La consejera de Educación, Sonia Gaya, mira al portavoz de la Junta, Juan Carlos Blanco
La consejera de Educación, Sonia Gaya, mira al portavoz de la Junta, Juan Carlos Blanco - Efe / Raúl Caro
EDUCACIÓN

La Junta de Andalucía va a reducir las clases de Religión a 45 minutos a la semana

La medida no entrará en vigor hasta el curso 2019/2020 pero la consejería quiere dejarlo todo previsto para evitar que lo tumben los tribunales

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Consejería de Educación va a reducir las horas lectivas de la asignatura de Religión en los cursos de Primaria para establecerlas en el mínimo que permite la Lomce, es decir, en 45 minutos semanales anulando así la autonomía que tenían los centros hasta ahora. Se trata de una medida que no entrará en vigor hasta el próximo curso 2019/20 y que obedece a una orden de curriculum que ya se está tramitando y está en fase de exposición pública y alegaciones.

El Gobierno andaluz ha optado por la prudencia y por eso ha publicado la orden con un año de margen ya que la anterior reducción de esta asignatura fue tumbada por el TSJA ante las demandas de los obispos y de un sindicato de profesores de esta asignatura.

La decisión de Alto Tribunal Andaluz de impedir la reducción del horario de Religión se debió a un defecto de forma que ahora la Consejería de Educación quiere corregir con suficiente margen para que los centros docentes puedan organizarse con tiempo los horarios de las clases. La Consejería de Educación presentó un recurso de casación contra el fallo del TSJA el pasado mes de mayo, pero paralelamente elaboró una nueva normativa que tendría preparada en caso de que los jueces se reafirmen en la nulidad de la orden actual sobre los horarios de Religión.

Esta reducción del horario de Religión será obligatoria para todos los centros que, hasta ahora y también en este curso que está comenzando, podían elegir entre 90 y 45 minutos semanales para esta asignatura. Hay, además, otro cambio significativo porque la Religión ya no computará en la media de las notas como sucedía hasta ahora.

El Gobierno andaluz asegura que se trata de una medida que ya han puesto en marcha el Ministerio de Educación dirigido por el PP en Ceuta y Melilla, por lo que rechaza que haya ningún interés ideológico. Al contrario, defienden que se trata de una reordenación de los horarios lectivos que pretende reforzar las competencias lingüísticas y matemáticas de los alumnos.

En Secundaria no va a cambiar la carga lectiva de la Religión sino que se mantendrá como hasta ahora. Así, los centros podrán seguir teniendo su autonomía y cada curso comunicarán a la Consejería de Educación las horas de Religión.