Las infraestructuras incumplidas en Andalucía
Las infraestructuras incumplidas en Andalucía - ABC
INCUMPLIMIENTOS

Ocho grandes proyectos para Andalucía que se quedaron en simples inocentadas

Sedes judiciales, hospitales, puentes, trasvases, teleféricos y hasta un «parque de los cuentos» forman la lista de promesas que fueron eso, un cuento

SEVILLAActualizado:12345678
  1. La sede judicial de «ciencia ficción»

    Carmen Hermosín y Alfredo Sánchez Monteseirín, en 2003
    Carmen Hermosín y Alfredo Sánchez Monteseirín, en 2003 - ROCÍO RUZ

    Con permiso del Metro, la Ciudad de la Justicia ha sido el proyecto del que más se ha hablado, escrito y discutido en Sevilla en los últimos quince años. El más prometido, planificado, «vendido», ubicado y reubicado, sin provecho alguno. Como dijo Emilio de Llera, en un arranque de sinceridad, nada más asumir el cargo de consejero de Justicia e Interior en 2012, la nueva sede judicial «es de ciencia ficción y está enterrada» al igual que las restantes obras de gran envergadura en Andalucía. De esta franca declaración de intenciones han pasado ya cuatro años y medio. El tiempo le ha dado la razón: el proyecto sigue sin aparecer en la agenda de prioridades del Ejecutivo regional. No hay dinero ni se espera. Partiendo de esta premisa, la Junta no ha hecho otra cosa que no sea marear la perdiz y ganar (o perder) tiempo ante la estupefacción de los profesionales de la Justicia y escepticismo de los ciudadanos.

    Se pierde la cuenta de los emplazamientos que le han buscado a la maqueta desde que el alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín firmara con la consejera Carmen Hermosín el protocolo para construirlo en 2003. Que si en Tablada; que si unos terrenos de Los Gordales en Los Remedios, patrimonio del Estado; que si el Prado de San Sebastián (opción preferida por el PP) y hasta una parcela reservada junto a la dársena de Batán. Demasiadas novias para dejar compuestos y sin edificio a los sevillanos. Para ocurrente la ubicación que planteó Manuel Chaves en el Ayuntamiento de Sevilla, en presencia de Monteseirín: un solar del Puerto próximo a unos depósitos de material inflamable, que tendrían que trasladarse. El presidente proclamó con rotundidad que «en 2010 la Ciudad de la Justicia estará en pleno funcionamiento». Y conste que no era 28 de diciembre.

  2. El cuento del Parque de los Cuentos

    Maqueta de Estudios Seguí, para el parque de los cuentos de Málaga
    Maqueta de Estudios Seguí, para el parque de los cuentos de Málaga - ABC

    Lo anunció en 2007 a bombo y platillo la entonces consejera de Cultura Rosa Torres. Sería un proyecto «pionero en Europa». El Parque de los Cuentos, un espacio en Málaga que se convertiría en un referente sobre el mundo de la tradición oral y la literatura infantil. Y que, además, permitiría recuperar el abandonado convento de la Trinidad, un edificio de gran valía del XVI declarado Patrimonio Histórico, pero que, propiedad de la Junta de Andalucía, se encontraba en estado ruinoso. Se llegó a convocar un concurso de ideas. Se presentó la propuesta ganadora de un equipo de arquitectos, denominada «Los ecos de las palabras». Pero el cuento se quedó en parque lleno de jaramagos. Del proyecto nunca más se supo. Y ni siquiera las iniciativas que después ha intentado la Junta para recuperar el emblemático convento, como llevar allí la Biblioteca Provincial, han dado fruto, según informa Fernando del Valle. El cuento fue una ruina.

  3. El teleférico a ninguna parte

    Recreación virtual del teleférico a Sierra Nevada
    Recreación virtual del teleférico a Sierra Nevada - IDEAL

    Granada. Septiembre de 2006. Un grupo de empresarios promueve una ruta alternativa a la carretera que asciende desde la capital granadina a la estación de esquí. La solución para salvar el desnivel de 1.500 metros de altura pasaba por construir un teleférico, el de mayor recorrido del mundo, capaz de transportar en 40 minutos hasta 3.600 personas en un trayecto de 19 kilómetros, con una inversión privada de 150 millones de euros. Los monumentales atascos en la carretera parecían tener los días contados.

    El teleférico, que partiría desde el estadio de Los Cármenes, en la capital, hasta la zona de los albergues en las pistas nevadas, iba a estar funcionando en 2010. Una década después, el proyecto sigue suspendido en el aire, nunca mejor dicho. La iniciativa se estrelló contra la rocosa resistencia de Parques Nacionales y de la Junta de Andalucía. La Consejería de Medio Ambiente emitió un dictamen medioambiental desfavorable esgrimiendo la «incidencia negativa directa» en el espacio protegido del macizo. En 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía anuló varias resoluciones en contra del Gobierno andaluz. El anterior alcalde, José Torres Hurtado, intentó reactivarlo. Demasiado tarde. El ánimo de los empresarios se había enfriado. Decidieron no perder ni un minuto más en un proyecto que no contaba con la bendición autonómica.

  4. La Atlántida abandonada de Jaén

    Excavaciones en el yacimiento de Marroquíes Bajos
    Excavaciones en el yacimiento de Marroquíes Bajos - MANUEL MIRÓ

    La basura se amontona sobre los vestigios de Marroquíes Bajos, el mayor poblado de Europa de 5.000 años de antigüedad del que se tienen noticias. En una parcela de 6.000 metros cuadrados situada en una zona de crecimiento urbanístico de Jaén, languidecen los restos de un asentamiento de la Edad del Cobre y una villa romana. Su disposición en círculos concéntricos con fosos que canalizaban el agua hasta las viviendas, un prodigio de ingeniería en aquellos tiempos, llevó a algunos investigadores a situar allí la ciudad perdida de Atlántida descrita por Platón. En 1996, la Consejería de Cultura anunció la creación de un parque arqueológico. En octubre de 2003, el yacimiento fue inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. Aparte de algunas excavaciones que, entre otros hallazgos, sacaron a la luz una basílica paleocristiana, la mayoría de estos tesoros permanecen ocultos y enterrados. El museo al aire libre prometido por la Junta lleva trazas de ser un espejismo tan ficticio y utópico como la ciudad soñada por el antiguo filósofo griego.

  5. El hospital de Cádiz, de realidad virtual

    Unaa comitiva del PP, bajo el cartel del hospital que la Junta no construyó
    Unaa comitiva del PP, bajo el cartel del hospital que la Junta no construyó - F. JIMENEZ

    Faltaba mes y medio para la campaña de las elecciones autonómicas de 2008 y el presidente andaluz se puso al frente de una operación a cuatro bandas —Junta, Estado, Ayuntamiento y Consorcio de la Zona Franca de Cádiz— destinada a acabar con la saturación del hospital Puerta del Mar. El nuevo centro sanitario de Cádiz estaba llamado a ser «el más moderno y avanzado de España». Así lo presentó el 13 de enero de 2008 Manuel Chaves durante el acto de la firma del convenio que iba a hacer posible este «gran hito» para Cádiz. Las grúas poblaban el cielo de las ciudades y el objetivo era financiarlo con las plusvalías que generara la construcción de viviendas en la parcela que ocupa el actual hospital. El fin de la burbuja inmobiliaria desinfló como un balón pinchado aquel «referente andaluz» promovido por la Junta. Un cartel publicitario que ésta se apresuró a colocar (en eso fue rauda y veloz) en el solar donde se iba a levantar el hospital, es el único testimonio que queda de aquel proyecto tan moderno que fue pura realidad virtual.

