Imagen del acto celebrado en la céntrica Puerta de Purchena
Imagen del acto celebrado en la céntrica Puerta de Purchena - EFE
NIÑO DESAPARECIDO EN NÍJAR

Los momentos más emocionantes del multitudinario apoyo a los padres de Gabriel

Bajo el lema «#TodosSomosGabriel» alrededor de 8.000 personas se concentraron el viernes en Almería

ALMERÍAActualizado:

Bajo el lema «#TodosSomosGabriel» alrededor de 8.000 personas se concentraron el viernes en la céntrica Puerta de Purchena de la capital almeriense para apoyar a los padres de Gabriel Cruz Ramírez, el «pescaíto» de 8 años que lleva desaparecido desde las 15.45 horas del pasado 27 de febrero. Al frente de la manifestación estaban sus padres, Ángel Cruz y Patricia Ramírez, que, con lágrimas en sus ojos y un doloroso hilo de voz, hicieron hincapié en que tienen «las esperanzas más encendidas que nunca».

«Son ya diez días, precisamente desde el día de su santo, y sabemos que contamos con los mejores medios a nuestro alcance, pero pedimos ánimo y que el esfuerzo se multiplique para que vuelva con nosotros, vuelva al colegio, a jugar con sus amigos, para que vuelva a vivir, eso queremos». Es lo que su padre pedía, a lo que la madre, que en varios momentos fue desbordada por un sobrecogedor llanto, del que se contagiaron buena parte de los presentes, instaba a toda la ciudadanía a que «sigáis con nosotros porque es la única manera posible de sacar lo bueno de las personas, con el amor que estamos dando y que nos están demostrando muchas personas».

La Puerta de Purchena se vio inundada de «pescaítos» y de cerca de 3.000 lazos azules en recuerdo del pequeño. «Esperamos que los mensajes de 'pescaítos' inunden el mundo entero y ablanden el corazón de quien lo pueda tener para que recuerden que ellos también fueron niños inocentes y lo dejen en un sitio público, donde él pueda pedir ayuda y volver con nosotros», apuntó Ángel Cruz. El padre reconoció que tanto él como el resto de la familia «estamos dispuestos a hacer lo que haga falta y esté en nuestras manos para que vuelva. A quien lo pueda tener, que se ponga en su piel, que es un niño que no tiene porque pasar esta situación tan amarga».

«¡Liberad a mi 'pescaíto'!» fueron las últimas palabras de un padre roto por el dolor de no tener idea alguna del paradero de su hijo y de cómo se encuentra éste. Lo que si tiene claro y nadie se lo saca de la cabeza es que el menor se encuentra retenido en contra de su voluntad. En este sentido, mostró su confianza en que «antes de que caiga esta noche, Gabriel esté en una rotonda o en un parque y caminando hacia nosotros» porque «él no tiene la culpa de nada».

Patricia, con un visible agotamiento físico va siempre envuelta por la bufanda celeste que su hermana Olga le regaló por Reyes al pequeño

Sin ser consciente de quién puede tener retenido a su hijo, Patricia, con un visible agotamiento físico y siempre envuelta por la bufanda celeste que su hermana Olga le regaló por Reyes al pequeño, pidió «perdón de corazón» a quien haya podido actuar contra Gabriel por «hacernos daño». Por más vueltas que le ha dado a su cabeza, reconoció que no encuentra el nombre de la persona capaz de haberse llevado al niño para hacerles daño. «Gabriel no tiene la culpa y tiene que volver con nosotros».

«Si me estáis oyendo, por favor, soltadlo y que vuelva con nosotros a casa», imploró Patricia, una joven madre rota por el dolor y a la que le «temblaban las piernas» de ver el compromiso de una ciudadanía, la almeriense, que desde un principio ha estado al lado de los padres. Un apoyo social que «nos mantiene en pie, enteros y luchando por Gabriel, que está bien en algún sitio y lo van a soltar».

El padre de Marta del Castillo

Pero no solo la sociedad almeriense se está volcando con esta familia en los que seguro son los momentos más duros que han tenido que vivir hasta la fecha. El resto del país está con ellos y como muestra la presencia entre la multitud de Antonio del Castillo, el padre de la sevillana Marta, y de los padres de Sandra Palo. Ángel Cruz, que agradeció su apoyo y muestras de ánimo, advirtió de que tanto Antonio del Castillo como Juan José Cortés, el padre de la niña Mariluz, que estuvo varios días en Níjar, «saben lo que estamos sufriendo, han pasado por ello y no han tenido las suerte de encontrar a sus hijos como va a pasar con Gabriel».

Entre la nutrida representación también estaban el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco; el presidente de la Diputación, Gabriel Amat; el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando; la delegada del Gobierno andaluz, Gracia Fernández; y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, quien hizo un llamamiento a confiar en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a «no perder la esperanza».

El grito más coreado por los presentes fue el de «todos somos Gabriel» y «lo vamos a encontrar». Pero, lamentablemente, pese a los apoyos y los esfuerzos de los investigadores, nada se sabe de este «pescaito» de 8 años desde la tarde del pasado 27 de febrero. Son muchos días los que han transcurrido hasta la fecha y el único rastro del niño fue la camiseta encontrada por la novia del padre de éste en las inmediaciones de la depuradora de Las Negras. Una prenda que vestía el pequeño en el momento de la desaparición, pero que no ha arrojado toda la información que deseaban los investigadores para dar con su paradero.

Agradecimiento

«Alguien nos ha parado la vida de golpe llevándose a Gabriel y hay gente que ha parado sus vidas para ayudarnos. Las palabras no son suficientes para demostrar y agradecer todo el apoyo que nos estáis transmitiendo», aseguró el padre del niño. Tanto Ángel como Patricia agradecieron a las miles de personas anónimas que les han trasladado su apoyo, una gente que «está intentando ponernos esta situación tan amarga y que desgarra nuestras entrañas un poco más fácil».

Como si de una jornada festiva se tratara, los colegios almerienses quisieron sumarse a una muestra de cariño que ha traspasado todas las fronteras. Los escolares, tal y como habían pedido los padres de Gabriel, pintaron sus particulares «pescaitos» y plasmaron sobre el papel frases de ánimo para después colgar estos dibujos en las ventanas de los diferentes centros educativos. Unos dibujos con unos mensajes muy cercanos, como el que recogía el realizado por Patricia Ramírez, que no dudó en recordar a los presentes el deseo de su hijo de ser biólogo marino. La madre del pequeño Gabriel en un tono intimista describió a éste como un niño con una «curiosidad inmensa» y poseedor de una «gran sensibilidad». Ahora solo toca esperar que se produzca esa «llamada» que tanto desean los padres recibir y que con ella se ponga fin a una pesadilla, que nadie desea ni para el peor de sus enemigos.