Los 21 ex altos cargos de la Junta, en el banquillo durante el juicio celebrado por el sistema de los ERE
Los 21 ex altos cargos de la Junta, en el banquillo durante el juicio celebrado por el sistema de los ERE - EP
Andalucía

De Mercasevilla al caso Madeja en la Audiencia Nacional

El juez José de la Mata ha procesado a 88 personas por la «Púnica andaluza», que investiga la obtención de contratos irregulares durante 15 años

SevillaActualizado:

En Mercasevilla saltó la chispa hace diez años que provocó un cortocircuito en el sistema de poder territorial más longevo de España. En 2009, Mercedes Alaya abrió la causa del delito societario en la lonja. Sin embargo, no fue ella sino su sustituta a partir de junio de 2015, María Núñez Bolaños, quien dio forma al auto de apertura de juicio oral que envió a la Audiencia en marzo de 2017 borrando el delito societario original y acusando a 14 personas por supuestos delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental.

Esta instrucción concluida por Núñez acaba de saldarse con una nueva condena mínima de dos años al exdirector general de Mercasevilla Fernando Mellet y 13 absoluciones. De tres instrucciones enjuiciadas por ahora, dos se han saldado con alguna condena (la del cohecho y la mal llamada del delito societario) aunque la pena ha sido rebajada por el tribunal. En cambio, fueron absueltos los diez acusados por la venta de suelos de la lonja.

Mellet aún tiene tres frentes abiertos por la adjudicación irregular de la guardería instalada en la lonja, las facturas supuestamente falsas a Hermes y los ERE subvencionados de Mercasevilla.

Caso Formación

El yacimiento de corrupción en Mercasevilla fue un filón inagotable judicialmente. Al caso ERE siguió el de la Formación, al que daría alas el propio Francisco Javier Guerrero. El ex alto cargo de Empleo declaró a Alaya en 2013 que en su dirección general «se movía dinero» pero que era «una parte muy pequeña» en comparación con la «destinada a la Dirección General de Formación, que era de unos 290 millones de euros».

Del tronco de esta nueva macrocausa surgieron otras ramas o diligencias: la pieza que analiza los 33,3 millones de euros concedidos al exconsejero Ángel Ojeda para formar a extrabajadores de la antigua factoría de Delphi, y el caso Faffe, gracias al cual los andaluces se enteraron de que con tarjetas oficiales de una fundación de empleo de la Junta se pagaron trece «juergas» en prostíbulos por 32.000 euros.

Caso Fitonovo

Del árbol de los ERE cuelgan el caso Transferencias de Financiación, que indaga si otras consejerías, además de la de Empleo, usaron el «método ERE», a través de la agencia pública IDEA, para repartir fondos de forma opaca; el caso de los avales, y el del préstamo de 36 millones de Santana, convertido en una ayuda a fondo perdido e irrecuperable para los andaluces.

De todos los sumarios que inició Alaya, uno de los que ha llegado más lejos es el caso Madeja, la «Púnica andaluza».El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha abierto juicio oral contra 88 personas, ente ellos excargos del PSOE e IU, en las siete piezas que integran el llamado caso Fitonovo, en el que se investiga la obtención de contratos de forma irregular durante 15 años a cambio de sobornos a las autoridades andaluzas.