  6. El Palacio del Sur, sin norte

    Rosa Aguilar, en la firma del contrato del Palacio del Sur, en 2001
    Rosa Aguilar, en la firma del contrato del Palacio del Sur, en 2001 - RUIZ DE ALMODOVAR

    El padre de la inteligencia artificial, John McCarthy, pronunció una frase cargada de cinismo que define a la perfección lo que ha pasado con el Palacio del Sur. El prominente informático proclamó que sólo hay algo más perjudicial que un político que olvida sus promesas electorales y es aquel que trata de cumplirlas. La obsesión del Ayuntamiento de Córdoba por levantar un faraónico centro de congresos de dudosa viabilidad, encargado al afamado arquitecto Rem Koolhaas obligó a los cordobeses a pagar una factura de 10,5 millones. Un agujero. Fue lo único que dejó este icono que nunca pasó de ser una maqueta.

    Ironías del destino, el teniente de alcalde que lo impulsó, José Mellado (PSOE), había prometido que el edificio, con hotel y zonas comerciales, se haría a coste cero para la ciudad. Quince años han pasado desde que el Consistorio convocó un concurso de ideas que reunió en Córdoba a los más reputados arquitectos internacionales. Reuniones, viajes, estudios, reformas, cambios del PGOU no se tradujeron, a la postre, en un solo ladrillo. El solar donde se iba a erigir el edificio «más importante tras la Mezquita», como lo presentó un periódico local, está hoy repleto de malas hierbas y jaramagos. Únicos testigos de lo que pudo ser y no fue. Córdoba se quedó sin su Palacio del Sur, con una colección de maquetas muy vistosas y diez millones tirados a la papelera.

  7. El segundo puente de Huelva

    El puente iba a descongestionar el tráfico del Polo Químico
    El puente iba a descongestionar el tráfico del Polo Químico - ABC

    Si hay una infraestructura digna de figurar en esta lista de inocentadas, ése es el segundo puente sobre el río Tinto en Huelva. A finales de la pasada década, tanto la Junta como el Gobierno central se sacaron de la chistera la construcción de sendos viaductos para descargar de tráfico el puente actual, una demanda histórica del Polo Químico y del Puerto de Huelva. Ninguno de los dos ha visto la luz. ElMinisterio de Fomento, con Magdalena Álvarez al mando, tomó la delantera. En 2007 encarga el estudio del nuevo viaducto desde la Punta del Sebo, dentro del desdoble de la carretera de Mazagón. Al cabo de siete años, la promesa quedó fuera del plan de transporte estatal diseñado por la ministra Ana Pastor. Igual fortuna ha corrido el puente autonómico, de un kilómetro de longitud, que iba a salvar la frontera del río desde la carretera H-30 hasta la A-494 a la altura de la Palos de la Frontera. La Consejería deObras Públicas anunció en junio de 2008 que las obras arrancarían al final de 2010. El anteproyecto preveía crear —tal era el grado de exhaustividad— 566 empleos. Al final, nada por aquí, nada por allá. YHuelva sigue sin su segundo puente.

  8. El trasvase en dique seco

    Aznar coloca la primera piedra en Almería del trasvase del Ebro, en el año 2004
    Aznar coloca la primera piedra en Almería del trasvase del Ebro, en el año 2004 - ABC

    Un repaso a las inocentadas históricas de Andalucía estaría incompleto sin el trasvase del Ebro. El controvertido proyecto del Gobierno del PP, valorado en 4.000 millones de euros, que iba a regar el mayor huerto del sur de Europa, que bombearía 95 hectómetros cúbicos anuales de agua hasta ese mar de plástico de los invernaderos almerienses. El trasvase se quedó en una primera (y última) piedra, la que simbólicamente colocó el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, en Huércal-Overa (Almería), en el extremo más meridional de la gran tubería que iba a recoger el agua desde el río más caudaloso de España a su paso por Tarragona para distribuirla por la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. Trece años están a punto de cumplirse de aquella foto donde también posaba sonriente Gaspar Zarrías, consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía. Cuatro meses tardó el nuevo inquilino de La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero, en darle carpetazo a esta iniciativa incluida en el Plan Hidrológico Nacional.