El Gobierno de Juanma Moreno al completo, tras su toma de posesión
El Gobierno de Juanma Moreno al completo, tras su toma de posesión - RAÚL DOBLADO

Consejerías AndalucíaLas parcelas de poder de cada consejero de la Junta de Andalucía, al detalle

Memoria Histórica depende de la Consejería Cultura, según el decreto de estructura del Gobierno

SevillaActualizado:

Después de Juanma Moreno, su vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Ciudadanos) y el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (PP), son los hombres con mayor poder dentro del nuevo «gobierno del cambio». En el decreto de estructura de la Vicepresidencia y las Consejerías, publicado ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, ambos dirigentes se reparten las competencias con más capacidad de influencia dentro del delicado juego de equilibrios entre el PP y Ciudadanos sobre el que se sustenta el Ejecutivo andaluz.

Bendodo controlará la gestión política de las delegaciones del Gobierno de la Junta en las provincias, que se adscriben a su Consejería. Ésta también asume las competencias actuales de la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil. Dentro de la macroconsejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, el líder de Ciudadanos se convierte en el interlocutor de la Administración con los ayuntamientos. Un puesto con rentabilidad política a cuatro meses de las elecciones municipales, que servirán de termómetro del pacto para desalojar al PSOE.

Marín firmará las resoluciones de subvenciones a ayuntamientos y diputaciones para financiar materiales de proyectos de obras y servicios. De su macroconsejería también cuelgan, como avanzó ABC, las competencias de violencia de género y la coordinación de Políticas Migratorias, dos materias espinosas para el Gobierno, que dominan casi exclusivamente el programa de Vox, que llegó a un acuerdo de investidura con el PP que no compromete a Ciudadanos.

Según se desprende del primer bosquejo del organigrama autonómico, Marín gestionará el Portal de la Transparencia y un nuevo organismo, la Oficina Andaluza contra el Fraude y la Corrupción. Habrá que esperar a que se publique el decreto de estructura de cada consejería para conocer cuáles son las direcciones generales y secretarías que dependen de ella.

Bajo su paraguas estarán también la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte, la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre y Fundación Pública Andaluza Centro para la Mediación y el Arbitraje, una entidad con un solo trabajador.

La gestión de la publicidad institucional —que ahora reside en la Dirección General de Comunicación Social— será compartida entre Bendodo y Marín. Al igual que la RTVA, que no aparece en el decreto.Para su supervisión se creará una entidad nueva.

Al consejero de la Presidencia, amigo de Moreno desde que ambos coincidieron en Nuevas Generaciones de Málaga, estarán adscritas la Fundación Centro de Estudios Andaluces, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda) y el Instituto Andaluz de Administraciones Públicas. Bendodo será el representante de la Junta en las negociaciones con los sindicatos de funcionarios y laborales, un puesto que requiere mucha cintura.

En el orden de prelación del Gobierno se alterna un consejero de Ciudadanos con otro del PP y así sucesivamente y siguiendo este esquema fueron tomando posesión de sus cargos en el Palacio de San Telmo. Una mujer, la funcionaria Rocío Blanco Eguren, ocupa el cuarto puesto en el nuevo organigrama de la Junta. Como era de prevé, como consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo controlará el Servicio Andaluz de Empleo, una agencia con más de 3.500 trabajadores, algunos de ellos «enchufados» procedentes de la extinta fundación Faffe. Bajo su mando estarán el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales y la Fundación Andalucía Emprende.

El exdirector de Tributos del Gobierno central Alberto García Valera aglutina bajo su cartera las competencias de Hacienda, Industria y Energía. Entre sus funciones está la tramitación de las licencias mineras, la Agencia Tributaria andaluza, la Agencia Andaluza de la Energía, Veiasa (los servicios públicos de ITV) y, como novedad, la empresa que gestiona Sierra Nevada, Cetursa, que no dependerá del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda (Cs). El ex seleccionador de Baloncesto controlará la Agencia Pública Andaluza de Educación.

Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, añade a las competencias propias del sector primario, la gestión medioambiental del Gobierno. Entre las entidades que dependerán de la parlamentaria almeriense están la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, donde trabajan más de 5.000 personas, entre otros, los operarios del Plan Infoca. A su consejería están adscritas la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía y la Fundación para el Desarrollo Sostenible de Doñana.

Algunas competencias han estado bailando entre distintas consejerías hasta última hora. Finalmente, la Memoria Histórica se ha asociado a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, bajo la dirección de Patricia del Pozo. Tendrá la difícil tarea de buscar el consenso parlamentario para derogar la Ley de Memoria Histórica andaluza y sustituirla por una de Concordia, una de las condiciones que impuso el partido de Santiago Abascal a Moreno para convertirlo en el primer presidente no socialista del Palacio de San Telmo. Del Pozo también dirigirá la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales y el Patronato de la Alhambra y Generalife.

IDEA, en Economía

El catedrático Rogelio Velasco, como consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, estará al frente de otro macrodepartamento con competencias muy heterogéneas, que van desde la investigación al emprendimiento. Bajo su cartera cuelga el mayor número de empresas de contenido económico, encabezadas por la agencia IDEA, que en los últimos tiempos ha tenido más resonancia por las investigaciones judiciales que por los logros propios de su actividad incentivadora de empresas. De Velasco dependen la Agencia Andaluza del Conocimiento, la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía, el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el Parque Científico y Tecnológico Cartuja, la Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones, Soprea, la refundada Invercaria y los parques tecnológicos.

El médico cordobés Jesús Aguirre es el consejero de Salud y Familias (en plural). Además de la gestión del Servicio Andaluz de Salud y las agencias empresariales y fundaciones sanitarias, le corresponden la gestión de los programas para la promoción de las familias, el registro de Parejas de Hecho, y reconocimiento y la expedición y renovación del título de familia numerosa, tareas más burocráticas.

La política de conciliación, en cambio, está adscrita a la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, Rocío Ruiz (Cs), que controlará el Instituto Andaluz de la Mujer, la Agencia Andaluza de Cooperación y los servicios públicos de dependencia.

Por último, la diputada del PP Marifrán Carazo, como consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, presidirá la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía.