Javier Aroca es uno de los cuatro directivos que ha salido del Centro de Estudios Andaluces
Javier Aroca es uno de los cuatro directivos que ha salido del Centro de Estudios Andaluces - Madero Cubero

Limpia en el Centro de Estudios Andaluces que ahora hará sondeos electorales

El Gobierno andaluz ha cesado a la anterior directora, Mercedes de Pablos y con ella a Javier Aroca, Carmen Tovar y Paloma Cano

SevillaActualizado:

El Gobierno andaluz ha cesado a la cúpula de la Fundación Pública Centro de Estudios Andaluces, entidad que forma parte de la llamada administración paralela de la Junta de Andalucía y a la que ahora encargará la realización de sondeos electorales que se sumarán a los estudios de opinión que también realizará.

El cese de la directora gerente Mercedes de Pablos Candón ha supuesto también la salida de tres asesores muy reconocidos y mediáticos como son Javier Aroca, Carmen Tovar, vinculada al PSOE ya que fue alcaldesa de Castilleja de la Cuesta y delegada del Gobierno de la Junta en la provincia de Sevilla, y Paloma Cano, hija del recordado cantautor Carlos Cano. Para dirigir este centro han nombrado a Tristán Pertíñez Blasco, licenciado en Ciencias Políticas y Sociología.

Los tres eran jefes de área de esta fundación y han salido al cesar la directora gerente quien, por cierto, no abandona este ente ya que tiene una plaza en el Museo de la Autonomía, que está situado en Coria del Río (Sevilla). Javier Aroca era jefe de área de investigación y era un habitual en las tertulias televisivas de diversas cadenas; Carmen Tovar era jefa de área de Programas y Paloma Cano jefa de área del Museo de la Autonomía. Cada uno de ellos percibía un sueldo público de 45.685,21 euros brutos al año.

El consejero de la Presidencia explicó este martes que este centro, que cuenta con 33 trabajadores y un presupuesto de 2,9 millones de euros que no aumentará, realizará estudios de opinión sobre la realidad andaluza como hacía en sus primeros años de vida, y que preguntará a los andaluces «sobre los temas que nos interesan como la salud, la educación o cómo ven al Gobierno andaluz; asuntos que nos puedan ayudar en la toma de decisiones».

En estas encuestas, que todavía no se ha decidido qué periodicidad tendrán, también se preguntará por intención de voto directa. «Antes se preguntaba por preferencias ideológicas; ahora añadiremos una pregunta más en los estudios que hagan sobre la intención de voto directa de los andaluces. Nada más. Es habitual en todos los gobiernos regionales», explicó Bendodo quien recordó que el Gobierno andaluz siempre encargaba un barómetro «Al IESA, que realizó estudios entre 1996 y 2012, se le dejó de lado, y el Cadpea, de la Universidad de Granada, que publicaba el Egopa desde 2002, hace varios años que la Junta apartó el convenio».

«Necesitamos pulsar la opinión pública para ver dónde está la preocupación de los andaluces para así mejorar su calidad de vida», ha explicado Bendodo, al tiempo que ha destacado que estos estudios ya se realizan en otras comunidades autónomas «y se incluye una pregunta que nos viene bien a todos», aseguró en relación a la intención de voto.