldría del Valle de los Caídos en 2019 y la determinación de subir el sueldo mínimo. Así como la intención de acabar con los aforamientos de los diputados.

Susana puso el 'acento andaluz' de su campaña en la apuesta por lo público y la creación de equipamientos sanitarios, educativos así como, a nivel provincial, la mejora de las conexiones entre Ronda y Cádiz.