Manuel Chaves, hoy en la comisión de investigación sobre financiación de los partidos políticos del Senado
Manuel Chaves, hoy en la comisión de investigación sobre financiación de los partidos políticos del Senado - EP
COMPARECENCIA

Manuel Chaves rechaza contestar las preguntas del PP en el Senado y niega una «caja B» del PSOE con los ERE

El expresidente desafía al senador Luis Aznar a probar el pago de sobresueldos a cargos socialistas y financiación ilegal de su antiguo partido

SevillaActualizado:

El expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se ha defendido este jueves atacando al PP en la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos Políticos del Senado donde ha comparecido el día previo a la apertura de la campaña electoral en Andalucía. Nada más comenzar, anticipó que no iba a responder ninguna pregunta del PP que pudiera perjudicar su defensa en el juicio del caso de los ERE, en el que está siendo juzgado como por un supuesto delito de prevaricación por implantar y mantener durante diez años un sistema de ayudas a prejubilados y empresas «arbitrario» y «opaco», según la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones populares.

«He sido convocado por el presidente del Senado a esta comisión, estoy incurso en proceso judicial en la Audiencia Provincial de Sevilla y no voy a contestar a ninguna pregunta que entienda que pueda perjudicar mi defensa», se justificó el expresidente andaluz.

Chaves, que se enfrenta a diez años de inhabilitación para empleo o cargo público, ha relatado que en todo el sumario de los ERE «en ningún momento y en ningún informe se ha encontrado ningún dato, indicio o prueba de financiación ilegal del PSOE; no se ha encontrado ningún indicio dato o prueba sobre fondos para las reformas de la sede central del PSOE; no hay ninguna prueba de presunta financiación ilegal de campañas electorales del PSOE (se dio de baja de este partido en 2015 tras su procesamiento en el caso ERE); no hay ningún dato, indicio o prueba de que se hayan pagado sobresueldos a los dirigentes del PSOE y no se ha encontrado ninguna caja B del PSOE».

El exsecretario general del PSOE andaluz hizo así una referencia velada a la sentencia del caso Gürtel que avala la existencia de una 'caja B' del Partido Popular, «consistente en una estructura financiera y contable paralela a la oficial, existente al menos desde el año 1989».

En su comparecencia, que coincide con el día previo al comienzo de la campaña de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, el que fuera presidente del PSOE a nivel federal y expresidente andaluz durante 19 años ha retado hasta en tres ocasiones al portavoz del grupo popular en la comisión, Luis Aznar, a que le aclarara en qué apartados del «sumario de los ERE aparece algún indicio, prueba o datos» sobre su «presunta implicación» en la financiación ilegal del PSOE.

Chaves ha tomado la palabra al final de su comparecencia, que ha durado una hora, para arremeter con dureza contra el PP por instrumentalizar el Senado. «Lamento actitudes grotescas y denezlables incompatibles con el respeto y la dignidad» de la Cámara Alta, dijo.

Ante estos reproches, el senador popular Luis Aznar ha cerrado su larga intervención puntualizando que «aquí nadie ha hablado de sobresueldos de cargos socialistas», pero que «habrá que investigarlos porque usted los menciona», como tampoco se ha hablado de la financiación ilegal de la sede central del PSOE, aunque sí se refirió a la supuesta financiación de casas del pueblo socialistas a través de subvenciones para cursos de formación concedidos por la Junta de Andalucía a sindicatos como UGT.

Chaves quiso tomar la palabra de nuevo para cerrar la comisión y exigirle que le pidiera disculpas al senador, pero la presidenta se la ha negado asegurando que es ella la que dirige este órgano.

El expresidente andaluz tuvo que escuchar durante su comparecencia en el Senado la grabación destapada por ABC en la que se puede oír cómo el director de Mercasevilla, Fernando Mellet, y su director adjunto piden una comisión a los empresarios del grupo hostelero La Raza. Les explican que, de las subvenciones que se reciben -en su caso 900.000 euros- hay de destinar una parte «adonde la Junta en cada momento nos dice».

Chaves tuvo que escuchar la escandalosa grabación de Mercasevilla: «La Junta colabora con quien colabora»

En aquel encuentro que se produjo en 2009 se recogen declaraciones tan llamativas como la siguiente: «La Junta nos dice esto es para los niños saharauis, y yo me creo que es para los niños saharauis. Pues serán para carteles de Felipe González, pero yo me creo que es para los niños saharauis, y nos imponen una serie de condiciones», asegura en la grabación Ponce, que mantiene que la Administración autonómica «tiene normalmente un esquema de funcionamiento muy simple: yo colaboro con quien colabora».

En su recorrido por el sumario del caso ERE, que se ha convertido en un monólogo, el senador del PP recordó que la Fiscalía cifra en 680 millones de euros las cantidades desviadas por la Junta de Andalucía a empresas afines al PSOE por subvenciones previstas para parados y empresas en dificultades, unas cifras que ha considerado «escalofriantes» porque representan 115.000 millones de las antiguas pesetas.

En su intervención final, Luis Aznar ha señalado que «es legítimo pensar que esas empresas afines al PSOE que han recibido de forma irregular el dinero de alguna manera le han devuelto a ustedes el favor» y que ha podido ser «a través de sobres cerrados» entregados en las «barras de cafeterías», episodios que aparecen relatados en el sumario de los ERE, que ha calificado como «el caso de corrupción más grave e importante de la historia de la democracia».

En esta comisión de investigación solamente participa el PP, mientras que la oposición mantiene su boicot desde que arrancó hace año y medio al entender que los populares la constituyeron para mermar la creada en el Congreso sobre financiación irregular del PP.