Imagen de los jardines exteriores del Parlamento de Andalucía
Imagen de los jardines exteriores del Parlamento de Andalucía - JUAN JOSÉ ÚBEDA
ANDALUCÍA

El Parlamento no encuentra concesionario para sus nuevos coches oficiales

Declara desierto el concurso para contratar, mediante leasing, seis coches oficiales para los miembros de la Mesa de la Cámara

SEVILLAActualizado:

No hay coches nuevos para sus señorías. Al menos por el momento porque el Parlamento de Andalucía ha declarado desierto el concurso público que había convocado para adquirir, mediante la fórmula de leasing, seis vehículos para destinarlos a los miembros de la Mesa del Parlamento que los tienen asignados. Y que son los representantes de todos los grupos políticos menos Podemos y Ciudadanos que han renunciado expresamente a los mismos.

El Parlamento había ofertado 162.000 euros, con el IVA incluido, por los seis coches que tenían que ser tipo berlina, nuevos, de la misma marca y de color gris metalizado. El concurso salió publicado el 1 de diciembre de 2017 y las empresas interesadas tenían que presentar la documentación antes del 12 de enero, lo que significa que tenían que preparar la oferta y realizar todos los trámites burocráticos en plena Navidad.

Tal vez haya sido esa la circuntancia o tal vez el precio establecido por la Cámara andaluza, pero lo cierto es que no se ha presentado ninguna oferta y el letrado mayor del Parlamento, Javier Pardo, ha firmado una resolución declarando desierto el concurso público.

Los viajes

Ahora tendrán que decidir si hacen un nuevo concurso ampliando los plazos o subiendo el precio de la oferta ya que los vehículos actuales no están en las mejores condiciones y es necesario llevarlos frecuentemente al taller para reparaciones. Hay que tener en cuenta que estos coches llevan a sus señorías hasta sus lugares de origen que son Córdoba, Granada, Huelva o Málaga, unos trayectos que a veces hacen de ida y vuelta en el día.

Porque según las oferta presentada, el precio individual de cada vehículo no podía ser superior a los 27.000 euros y el precio del contrato iba a ser satisfecho en 48 mensualidades más, en su caso, el importe del valor residual en el supuesto de que Parlamento hubiese ejercido la opción de compra de uno o varios de los coches.

Los vehículos había que entregarlos en el plazo de dos meses a contar desde la fecha en la que se estableciera el documento de formalización del mismo por el Parlamento. El contrato para estos coches era de 48 meses.

Diez coches

El Parlamento dispone de diez vehículos oficiales de alta gama (siete Audi y tres Peugeot) más una furgoneta que se utiliza para el reparto de documentación y servicios auxiliares. Cada vehículo cuenta con un conductor asignado al mismo.

Para sufragar el combustible, la Cámara presupuesta unos 67.000 euros anuales.