Parada de taxis en el centro de Sevilla
Parada de taxis en el centro de Sevilla - ABC

Taxi y VTC rechazan las propuestas de la Junta de Andalucía y anuncian manifestaciones

Ambos colectivos ven inaplicables las ideas propuestas sin cambios sustanciales y Élite Taxi saldrá a la calle el próximo martes

SevillaActualizado:

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, quiere ordenar la convivencia de taxistas y coches con conductor (VTC, es decir, plataformas como Uber y Cabify) en Andalucía. Una tarea que se antoja complicada, dada la situación de enfrentamiento que tienen ambos colectivos. Desde su consejería, Carazo ha presentado una amplísimo análisis de la situación y una batería de medidas en forma de documento de trabajo sobre el que debatir.

En el informe de Fomento hay diez propuestas al sector: que los taxis puedan tener precio cerrado, el cobro por plaza, intensificar la inspección de turismos, crear una web de control andaluza, convenios entre Junta y ayuntamientos, grupos de trabajo en las comisiones provinciales del taxi para crear «un área de prestación conjunta», impulsar el taxi rural, exigir al Gobierno central que legisle sobre este sector, revisiones de las condiciones técnicas de los VTC y, por último, la más polémica, las «estaciones VTC», es decir, aparcamientos base estratégticamente situadas en relación a los puntos de mayor demanda desde la que puedan responder a las llamadas de los clientes.

Desde la Consejería de Fomento advierten de que el documento y las medidas propuestas son una base para empezar a hablar entre dos colectivos hasta ahora irreconciliables. Sin embargo, consultados ambos frentes, la propuesta sí ha conseguido unir a taxistas y conductores. Pero no en el sentido en el que esperaba la consejería, sino en el contrario. Ambos colectivos ven con malos ojos a priori la propuesta de la Junta.

Los taxistas son los más duros en sus críticas. «Ahora le ponen estaciones a la VTC y luego les pondrán lo que quieran las multinacionales», se queja Miguel Ruano, presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi. «PP, Ciudadanos y Vox van de la mano por el liberalismo», indica, antes de añadir que desde el taxi querían un tiempo de precontratación «de 30 minutos» para los coches con conductor.

Para los taxistas, la Junta se mira en Madrid como modelo de regulación. «Están muy orgullosos de cómo ha ido allí y lo quieren calcar en Andalucía», explican. Y se quejan de que desde la administración andaluza «juegan con nuestras miserias, con el sector y su mala situación». Para Ruano, es falso que haya sentencias contra el tiempo de precontratación. «Solo hay informes en contra de la Agencia de la Competencia, pero no son vinculantes».

No habrá huelga

El sector del taxi entiende que su negocio es «un caramelito» donde muchos quieren meter mano. De todos modos, Ruano asegura que están en plazo de presentar alegaciones al informe de la Junta. Porque, asegura, su idea pasa por protestar si no se les escucha, pero no por huelgas como se vieron en Madrid. «Ya les gustaría que fuéramos a la huelga», indica. Ir a paros duraderos y paralizar las calles de las ciudades, entiende Ruano, es «darles publicidad a los VTC y un error porque supone volcar el negocio del taxi en los coches con conductor. En Madrid, cuando hicieron huelga durante 16 días -recuerda- se traspasó el negocio a las VTC que fidelizaron y ahora es muy difícil recuperar».

Más críticos aún son desde Élite Taxi, que han propuesto una caravana de protesta por el borrador de la Junta para el próximo martes 23 en Sevilla. Su división de la Costa del Sol cree que el informe de la Junta es un intento de «ganar tiempo de cara a unas próximas elecciones generales». Estos taxistas creen que la Junta les «toma el pelo». Además acusan a Fomento de haberse sentado con la patronal de los VTC «para confeccionar a medida una normativa para ellos y sentenciar de muerte a nuestro sector».

Por su parte, la patronal de las VTC tampoco está contenta con el contenido del informe. Entienden que es un primer documento sobre el que empezar a trabajar y anuncian también recursos y contrapropuestas. Así, Pablo García-Trespalacios, presidente de la Asociación de Vehículos con Conductor, la patronal del sector, asegura que están «trabajando» para «presentar alegaciones» pero que, en todo caso, ellos no van a entrar en cómo se regula el taxi ya que entienden que es «antidemocrático» que un sector quiera regular a otro, como, acusan, quieren hacer desde el taxi con las VTC.

«Es absolutamente antidemocrático -acusa García-Trespalacios- que un sector quiera regular a otro. No debemos permitirlo», indica en referencia al taxi el presidente de la patronal andaluza de los VTC.

En todo caso, García-Trespalacios asegura que hay medidas que no van a consentir como el que sus coches tengan que volver a la base o estacionamiento entre servicios. «Hay una sentencia del Tribunal Supremo del año 2012 que elimina esa condición para nuestro trabajo», recuerda. «Tener que volver a la base para “tocar la pared” es un atraso».

De la propuesta de la Junta, la patronal de la VTC sí saca algo positivo. Les parece acertada la idea de que al menos el 20% de los vehículos de transporte deban ser ecológicos, eléctricos o híbridos. «Como patronal estamos en eso», explica García-Trespalacios.